Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

domingo, 1 de enero de 2017

Empire Brass Quintet - The Glory of Gabrieli (2002)

Les traigo un álbum  de música del renacimiento tardío, interpretada por el quinteto de vientos Empire Brass. Reúne varios temas de Gabrieli, y de otros músicos renacentistas, tales como Byrd, Palestrina, Orlando de Lassus, etc.

Es una ofrenda musical para celebrar este año que comienza, dedicada a todos ustedes, los que pululan por los laberintos de este inmenso blog, igual que yo. 

A todos, Feliz Año Nuevo.




Artista: Empire Brass Quintet
Álbum:  The Glory Of Gabrieli
Año: 2002
Género: clasica, brass
Duración: 58:39
Nacionalidad: EEUU



Lista de Temas:
1. Giovanni Gabrieli: Canzon Duo Decimi Toni
2. Gabrieli: Canzon Septimi Toni No. 2
3. Gabrieli: Canzon VII
4. Gabrieli: Canzon IX
5. Anon, c.1500: Gloria
6. Claude Gervaise: Pavane di Angleterre
7. Samuel Scheidt: Galliard
8. Christopher Tye: In Nominee XII
9. Gabriel Diaz: Lauda Jerusalem
10. Giovanni Pierluigi da Palestrina: Vos Amici Mei Estis
11. Gabrieli: Canzon XVI
12. Adriano Banchiere: Concerto Primo: La Battaglia
13. Giovanni Cavaccio: Credidi (Tertii Toni)
14. Orlando di Lasso: Ola, O Che Bon Eccho
15. Gabrieli: Sonate XIII from Canzone e Sonate
16. Gabrieli: Canzon XI
17. Thomas Tallis: Veni Redemptor I
18. William Byrd: Non Vos Remiguam
19. Gabrieli: Canzon A 12
20. Gabrieli: Canzon A 12 Echo


Alineación:
Rolf Smedvig / Trumpet 

Derek Lockhart / Trumpet
Victor Sungarian / French Horn 
Greg Spiridopoulos / Trombone  
Kenneth Amis / Tuba






     Nunca les he hablado de mi afición a la música de metales, sobre todo del renacimiento y barroco. Desde Susato a  Biber, de Dowland y Byrd a Zelenka, he reunido una amplia colección de esta música que me inspira paz y un sentimiento de inmensidad que es dificil de expresar. Otro instrumento que me causa la misma fascinación es el laúd, y el responsable en este caso fue Jan Akkerman sobre todo a partir del breve tema Delitiae Musicae, recogido en el álbum Hamburger Concerto, de Focus.

Hoy, primer día del año, no pienso hacer muchos comentarios; sólo vengo a dedicarles a ustedes, mis cofrades, uno de mis álbumes favoritos en este género. Es un disco del quinteto de vientos norteamericano Empire Brass, en el que se interpretan varias piezas de Gabrieli y de algunos de sus contemporaneos. Intervienen, además del quinteto, unos colegas suyos de la  New York Philharmonic y de la Boston Symphony Orchestra Brass. 
Como ya dije, los conjuntos de metales me gustan mucho, así que si a alguien le interesara, podría reseñar más sobre el tema.

Quisiera, al comenzar el año, saludarles a todos y a cada uno en persona, desde el sobrehumano Moe y el inefable Mago Alberto, que tanta belleza nos han brindado, al enciclopedico Dark-ius, la alegría y salsa de este blog. El brillante Alejandro Morgan, la princesa Vicky y Carlos; los amigables Calleneptuno y Dnilson Jamil. Tambien los generosos McLehast, y Katetoscopio del blog "Las Galletas de María", y a otros más que se me pueden estar quedando en el tintero. A muchos Anónimos... ( o serán siempre el mismo?) que han intervenido aportando muchas cosas valiosas. 
Y a todos los demás, los que nunca comentan, pero están ahí, formando parte de esta gran hermandad sonora.

Quiero añadir además a todos los amigos de páginas de facebook que publican mis post, y quiero darles las gracias por hacerlo.

¡Que para todos ustedes este sea un feliz año, lleno de oportunidades y aciertos. Salud!






     The Empire Brass Quintet

El conjunto Empire Brass goza de la reputación internacional de mejor quinteto de metales de América del Norte, conocido por su brillante virtuosismo y la diversidad de su repertorio sin igual. Los cinco músicos - todos los cuales han ocupado posiciones de liderazgo en importantes orquestas americanas - realizan más de 100 conciertos al año en ciudades como Nueva York, Boston, Chicago, Washington, Londres, Zurich y Tokio. Con sus grabaciones de mayor venta en el sello Telarc, han iniciado a una audiencia muy grande en todo el mundo a la emoción de la música de vientos que va desde Bach y Handel al jazz y Broadway. Se encuentran tan a sus anchas ejecutando las  obras majestuosamente antifonales que Gabrieli compuso para la catedral de San Marcos en Venecia como haciendolo con las exuberantes melodías que Richard Rodgers y Andrew Lloyd Webber escribieron para Broadway. El Empire Brass es el primer grupo de metales en ganar el prestigioso premio de Música de Cámara Naumberg.

Además de actuar a lo largo y ancho de los Estados Unidos, el Empire Brass ha recorrido el Lejano Oriente trece veces, y hace conciertos regularmente en Europa, dos veces en Roma en los últimos dieciocho meses. Se ha presentado ante las audiencias de la antigua Unión Soviética, donde sus conciertos fueron transmitidos en televisión. El conjunto ha actuado con las principales orquestas sinfónicas, como la Sinfónica de Chicago, Boston Symphony, la Orquesta de Filadelfia, Filarmónica de Nueva York, Toronto Symphony, Detroit Symphony, Sinfónica de Cincinnati y de Zurich Tonhalle Orchester. Visita con regularidad los principales festivales de verano como Ravena, Tanglewood, Caramoor, Saratoga y Chautauqua.

En cuanto a su actividad televisiva, el Empire Brass ha sido presentado en la CBS, Good Morning America, en la cadena NBC en los programas Today ShowSunday Today y en  Mr. Roger's Neighborhood en la PBS. Es un invitado habitual en las redes de radio comerciales y públicas en todo el país, que interviene en programas como St. Paul Sunday Morning, Traditions  y  Performance Today, en la NPR .

En diciembre de 1987, el Empire Brass fue el primer conjunto que actuó en el Carnegie Hall recién remodelado. También abrió el Carnegie Hall Centennial Gala uniendo sus fuerzas con los miembros de la Filarmónica de Nueva York en el estreno mundial de la Fanfare for the Uncommon Woman, a cargo de  Joan Tower.  

www.empirebrass.com

Giovanni Gabrieli

(Venecia, h. 1557-id., 1612) Compositor veneciano. Salvo un paréntesis de cuatro años en la corte de Munich (1575-1579), su carrera transcurrió en Venecia, ciudad en la se hallaba vigente el estilo policoral, que él llevó a su máximo esplendor. Discípulo de su tío Andrea Gabrieli, a su muerte en 1586 le sucedió como primer organista de la catedral veneciana de San Marcos, cargo que ocupó hasta el final de sus días. Su colección de Sacrae Symphoniae (Sinfonías sacras, 1597 y 1615) inaugura una serie de composiciones elaboradas a partir de diversas y complejas combinaciones vocales e instrumentales, que van desde el madrigal sacro hasta el motete concertado, con inclusión de movimientos y sinfonie, confiados únicamente al conjunto instrumental. El resultado son unas obras espectaculares, de una riqueza sonora y expresiva desconocida hasta entonces. Bajo la dirección de Gabrieli se formaron algunos de los grandes maestros del tránsito al Barroco, como Heinrich Schütz.

                           

                                                     Giovanni Gabrieli
Poco se conoce de los primeros años de la vida de Giovanni Gabrieli. Entre 1575 y 1579 se encontraba en Munich como ayudante de Orlando di Lasso. Su primera composición impresa figura, en efecto, en el Secondo libro de' madrigali a 5 voci de' floridi virtuosi del Serenissimo Duca di Baviera (1575). En 1584 pasó a desempeñar el puesto de segundo organista de San Marcos de Venecia, sucediendo a su tío, que había sido nombrado primer organista; a la muerte de éste le sucedió en el puesto, manteniéndolo durante toda su vida. En 1587 inició su actividad de editor de la música de su tío en varios volúmenes, en los cuales incluyó obras propias. De 1591 son los Dialoghi musicali, publicados conjuntamente con Annibale Padovano, en los que figuran las famosas Battaglie.
Pero la obra capital de Giovanni Gabrieli está constituida por los dos volúmenes de las Sinfonías sacras, publicados respectivamente en 1597 y en 1615; se trata de composiciones totalmente originales, cuyo fondo altamente dramático alcanza finas expresiones líricas. Por primera vez en la historia del arte instrumental se precisan los instrumentos a los que está destinada la ejecución, los matices, los efectos dinámicos. Gabrieli domina el timbre, anima los acentos con luces y colores y no deja de utilizar ningún medio que le permita alcanzar el resultado que le dicta su inspiración. El mismo espíritu nuevo y vital impregna las composiciones vocales, sacras y profanas: el texto es tratado de un modo casi pictórico, hasta el punto de que algún crítico ha comparado su arte con el de Tiziano.
Las piezas contenidas en las Sinfonías sacras tienen particular valor histórico en cuanto representan el primer ejemplo importante de estilo sinfónico; no porque no existiesen ya antes composiciones para varios instrumentos (ni siquiera era nueva la palabra "sinfonía", aunque hubiera sido usada con varios significados), sino porque Gabrieli fue el primero en mostrar un sentido maduro y artístico del conjunto instrumental como medio sonoro autónomo, aunque por ciertos aspectos ligado todavía al estilo vocal.
Las obras y la actividad de organista dieron a Gabrieli una fama que se extendió por toda Europa: a su escuela acudieron discípulos de todo el continente, siendo uno de los primeros Heinrich Schütz. La mayoría de sus obras no se publicaron hasta después de su muerte, en 1615, quizá por expresa voluntad de Gabrieli: son las Canzoni et Sonate "para ser tocadas por toda clase de instrumentos", de 3 a 22 voces. Motetes y otras obras sacras se encuentran dispersos en numerosas colecciones aparecidas entre 1588 y 1630.
www.biografiasyvidas.com




el Canario


5 comentarios:

  1. Que linda entrada Canario!!!! gracias por los saludos no solo al staff sino a todo el blog cabezón!!! Felicidades para usted también señor Canario! :)
    Y mientras disfruto de la maravillosa música que publicaste en el video, y aunque el escaso tiempo que me queda luego de generar tanto contenido, comida para las bestias cabezonas que visitan este espacio, me atrevería a pedirte que nos ilustres un poco más sobre los conjuntos de metales, si es que no es mucho pedir. Giovanni Gabrieli me ha asombrado, una maravilla! sobretodo con "Canzon XVI for 12 Parts", así que si quieres seguir por esta senda y enseñarnos un poquito más, yo encantado.

    Gracias mi amigo Cana por todo esto. Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  2. Que bueno que me enseñes esta música nueva tan vieja. De todos los compositores que hay en el disco solamente conocía Giovanni Perluigi da Palestrina, porque heredé una edición miniatura Eulemburg de la Missa Papae Marcelli, así que lo busqué para escucharlo. Te lo agradezco mucho, así como el que me hayas mencionado. Está bueno conocer algo más sobre bronces y maderas, y si te gusta Dowland buscá las versiones de Sting (y después perdelas, porque para lo único que sirvieron fue para popularizar a Dowland) pero buscá y atesorá las de Andreas Scholl.

    ResponderEliminar
  3. Que bueno que les gustará y, Moe, sólo estaba esperando que alguien me lo pidiera para animarme a poner otro disquito así, Pero no de la misma ensemble de vientos, otra, también buenísima. Así que acepto la propuesta. Abrazos a los dos

    ResponderEliminar
  4. Si conozco songs from the labyrinth Ale, incluso se me había pasado por la cabeza reseñarlo, pero creo que no lo haré

    ResponderEliminar
  5. Cana Querido,

    Si bien ya nos hemos saludado por otros medios, nuevamente te agradezco tu amistad y tanta amabilidad de tu parte, que no puedo pasar por alto.

    Comparto contigo la afición a las brass o conjunto de metales. Es claro que en pretéritas épocas este tipo de agrupaciones eran más populares, sin embargo con el transcurso del S.XX, no se si será por culpa de los instrumentos electrónicos, u otro motivo que por ahora se me escapa, su popularidad se ha apagado drasticamente. Es claro que el dominio de estos instrumentos requieren mucha dedicación y el esfuerzo físico pulmonar adicional, que para otros no son necesarios.

    Si mal no recuerdo, George Telemann escribió bastante para vientos.

    Un abrazo y un brindis para toda la cofradía cabezona
    Dark-ius
    (¿Aló Mamá? ¡Estoy triunfando!!!)

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana