Búsqueda

lunes, 23 de enero de 2017

Thievery Corporation - The Richest Man in Babylon (2002)


Desde hace unos meses, un compañero de trabajo me viene hablando de Thievery Corporation. De toda  su  variopinta discografía, me recomendó de un modo especial que escuchara el tercer álbum de estudio, The Richest Man in Babylon, que efectivamente logró despertar enseguida mi interés... letras inteligentes, de un descarnado contenido social y humano, y que destilan rebeldía, se conjugan con atmósferas sonoras Ambient, Downtempo o World. Todo esto podría parecer un enorme desproposito, o incluso una nueva estrategia de marketing discográfico, pero... tal vez no sea ninguna de las dos cosas. El caso es que la musica está muy buena, y les invito a disfrutarla.  







Artista: Thievery Corporation
Álbum: The Richest Man in Babylon
Año: 2002
Género: Trip hop, downtempo, ambient, eléctronica
Duración: 57:05
Nacionalidad: EEUU


Lista de Temas:

01. Heaven's Gonna Burn Your Eyes
02. Facing East
03. The Outernationalist
04. Interlude
05. Omid (Hope)
06. All That We Percieve
07. Un Simple Historie (A Simple Story)
08. Meu Destino (My Destiny)
09. Exilio (Exile)
10. From Creations
11. The Richest Man in Babylon
12. Liberation Front
13. The State of the Union
14. Until the Morning
15. Resolution



Alineación:
Eric Hilton / compositor, productor
Rob Garza / compositor
Ustad Amir / sitar
Roberto Berimbao / bajo
Sonny Caberwal / tablas
Emiliana Torrini / compositora, voz
Javier Miranda / percusión
Verny Varela / flauta, voz
Chris Pupa / compositor
LouLou Ghelichkhani / voz
Sleepy Wonder / voz
Shinehead / voz
Kelvin Sampson / voz
Manoochehr Sadeghi / santur
Harold Little / trompa
Rick Harris / trompa
Patrick De Santos / voz
Palm Bricker / voz
Steven Albert / bajo
Frankie Addison / trompa
Roots Vrenios / guitarra
Jim West / batería
Wayne Wilentz / teclados
Desmond Williams / bajo, guitarra








"El hedor maléfico de la explotación flota en el aire estancado...
indigno de alabanza y admiración, eres el hombre más débil de Babilonia"

 "El hombre más rico de Babilonia"


Si al escucharla te da la impresión de que se trata de  simple "música florero", concebida para utilizarse como fondo relajante en una cena íntima, una fiesta chill out, o como hilo músical para cafés lounge, te ruego que lo reconsideres. Letras comprometidas, muy politizadas, que retratan un sistema socioeconómico que está oliendo a podrido y que se hunde paulatinamente en sus propios excrementos: esto es Thievery Corporation. Pero al mismo tiempo es una invitación a trascender fronteras y nacionalidades, para encontrar la honda conexión espiritual que nos entrelaza unos a otros. La supranacionalidad de la raza humana, ensalzada a través de deliciosas incursiones por el colorido collage étnico de todo este hermoso planeta...  



Thievery Corporation se formó en 1995 cuando sus dos componentes, Eric Hilton y Rob Garza, fueron presentados por un amigo común en el Eighteenth Street Lounge Club, propiedad del primero. Ambos compartían una gran pasión por la bossa nova de los sesenta y  setenta, por un jazz bastante minoritario, y por The Clash. Así que se animaron a unirse para hacer  juntos una mescolanza tan brillante como demencial de todo ello y de lo que les saliera al paso. 

Ya que no esperaban ningún apoyo por parte de  las grandes discográficas, crearon su propio sello, Eighteenth Street Lounge Music (ESLM), que creció enormemente desde su fundación en 1996 y que reúne en su escudería algunas de las bandas más insólitas y prometedoras del panorama internacional. Ese mismo año, sacaron al mercado “Sounds from the Thievery Hi-Fi”, su álbum debut, que además fue el primer disco publicado por aquel sello discográfico.

A este álbum le siguieron  “The Mirror Conspiracy”, publicado en el 2000 y  “The Richest Man in Babylon”, que fue publicado en 2002. Les sigue una discografía de al menos cinco albumes más, pero ahora me voy a centrar en el último que mencioné, que es el álbum al que está dedicada esta reseña.





Yo, que soy bastante profano en este tipo de música (esta banda la conocí recientemente gracias a mi compañero Jose, y aprovecho para agradecerselo aquí. Por cierto, las tres fotos del post en las que se ve a Thievery Corporation en concierto fueron tomadas por él, que se fue a Nueva York para verlos en directo. El concierto se celebró el día 9 de diciembre de 2016), he estado haciendo averiguaciones, y, aunque me causa rechazo catalogar o etiquetar cualquier cosa, en especial si se trata de música, si tuviera que hacerlo, la etiquetaría a veces como downtempo, otras como étnica, en otros casos como electrónica, ambient,  jazz latino, oriental, dub, trip hop y un largo etcétera. 
Qué es downtempo? Esto es lo que nos dice la wikipedia:

"Downtempo (o downbeat) es un tipo de música electrónica caracterizada por su sonido relajado, similar al ambient, con la diferencia respecto a éste de que normalmente cuenta con ritmo o groove. Este beat puede ser conseguido a partir de loops con una sonoridad hipnótica. Otras veces, los ritmos son más complejos y prominentes, pero incluso en ese caso tienen menos intensidad que en otras formas de música electrónica. El término música chill out se ha empleado en ocasiones para referirse a esta música, pero es una palabra que se aplica también a otros géneros. Un género relacionado con el downtempo es el trip hop, aunque el downtempo normalmente utiliza un tempo más lento." 
Y qué es música ambient?  Vuelvo a consultar la wiki: La música ambient es un género musical en el cual se hace hincapié en el tono y la atmósfera por encima de la estructura musical o del ritmo tradicionales. Se dice que la música ambient evoca una cualidad "atmosférica", "visual" o "discreta". Según las palabras de uno de sus pioneros, Brian Eno, "la música ambient debe ser capaz de dar cabida a muchos niveles de atención de escucha sin imponer uno en particular, debe ser tan ignorable como interesante."


El álbum
En cuanto al álbum, “The richest man in Babylon”, profundamente ecléctico y con un fuerte cariz social, fue el que realmente los lanzó a la fama. Su título está inspirado en un libro de George Samuel Clason, publicado en 1926. Uno de esos tantos manuales de autoayuda que te revelan el secreto (celosamente guardado por unos pocos iniciados) de cómo ponerse rico en cuatro dias. El álbum retrata, entre otras cosas, la pobreza humana de muchos ricos y aspirantes a ricos. 

Aclamado por la crítica internacional, “The richest man in Babylon” debutó en el top ten del Billboard Independent Albums Chart en octubre del 2002, y alcanzó los primeros puestos en el Billboard Dance/Electronic Chart a finales del mismo mes.

Con la presencia de artistas invitados tan dispares como Emiliana Torrini, Verny Varela, Lou Lou, Pam Bricker, Notch y Patrick dos Santos, “The richest man in Babylon” es un viaje a través de la bossa nova, el lounge, el dub, el reggae, el trip hop, los ritmos orientales o el jazz, aderezado por música electrónica cálida e imaginativa. Sus temas están cantados en inglés, castellano, francés, portugués y persa

Hoy más que nunca precisamos de visión  global y esclarecimiento: y eso es lo que creo que no deja de susurrarnos al oído en cadauno de sus temas la música de Thievery Corporation. 


                                            el Canario


  

para terminar, una interesante reseña que encontré en la red:

Fue en 1996 que Thievery Corporation fue reconocido por su ya clásico disco electrónico Sounds From the Thievery Hi-Fi. Este disco ya indicaba su habilidad para mezclar sonidos aparentemente divergentes para crear un estilo totalmente nuevo. Gracias al éxito del disco hicieron una serie de remezclas para David ByrnePizzicato FiveStereolabBaaba Maal y muchos otros artistas. 

Dos años más tarde, en agosto de 2000, Thievery Corporation sacó a la venta The Mirror Conspiracy. Este disco representó un paso adelante en el sonido de Thievery Corporation en cuanto a estilo y envergadura. El disco no sólo fue un éxito de críticas sino que también logró vender más de 350.000 copias mundialmente sin el apoyo de la radio comercial ni de una multinacional. 

A principios de año Hilton y Garza fueron escogidos por Verve para seleccionar sus temas favoritos del archivo de este seminal sello de jazz. El recopilatorio se llamó Sounds from the Verve Hi-Fi, una alusión irónica al debut de Thievery Corporation y sirvió para presentar los clásicos de Hilton y Garza a un nuevo público. Thievery tuvieron el honor además de remezclar la canción de Astrud GilbertoWho Needs Forever, que aparece en el disco Verve Remixed

Después llegaría su The Richest Man In Babylon. Rob y Eric lo consideraron en su día su trabajo más introspectivo hasta la fecha. Ese álbum los abre hacia algún lugar entre el rock, el dub, la psicodelia, los ritmos latinos y la electrónica. La diversidad de sonidos que se encuentran en The Richest Man In Babylon no debería sorprender a los que ya conocen al dúo que tienen un bagaje musical muy diverso tal y como demostraron en el mix, The Outernational Sound donde mezclan bossa, soul y cualquier cosa que les masajee el oído y además en su propio sello Eighteenth Street Lounge. Un nuevo Cd mix que se saboreó como otro coctail de lujo por sus seguidores fue su Dj Kicks (Studio !K7) de 1999 con material de Dj Cam, Jazzanova o A forest mighty blackThe Cosmic Game es hasta la fecha su último trabajo en las tiendas y cuenta con las voces de sospechosos habituales como David Byrne y otros nombres no tan obvios como The Flaming Lips  o  Perry Farrell.

http://www.clubbingspain.com


2 comentarios:

  1. Me encanta el Trip-Hop y ésta es una bandota, ¿no tendrán mas álbumes de ellos en esta calidad?

    ResponderEliminar
  2. Hola!sigue pendiente de lo que sale en el blog porque dentro de poco publico más de Thievery

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).