Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

lunes, 17 de octubre de 2016

Yes - Tales From Topographic Oceans (1973 versión 2016)


El Mago Alberto se zarpa de nuevo y nos trae los cuentos de los océanos topográficos versión 2016. Si, si. El Mago Alberto nos trajo la reedición del clásico disco doble de Yes, pero versión triple y sonido modernizado, proceso que estuvo a cargo de Steven Wilson en la mezcla. Tomas en vivo, extras, versiones instrumentales, recuerdos y diverso material gráfico forman parte de esta nueva versión de una de las mayores obras sinfónicas creadas desde el rock y una de sus obras más emblemáticas de Yes. Con ustedes, la nueva versión del disco de la Verdad, el Conocimiento, la Cultura y la Libertad.

Artista: Yes
Álbum: Tales from Topographic Oceans
Año: 1973-2016
Género: Rock sinfónico
Nacionalidad: Inglaterra


Lista de Temas:
CD 1:
1. The Revealing Science Of God (New Stereo Mix)
2. The Remembering (New Stereo Mix)
3. The Ancient (New Stereo Mix)
CD 2:
1. Ritual (New Stereo Mix)
2. Dance of the Dawn ( New Stereo Mix)
3. Dance of the Dawn ( Studio Run Through)
CD 3:
1. High the Memory (studio run-through)
2. Giants Under the Sun (studio run-through)
3. Ritual (live, Zurich, April 1974)
4. The Revealing Science of God (single edit)
5. The Remembering (single edit)
6. The Ancient (single edit
7. Ritual (single edit I)
8. Ritual (single edit II)

Alineación:
- Jon Anderson / voz
- Chris Squire / bajo, voz
- Steve Howe / guitarras, voz
- Rick Wakeman / teclados
- Alan White / batería, percusión



Un disco doble con cuatro canciones, una por cada cara. Cada una de estas suites superaba los 20 minutos. En ella, los cinco músicos mostraban sin reparos su virtuosismo, hasta tal punto que seguramente Gustav Mahler hubiera envidiado sus habilidades. Por si fuera poco, las letras de los cuatro temas partían de textos sánscritos y las palabras estaban minuciosamente seleccionadas por su sonido más que por su significado. Faltaban aún al menos tres años para que pareciese excesivo. Hoy se tiene otro concepto de discos como este, pero entonces era lo más avanzado a lo que el rock podía llegar, lo que se llamó el rock progresivo, con todas sus virtudes y defectos.
Aquí, las palabras del Mago con respecto a la sorpresota que nos trae en esta oportunidad...


Reseñar este tipo de material a estas alturas es casi redundante, obvio, pero "NO" cabezonas y cabezones, los que escuchen de nuevo este disco se van a llevar una grandísima sorpresa. Los fanáticos, aquellos que conocen Tales como la palma de su mano, quizás sean los más sorprendidos. Y créanme que si alguien suponía que por mas remasterización no se le podía sacar más provecho a este disco... se equivoca.
Mr.Wilson se tomó el enorme trabajo de "re-mezclar" esta obra monumental, y llevar a planos más audibles todos aquellos arreglos de segundas guitarras, coros, teclas, efectos y perfeccionar lo que ya estaba ahi... ¿el resultado?. Agarrate y acomodate porque es terrible, dedicale tiempo, dedicale toda tu atención, y pegate alguna alabanza por las dudas... vas a escuchar "Ritual" como jamás lo habías escuchado, los outtakes son espectaculares. Creo que si amabas esta obra después de escucharla remezclada la vas a volver amar pero de manera distinta. Encima en version TRIPLE.
Gracias infinitas a Mr. Wilson, por tomarse este trabajo; se me puso la piel de gallina en algunos pasajes, en otros tuve que volver atrás unos segundos para escuchar todos esos pasajes que siempre estuvieron impresos en mi memoria auditiva y que volvian nuevos, inesperados, atrapantes.
Jamás se me cruzó por la cabeza que uno de mis albumes favoritos iba a reinventarse en el 2016 para volverlo a escuchar y escuchar y escuchar....
Un pequeño consejo: aquel que tenga un buen reproductor, que busque una ecualizaci{on normal, alta en bajos y en agudos, y que le de volumen, mucho volumen... estoy seguro que va a decir ¡Gracias Steven Wilson por esto!. Amén.


Como dato anecdótico, les comento que este disco iba a titularse en un principio "Tales from the Turbographic Tales" (Cuentos de los océanos turbográficos), probablemente inspirado en el libro "Cuentos de imaginación y misterio" de Edgar Allan Poe. Sin embargo, Phil Carson comentó que le sonaba como "océanos topográficos". A Jon Anderson le gustó más esa variación, así que lo cambiaron inmediatamente. Según el cantante, este nuevo título tenía más que ver con su contenido, cuatro canciones que ilustraban la Verdad, el Conocimiento, la Cultura y la Libertad. Estos cuatro conceptos los había conocido Anderson a través de los escritos del hindú Paramahansa Yogananda y a las Escrituras Sánscritas, que durante siglos fueron consideradas como fuente de conocimiento especializado en materias como física, química o biología.


Tales From Topographic Oceans is the fifth in a series of remixed and expanded Yes classics. The album has been remixed in both stereo and 5.1 surround sound from the original multi-track tapes by Steven Wilson, and is fully approved by Yes.
The CDs feature the new mix of the original double album, an unedited / extended version of Dance of the Dawn (side one), and 5 newly created “single” edits focussing on the song sections of the extended pieces.

Hasta ese momento, el ilustrador Roger Dean había tenido las ideas de las tres tapas de los discos que había hecho para la banda, las había desarrollado, se la había presentado al grupo y la había llevado a cabo sin más. Pero esta vez fue diferente, a diferencia de los discos que había hecho previamente con Yes, esta vez el desarrollo fue grupal. "Los paisajes siempre han sido mi principal motivo de inspiración, y siempre me he considerado en primer lugar como un pintor paisajístico. En Tales from the Topographic Oceans traté de plasmar aquel interés que Jon Anderson también compartía" según palabras de Dean. Aunque a simple vista parece una mezcla incongruente de elementos, tiene toda una explicación detrás y, sobre todo, un efecto rotundo para quien la contempla. Comenzó tomando como referentes formas geológicas reales. "No hay nada en ese portada que me haya inventado. Todo lo que hay ahí es la representación de algo real. El templo maya es el más obvio, pero todas las otras rocas existen. La que está a la izquierda se encuentra en Avebury y sale continuamente en las revistas. Lo fascinante es que todas las fotografías con las que me he cruzado se han tomado desde el mismo punto de vista que yo la pinté. La cascada está en Yorkshire. La verdad es que te podría llevar a ver cada una de esas piedras".



Además de Avebury, en Wilshire, Dean incluyó formaciones rocosas tomadas de postales, como Last Rocks en Land’s End (Cornwall), a la que añadió un petroglifo navajo tallado en la piedra, Brimham Rocks en Yorkshire, Logan Rock en Treen (Escocia) y un monolito tomado de Stonehenge. Además, a petición de Jon Anderson, incorporó el templo de Chichen Itzá y, tras solicitárselo el baterista Alan White, dibujó también a los pies del templo una representación de las líneas de Nazca (Perú). En ellas parece leerse la palabra "step" (peldaño), lo que haría referencia a un zigurat o pirámide escalonada. En la ilustración Dean incluyó también los signos del zodíaco de cada uno de los cinco componentes del grupo en las constelaciones del Cielo. Además, aparece una especie de pez prehistórico detrás de la roca principal y el fósil de un pez con patas en otra de las piedras. Por último, cuatro salmones y un celacanto (en el que algunos quisieron ver representado a Rick Wakeman) parecen nadar en un haz de agua flotando sobre el desierto, iluminados por el sol que se eleva por encima de la pirámide maya.

Volviendo a la información aportada por la carpeta del vinilo: lo que inspiró la idea de "topografía" fue en buena parte ver, durante esta gira de 1973, desde el avión los tremendos y ricos paisajes del continente asiático oriental. En el DVD Yesspeak, el bajista Chris Squire añade que la idea en un principio era llamar al doble LP "Relatos de los Océanos Tubográficos", a partir de la teoría del físico Fred Hoyle que hablaba de que el universo es "tubular". Pero, finalmente cambiaron la última palabra sustituyendo "tubográfico" ("tobographic") por "topográfico" ("topographic").
La música del disco se ajusta bastante bien al título. Porque cuando se escucha superficialmente puede dar la sensación de que es bastante homogéneo y líquido como el mar. Incluso puede llegar a parecer monótono (a lo que contribuye en buena parte la voz de Anderson, que a lo largo del disco canta casi todo el tiempo en la misma nota). Pero, al escucharse de manera más detenida, se aprecia en él una topografía instrumental y ambiental muy rica y compleja.
Tales from Topographic Oceans es máxima expresión de simetría: consta de cuatro canciones de unos veinte minutos, colocadas cada una en una cara del par de vinilos. Expresa paz, mucha paz, junto a grandiosidad. No hay el lucimiento instrumental explícito de Fragile o de Close to the Edge, porque la exhibición directa de virtuosismo instrumental la dan ya por superada (no necesitan demostrar nada ya demostrado). No obstante, los solos prodigiosos siguen estando omnipresentes aunque ahora se aprecien, en general, únicamente de fondo. Así, la grandiosidad instrumental es subsumida en una imagen de "humildad" bajo la paz de la filosofía Vedanta (simbolizada por el canto de Anderson).
Estos Relatos de los Océanos Topográficos está claro que buscan ir más allá de la música hasta intentar abarcar el cosmos entero. Un cosmos que se entiende impregnado de divinidad. Las letras de sus canciones constituyen casi todo el rato asociaciones libres que parten de las explicacines que Yes da sobre los Shastra hindúes. Pero, las letras del album en sí poco tienen que ver con los Shastra y son, más que nada, evocaciones para que el espíritu del que escucha vuele por el universo en un vehículo estético-intelectual.
La música de Yes y especialmente la de Tales from Topographic Oceans es una mina no solo para deleitar el oido, sino también para profundizar en la filosofía y liberar la mente. Yes, como queda de manifiesto en este disco, abre puertas y posibilita muchas interpretaciones. Incluso un teólogo protestante llamado Ahyh ha considerado lo expresado por Yes en su música como algo capaz de explicar los temas fundamentales referentes a la divinidad.
Desde finales de la década de 1960, los grupos de rock progresivo iniciaron una carrera, que parecía sin límites, hacia la complejidad, la perfección y la profundidad. Pero, estaba claro que antes o después tenían que aparecer esos límites. La crítica musical, las modas, pero también, por qué no decirlo, las discográficas (interesadas en ir poniendo de moda músicas más facilonas, con intérpretes más intercambiables y manipulables) no estuvieron dispuestas a ir ya más allá de las aspiraciones estratosféricas de Tales from Topographic Oceans. Poco después todo aquello estalló y llegó el punk. Ya luego nada ha sido igual en el mundo pop-rock. Pero, ¿fue mejor lo que vino después de aquel ambicioso rock progresivo del período 69-74? Podemos dudarlo. Si bien, no entraremos en ello. Que cada uno decida después de escuchar y profundizar en este disco. Recordando siempre que en una sola escucha es imposible captar toda su riqueza.
Wikipedia

Y mil historias más se podrían contar de este trabajo, que es mucho más que un simple disco, es todo un legado para quemarles la cabeza y el corazón a generaciones futuras, una obra fuera de tiempo y espacio, un disco extremo, y si bien se lo considera excesivo no podía ser de otra manera ante la explosión mental que de él emana...
Este no es un disco para el recuerdo, es un disco para el futuro. Y Mr. Wilson se dió cuenta.


Para conseguir (comprar, obvio) el disco, pueden pasar por aquí, no pidan lonks de descarga que con esto nos llevan presos. Je.

Gracias Steven Wilson y Mago Alberto!!!



7 comentarios:

  1. Tales from topographic ocean??? Dios mío, para mi es la gran obra de yes. Estoy deseando llegar a casa para escucharlo. Gracias a los dos

    ResponderEliminar
  2. Sólo voy por el primer disco, pero noto la diferencia. Mientras, leo vuestros comentarios... es lo que siempre he sentido sobre esta gran pirámide del rock progresivo : que va más allá de la música. No son menos grandiosos vuestros comentarios. Los felicito y les doy las gracias de todo corazón

    ResponderEliminar
  3. Y es verdad lo que dicen: menuda herencia para las generaciones futuras. Los de ahora no, pero "the future boys" desearan haber vivido en la época en que se grabó esta maravilla

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con vos Canario,en particular me alegra pensar que fui contemporaneo a Yes.El Vampiro hizo un comentario muy copado al respecto en el otro posteo de este mismo disco. Alberto

    ResponderEliminar
  5. Aaaaay!! Millones de gracias, Mago y Moe!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Que grande!. Que sorpresa!. Recuerdo de peludo adolescente me había pintado dos camisetas con las portadas de Yes, en una "Yesshow" y en la otra este otro impresionante trabajo de Dean "Tales from Topographic Oceans"... me habían quedado igualitas y por esa razón me las afanaron a las dos... GRACIAS por esta reseña!. Gracias por esta buena noticia!.

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana