Búsqueda

martes, 14 de febrero de 2017

John Lennon - Lennon legend: The very best of John Lennon (1997)



Un recopilatorio de la carrera como solista de Lennon.

Artista: John Lennon
Álbum: Lennon legend: The very best of John Lennon
Año: 1997
Género: Rock
Duración: 77:39
Nacionalidad: Inglaterra


Lista de Temas:
1. Imagine

2. Instant karma!
3. Mother (Single edit)
4. Jealous guy
5. Power to the people
6. Cold Turkey
7. Love
8. Mind games
9. Wathever gets you thru the night
10. #9 Dream
11. Stand by me
12. (Just like) Starting over
13. Woman
14. Beautiful boy (Darling boy)
15. Watching the wheels
16. Nobody told me
17. Borrowed time
18. Working class hero
19. Happy Xmas (War is over)
20. Give peace a chance

Alineación:

John Lennon & The Plastic Ono Band excepto:

- "Imagine", "Jealous Guy": John Lennon, The Plastic Ono Band & The Flux Fiddlers


Recordando a John Lennon

.

"Vengan  juntos". Los fans se congregaron en las calles y las veredas de la ciudad de Nueva York tras el anuncio de la muerte de Lennon, el 8 de diciembre de 1980.

Yo estaba en el centro, en la Quinta Avenida [de Nueva York]. Cuando escuché las primeras noticias, pensé: "Se va a salvar", y esas cosas: "Es una herida superficial". Y después, más adelante, llegó la noticia en serio. No era solamente compinche mío; era compinche de todos, en realidad. Era un tipo gracioso. Y te das cuenta de que estás como atontado. La verdad es que no lo creés. Y pensás: "Dios mío, ¿por qué no puedo hacer nada?".
Entonces me puse bien borracho. Y me tomé otra por John. Después vino la confusión, los llamados telefónicos, tratar de averiguar si Yoko estaba bien.
Por un lado estaban los Beatles, y por otro estaba John. Como grupo, eran una excelente unidad. Pero John era dueño de sí mismo. Nos llevábamos muy bien. No nos veíamos muy seguido, pero él se daba una vuelta por tu hotel. Por lo común, si yo estaba en la ciudad, me alojaba en el Plaza. Si aparecía John, significaba que quería divertirse. No iba a visitarte para hablar de filosofía, digamos, si bien igual terminábamos hablando de eso. Yo llegaba a Nueva York y me golpeaban a la puerta: "Hola, mon. ¿Cómo va todo por acá?". Agarrábamos las guitarras y nos poníamos a cantar. Y, en nuestro tiempo libre, deliberábamos sobre la dominación mundial.
Se me pegaron cosas de él tanto como a cualquiera. Y algunas cositas de mí también se le pegaron a John, ¿no? Se las llevó con él. Justo falleció mi papá, y me guiñó un ojo antes de morir. Ahora realmente me siento mucho mejor con respecto a la muerte. Me hizo muy bien ese guiño. Le daría el guiño a John.
Rob Thomas
Todo lo que tenga melodía, de alguna manera se remite a los Beatles y a John Lennon. Eso se está diluyendo, y me entristece. Mi suegra sigue pensando en Lennon, y llora, y cuando yo pienso en él, me lleno de angustia… ¡y la generación que viene piensa en los Backstreet Boys! Tenemos que hacer algo para preservar el recuerdo de lo que hizo John.
Cuando yo tenía 17 o 18 años, me sentaba en mi cuarto con un teclado a componer canciones. Tenía un afiche de John Lennon de la primera época –de Liverpool–, y lo miraba a él, componía y pensaba: "Esto es lo que hizo John Lennon".
Creo que mis dos versos preferidos son de "God": "No creo en los Beatles/ Solamente creo en mí, /en Yoko y en mí". Y sin duda era el amor más genuino que vi jamás. Y también: "Yo era la morsa/ pero ahora soy John". Y parecía una revelación absoluta de su vida: por fin se dio cuenta de que era simplemente John, y de que lo importante eran él y Yoko. Porque creo que eso tiene que ver con cualquier persona que se pregunte por qué hace lo que hace, que intente encontrar el centro de su vida.
Ronnie Spector
Lo conocí en Londres en 1963. Las Ronettes eran, en aquel entonces, el grupo más aclamado en Inglaterra. El nos vio y se puso en contacto con nuestro manager, y hubo una fiesta y bailamos toda la noche con los chicos y les enseñamos los pasos de baile de Nueva York. Le caí bien no sólo por mi voz. Hacia el final de la fiesta nos pusimos a hablar. Yo tenía apenas 19 años y empezaba a triunfar, y él sabía cosas. Me dijo: "Va a cambiar todo. Vas a empezar a viajar en limusinas". Y yo le dije: "¡Me estás cargando!".
Años más tarde, me lo encontré por la calle. Me llamó por mi nombre: "¡Ronnie!" y me di vuelta; fue algo tan fuckin’ espectacular... Cuando me llamó, todos se dieron vuelta y lo vieron [y lo reconocieron], y no le importó. Fue justo antes de que lo mataran.
Cuando lo asesinaron, quedé tan devastada que estuve en cama durante una semana. Estaba en el estudio cuando me enteré; se me cayó el teléfono de la mano. Me partió el alma. Siempre pienso en John Lennon cada vez que estoy en un estudio de grabación. No lo puedo evitar. El es mi espíritu que me habla, que me dice: "No te des por vencida".
Charly Garcia
Yo estaba en mi casa y era un día lindo, me parece. Un amigo me llamó por teléfono para avisarme que lo habían matado a John. Fue como un flash que me pasó por la cabeza; me puse a llorar como un chico. No dudé; no pensé "esto es una mentira". Esa misma sensación me pasó un par de veces: cuando me tiré a la pileta desde el noveno piso me sucedió una cosa parecida. En ese momento es evidente que pasaron sólo uno o dos segundos, pero parece un toco, y muy pocas ideas entran en esa pausa.
Lennon me parece un genial cantante y compositor. Como guitarrista, para mí, reinventó la guitarra eléctrica. Podía hacerla sonar como un piano; podía tocarla sin que se escuchara mucho, pero a la vez propulsaba a la banda con mucha armonía y con mucho ritmo. Era un genial guitarrista rítmico.
Siento que ahora hay una revalorización de Lennon, pero me parece que la cosa va más por el lado intelectual que por el sentimiento genuino. Me gustaría que alguien se tomara el trabajo de analizar su música y la de McCartney, y hacer un análisis de obra de esas partituras. Seguramente encontrarían un montón de novedades y referencias que podrían ser muy útiles para la gente.
Lennon nos enseñó una cosa muy importante: les dijo a las personas "sean valientes". Les dio a todos la prueba de que podés ser joven, tocar un instrumento, cantar tus propias canciones y vestirte como quieras. En vez de cambiar él, cambió al mundo, para que el mundo fuera como él quería.
Shirley Manson
Yo tenía 14 años y estaba en mi primera clase del día, y unas compañeras mías que sabían que yo estaba obsesionada con los Beatles empezaron a burlarse de mí, diciéndome: "Ay, ¿viste John Lennon? Se murió". Después la profesora nos dio la noticia, y había otras compañeras a las que les encantaban los Beatles tanto como a mí, y todas lloramos sin parar. Nadie pudo abarcar la humanidad de Lennon, su humildad y su humor, su ingenio y su inteligencia, de la misma manera que él: como el perfecto músico de rock.
El mejor sueño que tuve en mi vida fue que iba sentada a su lado en un avión. Yo era su esposa, pero era yo misma. Lo único que pasaba en el sueño era que yo oía el zumbido del avión. Y no decía nada, pero sentí que estábamos conectados. Creo que nunca me sentí tan profundamente satisfecha como cuando me levanté a la mañana siguiente.
Steven Tyler
Recuerdo haber ido, solo, a New Hampshire. Para componer, para conectarme con mis tripas. Después, cuando me enteré de la noticia, fue más de lo que podían soportar mis tripas. Me arrancó un pedazo... No se me ocurre ninguna otra manera de decirlo. Estuve enojado tanto tiempo... Estuve físicamente enojado durante años después de que ese pelotudo lo mató. Me hizo bien llorar porque tenía una bronca de la puta madre.
De chico, iba al [Greenwich] Village todo el tiempo y fantaseaba con encontrarme a uno de los Beatles o de los Stones. Nunca tuve la oportunidad de ver a John, pero igualmente siempre sentí que lo conocía. Los Beatles nos enseñaron a volar y John nos enseñó a volver a tierra en caída libre. Si algo quieren lograr los compositores, es internarse en el alma y la psiquis de los demás, y de alguna forma cambiar todo. ¡Por Dios! ¿Qué parte de John o de los Beatles no se metió dentro de todos nosotros?
Billy Corgan
Tenía 13 años y vivía en los suburbios. Recuerdo que subí las escaleras corriendo y se lo conté a mi madrastra, y dijo: "Ay, Dios, qué terrible". Me di cuenta de que la noticia la conmovió, pero cuando uno es mayor termina diciendo: "Ah, el mundo está loco". Recuerdo que lloré porque le tenía una admiración total. Era un ser humano, a veces acertaba y otras se equivocaba. Desde el punto de vista del músico de rock, creo que uno está siempre en peligro. El artista es un bufón, y dentro de la comunidad es un pararrayos que atrae otras cosas. Matarlo fue como matar al rey. La gente perdió parte de la inocencia después de eso.
En aquel momento, el Bed-In de John y Yoko fue tomado para la joda. Para mí, fue un acto revolucionario de magnitud suprema. El fue el primero en afirmar, desde la cultura pop, que la paz era importante. Yoko comparte ese mérito. Dentro de cien, doscientos años, es posible que eso haya sido lo más importante que hicieron los dos. El hecho de que él estuviera dispuesto a sacrificarse por esa vocación superior, a exigir un cambio como artista, a arriesgar su carrera y soportar que lo ridiculizaran, a que la gente atacara a su esposa... realmente sacrificó muchas cosas. Pero no fue suficiente.
No creo que podamos llegar a saber en qué se hubiera metido [de no haber muerto]. Quizá gracias a él en los Estados Unidos se habría vuelto cool que cualquier persona mayor de 40 años vendiera discos. Si uno va a Europa, los tipos de más edad tienen éxito porque no pierden la virilidad cuando envejecen, pero en los Estados Unidos sí la pierden. El podría haber cambiado eso: podría haber logrado que se considere sexy ser mayor y seguir tocando rock. El tipo recién estaba entrando en calor.
Sinead O'Connor
Ese día cumplía 12 años y volvía de la escuela a mi casa, caminando. Supongo que a esa edad todavía no veía la muerte como algo absolutamente catastrófico. Por la esencia de mi personalidad, no considero catastrófica a la muerte. No es más que una puerta que se abre, y alguien se va a otro lado.
Lennon percibía el derecho que tiene todo el mundo a revolver mierda. Era muy valiente y vulnerable, y se dio cuenta de que mostrar la vulnerabilidad era un acto de valentía.
Probablemente le hubiera encantado el movimiento de rap. En muchos sentidos, el rap es el lugar donde se sigue oyendo la voz de John. La gente subestima el impacto subliminal no sólo de su música sino también de las cosas que hacía públicamente. Todo eso tuvo una influjo gigantesco en el rap y en las cantantes irlandesas chiquitas, audaces y boconas. Uno casi ni piensa en lo sexy que era. Además de todo, era maravilloso y espléndido y sexy.
Sting
Estaba en Miami, y The Police había terminado de tocar a eso de las 22.15. Me dijeron que lo habían atacado, y tuve la misma reacción que todo el mundo: incredulidad, conmoción, terror. Lo que sucede cuando mueren personas como él es que cambia el paisaje. Es decir: desaparece una montaña, se acaba un río. La muerte de Lennon fue probablemente así de significativa. Los Beatles fueron formativos en mi crianza, en mi educación. Provenían de un medio muy parecido al mío: la zona industrial de Inglaterra, de clase baja; compusieron sus propias canciones, conquistaron el mundo. A partir de ese molde, muchísmos otros chicos británicos intentaron hacer lo mismo. Todos extrañamos a John.
Marianne Faithfull
A cababa de subirme a un taxi, en Londres, cuando transmitieron la noticia, y entonces empezaron a pasar las canciones de Lennon. La primera fue "A Day in the Life". La noticia me conmovió por completo, pero, de alguna manera, no me sorprendió.
Nunca lo pasé tan fantásticamente bien con John Lennon como cuando fuimos a ver al Maharishi [Mahesh Yogi, un conocido gurú indio y consejero espiritual], y fue entonces cuando tuve más contacto con él. Era muy gracioso. Siempre le tenía un poco de miedo, porque era increíblemente astuto. El fin de semana en que fuimos a Bangor [Gales, donde el Maharishi daba una conferencia] fue muy intenso porque viajamos todos juntos en el tren: los Beatles, Mick Jagger y yo, y el Maharishi. Durante el fin de semana, nos enteramos de que Brian Epstein [el manager de los Beatles] había muerto de sobredosis. John quedó destrozado. Ojalá hubiera ido al retiro de la India; no porque me gustara el Maharishi, sino para estar presente, escuchar los comentarios que hacía Lennon por lo bajo y ver cómo se develaba todo, porque eso fue lo que pasó.
¿Su legado? Difícil expresarlo. O sea, no es nada. Simplemente la cambió la cara a la música popular para siempre, ¿no?
Michael Douglas
Tengo un hijo recién nacido, así que estuve escuchando mucho "Beautiful Boy". John se la escribió a Sean, y es una canción encantadora para un chico. Me hizo acordar de aquella época, en los años 60 y 70, cuando los Beatles y Lennon eran tan importantes. Y ahora que se acercan las elecciones, me hace pensar que a la política de hoy le vendría muy bien John Lennon, su veracidad. Se lo necesita.
Tom Petty
Estaba en los estudios de grabación Cherokee cuando me enteré. Estaba con [el productor] Jimmy Iovine, que conocía a John y había trabajado mucho con él. Llamó alguien al estudio desde Nueva York y dijo que habían atacado a John Lennon. Pensamos que era una broma y seguimos trabajando. Entonces llamó alguien y dijo: "Murió John". Entonces se detuvo la sesión, me fui y, camino de mi casa, vi que en los semáforos la gente lloraba dentro de los autos. Era difícil de creer.
John Lennon era todo. Su influencia fue inconmensurable en aquella época, cuando empecé a tocar, a mediados de los 60. Fue probablemente uno de los dos o tres grandes cantantes de rock de todos los tiempos, ¿y qué se puede decir de las canciones que escribió? Fue simplemente... trascendental. Y cómo tocaba la guitarra rítmica... lo estudié muchísimo. Si querés ver una buena guitarra rítmica de verdad, fijáte en A Hard Day´s Night cuando hacen "And I Love Her". John realmente era capaz de lograr que el grupo saltara por el aire.
Para mí, el legado principal de Lennon es la honestidad. Cuando yo era joven y los Beatles aparecían en televisión, eran los primeros que no se limitaban a decir esas payasadas tan obvias en el mundo del espectáculo. Decían cosas en serio. El fue un gran modelo para mi generación, porque uno sabía cuándo John sufría y cuándo John era feliz… pero todo de alguna manera salía bien.
Sheryl Crow
Estaba mirando Monday Night Football en la Universidad de Missouri. Howard Cosell anunció la muerte de Lennon, proclamando que habían asesinado a uno de los íconos de esta generación.
En los 60 y 70, Lennon representó la actitud de rebelión, descontento y conciencia social que tiene el rock & roll: la idea de que las personas podemos expandir la mente, crecer, vivir juntos y amar en paz. Trató de incorporar esos ideales en su música y en su vida. Su influjo se ve en todas partes, en todos los cantautores de rock & roll.
Peter Fonda
Era de mañana, y estaba sacando la nieve de la entrada de mi casa, en Montana. Entré y escuché en el noticiero que lo habían matado la noche anterior. No me entraba en la cabeza que alguien quisiera matar a una persona que nos había explicado tanto de la vida por medio de su arte.
Conocí a los Beatles por separado en 1965 y después pasé un par de días con ellos. Tomamos lsd en mi casa. Yo sabía que John tenía problemas conmigo. Pusimos una película de Jane y él estaba molesto. Eramos demasiados Fonda: mi padre [Henry], mi hermana, yo. Pero a medida que se extendía el viaje, John fue aflojándose conmigo. Pasé todo el tiempo con él. Terminamos en el baño, dentro de una gran bañera -por suerte sin agua-, cantando y tocando guitarras eléctricas que se amplificaban por la acústica del baño.
De esa experiencia surgió "She Said, She Said". John dijo en Rolling Stone que yo tuve que ver con esa canción. Me pareció increíble que hubiera sacado algo de todo eso. Usó al pie de la letra las palabras que le dije a George, que durante el viaje con ácido pensó que estaba muriendo. Le dije: "Sé lo que es estar muerto". John y George estaban sentados a la mesa conmigo y John preguntó: "¿Cómo sabés lo que es estar muerto?". "Me pegué un tiro cuando era chico." Pero accidentalmente. En mi cabeza estaba todo bien. Por supuesto, no estaba bien. Y luego oí el tema: "Cuando era chico/ estaba todo bien".
Noto el influjo de Lennon en mis hijos; piensan en "Imagine" como en un himno. ¿Hay algo que pueda superar eso? Ahí hay un empuje generacional. Los Beatles compusieron temas bailables para satisfacer a las multitudes; luego esos temas evolucionaron. Gracias a Dios que tuvimos a John, que su esencia no nos pasó flotando por el costado rumbo a otro lugar. Tuvimos suerte.
Andres Gimenez
no recuerdo bien el día de su muerte, porque yo era chico. No tomé conciencia hasta que pasaron unos años, y ahí me di cuenta de la importancia que John Lennon tuvo para la música -aun fuera de los Beatles-, y de la cagada que se había mandado el boludo que le pegó los tiros. Hoy lo que puedo sentir es una repulsión total; el mundo está lleno de locos, pero lo que hizo Chapman fue lo menos: matar a alguien para creerte que sos esa persona. Es asqueroso.
Yo creo que -más allá de que yo haga música pesada- todo el mundo aprendió cosas de los Beatles. A John Lennon, por mi edad, lo pude captar más por el lado musical; creo que es un tipo con mucho vuelo y un estilo muy particular de componer y de cantar. Es muy espiritual; eso es lo que más me gusta de él.
Hay un millón de grupos que tienen influencias suyas. De hecho, estoy escuchando el último disco de Soulfly, y canta una canción su hijo [Sean]. Lennon fue para los compositores lo que Jimi Hendrix fue para los guitarristas.
Después de muerto, Lennon dejó mucha magia y mucha música. Para mí fue como uno de esos tipos que atraviesan el tiempo. Podés escuchar a Lennon a diez cuadras y sabés que es él. Compuso música que está más allá de cualquier moda: en algún momento, en algún lugar, siempre vas a escuchar una canción de John Lennon, ya sea hoy o en el 2030.
Noel Gallagher
Estaba en mi casa de Manchester escuchando un partido de fútbol, y lo interrumpieron para comunicar que habían matado a John Lennon. La reacción fue: "Carajo". Hubo sólo silencio, en realidad. En especial para mi mamá, que fue adolescente en los años 60. Que muriera Lennon la afectó más profundamente a ella que a mí, porque por entonces yo tenía sólo 13 años.
No supe qué significó su muerte hasta que desentrañé el Album blanco, y entonces pensé: "Mierda. Este tipo ni siquiera sigue vivo". El legado de Lennon es ciento por ciento su música. No me interesa su actividad política ni que se haya vuelto comercial hacia el final de su vida. Su música es absolutamente eterna e insuperable. De no haber sido por John Lennon, creo que Paul McCartney habría hecho que los Beatles se quedaran componiendo "Yesterday" hasta el día mismo en que se separaron.
Si les preguntás a los músicos de avanzada de Londres, como los Chemical Brothers o Prodigy -si te remontás a los orígenes de esa música-, todo se frena en "Tomorrow Never Knows". Fue en 1966 cuando Lennon escribió ese tema. Si uno hace memoria, todas las demás canciones del momento seguían diciendo: "Me amás/ te amo/ dubi dubi dubi". Lennon quería sonar como un cántico de mil monjes en la cima de una montaña. Aunque hace veinte años que murió, probablemente siga estando veinte años adelantado a su época.
Lenny Kravitz
Conoci a Yoko y a Sean durante mi primera gira. Una vez, para mi cumpleaños, Yoko me regaló una de las remeras de John. Es negra, una de esas remeras de skaters; él se ponía esa ropa ajustada y brillante.
Hoy John estaría haciendo música de avanzada. Su primer disco solista es una de las obras más impresionantes que se grabaron en la historia. Hacia el final de "Mother", cuando dice "Mami, no te vayas. Papi, volvé a casa", el alma se le sale por la boca.
Drew Barrymore
yo tenia apenas 5 años cuando murió. Lo que recuerdo es que, cuando descubrí a los Beatles, me puse triste porque ése al que tanto quería ya no estaba. Fue a principios de los 80, y después, por unos años, no escuché más a los Beatles. Me volví a enganchar en serio con ellos a los 16, y desde entonces son lo único que escucho. Fue entonces cuando empecé a enamorarme de John Lennon. Con cada tema que canta, me vuelvo loca. Siento que no puedo hablar con suficiente elocuencia. En todas las circunstancias de la vida, cualquiera sea la pregunta que le hacés al universo, si ponés una canción de John Lennon, el universo te contesta.
Creo que "Watching the Wheels" es el tema que más me gusta, porque es totalmente verdadero. Me siento tal cual esa canción.
El nos dio excelente música para ponernos tristes, para hacer el amor, para reírnos, para conducir, y para cualquier tipo de cosas que uno vive en el mundo. Si uno pone la música de John para acompañar lo que esté haciendo en la vida, sea lo que fuere, encaja a la perfección.
Mike Myers
Estaba mirando Monday Night Football cuando anunciaron que habían atacado a John Lennon. Y después confirmaron que lo habían asesinado. Quedé devastado. Mi padre lo calificó de "magnicidio". Tal fue el impacto que tuvo su muerte en nuestra casa.
Mis padres nacieron en Liverpool, así que es de imaginarse que él era un dios para nuestra familia. Si dijera que estábamos intensamente orgullosos de Lennon, me quedaría corto. Llegué a pensar que era pariente de él, porque su acento era igual al de mi mamá y mi papá. John era fielmente dueño de sí mismo y dejaba que el corazón le indicara qué hacer; eso es lo que yo más admiraba de él. Mi padre también tenía esas cualidades maravillosas.
Pappo
Cuando me entere de la muerte de John Lennon, estaba de viaje. Qué lástima. Me molestó que lo hubieran asesinado. Hoy puedo encontrar influencias suyas en algunas bandas inglesas; creo que su legado es su música, su actitud y su mensaje de paz. Pero no creo que haya cambiado a la música, y tampoco al mundo.
Don Henley
La voz de Lennon fue una de las primeras que imité cuando empecé a cantar. Cuando hicimos pruebas en el living del papá de un amigo, para decidir quién sería el vocalista de nuestro grupo, hice una canción de los Beatles que cantaba Lennon. Hay algo que tiene que ver con su timbre de voz, algo que transmite, que todavía me llega. La calidad y la poesía de las letras. El burlón sentido del humor. Y lo aniñado que era, al principio. Hay una gran cantidad de cosas de él que me conmueven. Le canté "In My Life" a mi esposa en nuestro casamiento, en 1995.
Cuando por televisión apareció la noticia de que habían asesinado a John Lennon, yo estaba en la casa que tenía entonces en Mulholland Drive [en Hollywood]. Los meses posteriores los recuerdo como una época muy oscura. Reinaba una incomprensible sensación de pérdida. Me acuerdo de las olas de miedo y paranoia que se desataron en la comunidad musical; después, muchísima gente contrató seguridad. Lennon era una persona que parecía un miembro de la familia, que era indestructible. Ese acontecimiento me acompañó durante mucho tiempo; cuando oigo el nombre de Mark David Chapman, me sacude un temblor.
Lennon era, según sus propios términos, un "héroe de la clase obrera". Una letra que adoro en especial es la de "Imagine". Si uno lo piensa, podría haber sido muy controversial. Prácticamente no se oyó que nadie hiciera comentarios sobre los versos "Imaginá que no hay paraíso/ Es fácil si lo intentás. /No hay infierno debajo de nosotros...". Cuestiona todos los principios del cristianismo. Nadie armó alboroto por eso, como cuando dijo: "Somos más conocidos que Jesús"; probablemente no haya sido una frase falsa en el sentido técnico, pero aquella vez sí se le vinieron todos encima. "Imagine" habla de las guerras y los conflictos provocados por la religión y dice: "Terminemos con todo eso", lo que me parece una propuesta muy valiente y maravillosa.
Graham Nash
Estaba acostado en mi cama mirando Monday Night Football cuando escuché la noticia. La dio Howard Cosell. Además de ponerme muy, muy mal por haber perdido a alguien con quien me había encontrado muchas veces, lo primero que se me ocurrió fue pensar cuántas canciones no íbamos a poder escuchar nunca: las que John tenía en la cabeza.
John y yo nos conocíamos más o menos desde 1958, antes de los Beatles. La primera vez que realmente trabé relación con él fue en el Cavern de Liverpool, aproximadamente en 1962, cuando los Hollies compartieron cartel con los Beatles. John estaba siempre un paso adelante; es algo muy parecido a lo que hace Neil [Young]. Esas personas increíbles están siempre un paso adelante. Y a veces se caen, y otras veces vuelan. El legado de John es que dio al hombre común toda la dignidad que pudo. Defendió la dignidad, el respeto y las canciones que tenían razón de ser.
David Crosby
no me acuerdo dónde estaba en ese momento, pero sí recuerdo que me quedé muy deprimido porque lo quería muchísimo. Eramos amigos. Me parecía perspicaz, incisivo, astuto, ingenioso y buen tipo. El y los demás Beatles nos trataron muy bien cuando los Byrds viajamos a Inglaterra. Digamos que nos ampararon bajo su ala, y desde ese momento nos frecuentamos un montón de veces. Siempre que venían a los Estados Unidos, yo iba a los recitales y andaba con ellos.
Para mí, el legado de John Lennon son sus canciones. Todas esas obras brillantes, hermosas, increíbles. John era muy feroz; no era una persona tímida. Era un tipo de opiniones fuertes y no tenía ningún problema en expresarlas.
Art Garfunkel
Me acuerdo del día en que murió John Lennon. Yo estaba grabando mi disco Scissors Cut en los estudios Criteria, de Miami. Esa noche estaba poniendo las voces, y el ingeniero ayudante me interrumpió: "Tengo que darte una noticia terrible". Me tomé un largo descanso y traté de seguir grabando, pero no pude. Fui a la sala de control y dije: "Por hoy terminamos. No puedo trabajar, no puedo hablar... No sé qué decir".
Lo conocía un poco, y era extraordinariamente cautivante. Una vez, en el Dakota, después de cenar, me llevó al dormitorio. Yo me senté en la punta de su cama y me dijo: "Quiero que me cuentes de tu trabajo con Paul [Simon], porque tengo entendido que acaban de grabar juntos en Nashville". Recién habíamos hecho "My Little Town". "Me está llamando mi Paul", dijo, "que está haciendo un proyecto con Allen Toussaint. Y me pregunta si estoy disponible para la grabación. ¿Qué hago?". ¿Te imaginás lo que sentí? ¡John Lennon me pedía un consejo! En ese momento fue como si me hubiera pellizcado a mí mismo, porque tomé conciencia en un abrir y cerrar de ojos: con razón el tipo cautivaba totalmente al mundo entero; era tan comercial. Sabía qué cosa decirme que fuera algo compartido, humano, real, fundado y fascinante. Y lo mismo hacía con todo el planeta. El era un éxito discográfico: su propio ser era un éxito. Y le dije: "John, yo diría que sí, porque... Dejá de lado la personalidad y dejáte llevar por lo divertido de la mezcla. Hacé música con una persona con la que creaste un sonido. Lo que hay que procurar es un gran placer". No siguió mi consejo.
Tommy Hilfiger
Estaba en la ciudad de Nueva York con unos amigos, en el East Village, y pensé que era un chiste. Un par de personas del grupo dijeron que era verdad, pero realmente pensé que alguien debía estar bromeando. Las radios empezaron a difundir la noticia, y quedé totalmente conmocionado. Cuando empecé a caer en la cuenta, supe que era el fin de una era.
Los Beatles tenían un ingrediente cool. Un montón de músicos y grupos que ingresan en el circuito comercial suelen ser intérpretes para adolescentes, pero ellos se las arreglaron para evitar eso. John pasó de aquel pelo comercialmente despeinado a ser un hippie de California muy particular, pasando por la realeza y por ser casi un ícono que se rebelaba contra la moda. Cualquier ropa que se pusiera era considerada muy cool, como la remera que dice new york city con que se lo ve en la foto de Bob Gruen. Eso de por sí es icónico. Inclusive cuando pensamos en sus lentes con marco de oro... se los puso antes que nadie. Más adelante se los llamó "lentes de abuelita", pero eran los lentes de John Lennon. Y los cortes de pelo, y el bigote de morsa... Es innegable que fue una influencia para el mundo de la moda. Recuerdo que, cuando salió Help!, les sacaron una foto a los Beatles en la playa de Malibú, me parece, y John llevaba puesto un cinto de motocicleta con unos jeans gastados y desteñidos y una remera negra. Enseguida ese look se convirtió en algo muy cool. La gente lo toma como el Einstein del rock. Tenía muchísimas cosas guardadas bajo la manga, que nunca pudimos disfrutar.
Rep
el dia que mataron a Lennon yo me enteré mientras salía de un hotel alojamiento, después de pasar la noche ahí. Fue en una esquina de la avenida Entre Ríos, en un bar, desayunando, que vi el titular de último momento de "Clarín". Estupor, dolor. Sentí el fin de algo. Reaccioné dibujando esa misma noche una página de mi historieta "El recepcionista de arriba", en la que Lennon moría, subía al Paraíso y lo juzgaban. Obviamente, se quedaba en el Paraíso. La tira se publicó en el siguiente número de "Humor Registrado". Algunos lectores la malentendieron y se armó una polémica de cartas, muy dolorosa. Yo tenía 19 años.
Lennon es la rebeldía mezclada con el "nonsense"; un cinismo dulce que se transmite en su música y no sólo en sus letras. Creo que es capital su disco "Plastic Ono Band": es el principio de muchas cosas. Hay algo de obsesión, de machacar, y de gritos catárticos que llega hasta cierta música actual. Pero quizá su ideología es lo que más perdura; me quedó su rebelión, su pelea consigo mismo. Su "No sigan líderes ni ídolos".
Lennon no cambió la música; sí lo hicieron los Beatles. Y considero a Lennon el más fuerte de los cuatro beatles. Lennon embelleció el mundo, enojándose con él. Lennon es el eterno joven con ideología, como el Che. Hizo una música bellísima, de la cual elijo "Tomorrow Never Knows", "Strawberry Fields Forever", "Sexie Sadie", "Mother" y "Across the Universe".
John Travolta
Cuando me enteré, me figuré el lugar: fue como si me transportara mentalmente adonde ocurrió. Conocía muy bien ese sitio, porque había vivido en el edificio de al lado. Había un edificio en el que en diferentes momentos vivieron Carly Simon y James Taylor, los Beatles y Mick Jagger, y quedaba justo a la vuelta. Toda la zona -y en especial el Dakota- era terreno conocido para mí. Me imagino qué seguro se habrá sentido al entrar y salir de ahí, porque sé que yo me sentía seguro. Aunque hacía años que yo ya no vivía en ese lugar, sentí como si algo le hubiera pasado a un vecino de mi cuadra.
Cuando yo era chico, los Beatles significaron todo para mí, y John fue parte de eso. Me encantaba el personaje de Lennon. El sabía quién era y sabía qué representaba para el público. Sabía que tenía la palabra; sabía que tenía que explotarla para lograr algo. Pienso que incitó e inspiró a todo un grupo de jóvenes a que opinaran y dijeran lo que sentían.
Cuando me enteré, me figuré el lugar: fue como si me transportara mentalmente adonde ocurrió. Conocía muy bien ese sitio, porque había vivido en el edificio de al lado. Había un edificio en el que en diferentes momentos vivieron Carly Simon y James Taylor, los Beatles y Mick Jagger, y quedaba justo a la vuelta. Toda la zona -y en especial el Dakota- era terreno conocido para mí. Me imagino qué seguro se habrá sentido al entrar y salir de ahí, porque sé que yo me sentía seguro. Aunque hacía años que yo ya no vivía en ese lugar, sentí como si algo le hubiera pasado a un vecino de mi cuadra.
Cuando yo era chico, los Beatles significaron todo para mí, y John fue parte de eso. Me encantaba el personaje de Lennon. El sabía quién era y sabía qué representaba para el público. Sabía que tenía la palabra; sabía que tenía que explotarla para lograr algo. Pienso que incitó e inspiró a todo un grupo de jóvenes a que opinaran y dijeran lo que sentían.
Lucinda Williams
Estaba en Nueva Orleáns con [mi entonces novio] Clyde, sobre quien después escribí "Lake Charles". Recuerdo que íbamos caminando por la calle y después entramos en un bar. Era como un día cualquiera… y entonces la vida cambió por completo. Fue igual de doloroso que cuando mataron a Kennedy. Te soy sincera: después [del asesinato de John] dejé de escuchar a los Beatles. Eso me superó. No tengo ningún cd de ellos. Le puso fin a la cuestión, para mí. Adoro a John Lennon, pero es como una puñalada en el corazón. Sin embargo, el anteaño pasado incursioné un poquito en el repertorio de John, porque un amigo mío de Nashville siempre organiza en diciembre un homenaje a John Lennon, y el dinero recaudado se destina a apoyar la prohibición de portar armas. Me senté y me puse a trabajar con un par de canciones. Preparé "Mind Games", y fue de lo más cool. Extraño la hermosa música que rodeaba a esas letras excelentes, maravillosas, potentes, rebeldes.
Wyclef Jean
CUANDO ME ENTERE de que había muerto John Lennon, estaba en la casa de mi abuela, en Brooklyn. Dije: "Qué mierda". Era jovencísimo. Sentí el mismo cosquilleo en el estómago cuando murió Marvin Gaye: era totalmente inexplicable. Y ni siquiera lo conocía.
Lennon era, sin duda, un compositor excelente. La simplicidad con la que escribía los temas... es algo que entiende hasta un chico. Pero no es fácil escribir una canción simple. Y todos y cada uno de los temas de Lennon tenían un gancho alucinante.
Escribía sobre lo que pasaba, y siempre fomentó la paz mundial. Como Bob Marley e incluso Sting, trascendió sus fronteras y fue distinto de los demás. Vino a Nueva York y cantó sobre la guerra [de Vietnam]. Si bien nunca llegó a ver la paz mundial, pienso que cambió la mentalidad de muchísimas personas.
Jeff Lynn
Me acuerdo, sobre todo, del impacto. Yo estaba en Inglaterra; me levanté esa mañana y era lo único que pasaban en el noticiero, lo único que se escuchaba en la radio. La Radio Uno [emisora de música pop de la bbc] se había puesto a transmitir toda su música, sin cesar. Y al principio no me daba cuenta. Después de un par de canciones de John Lennon, salió alguien al aire y dijo algo sobre "la trágica muerte de John Lennon". Una vez que oí eso, quedé atontado.
"I Am the Walrus" es la canción más fabulosa de la historia, la sarta de palabrejas más ingeniosa y emotiva que existe. Uno se pone a pensar en "Materia amarilla de flan/ goteando del ojo de un perro muerto". "Sardinas de sémola/ trepando por la Torre Eiffel." Es absolutamente descomunal: los arreglos, los efectos de sonido, todo.
Joe Strummer
no recuerdo dónde leí esto, pero me llamó la atención, así que lo repito: los Beatles pertenecían a la primera generación de chicos británicos de clase baja, después de la guerra y el racionamiento y todo eso, a los que se les pidió que pensaran en sus sentimientos; y no sólo eso, sino que, además, se expresaran artísticamente. Lennon era único; es impresionante pensar en lo que se habrá desperdiciado en otras generaciones. Parte de su legado consiste en haberles abierto la puerta a quienes nunca habían tenido la posibilidad de soñar con semejantes cosas. Eternamente compararemos a nuestros nuevos genios con él.

Extraído de: Revista RollingStone http://www.rollingstone.com.ar/585090-recordando-a-john-lennon

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).