Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

martes, 13 de septiembre de 2016

Parallel Mind - Connections (2015)


Discazo de parte de Marek para el público cabezón. Tremendo trabajo que se basa en las buenas melodìas y elaborado trabajo compositivo de rock progresivo, el virtuosismo e improvisación del jazz rock y la pirotecnia y potencia del metal, dando como resultado un disco magnífico. Otro de los discos que recomendamos empecinadamente. Maestría técnica, sonora y emocional para otra joyita musical imperdible, esta vez más al estilo de Liquid Tension Experiment o Fromuz. Maravilloso disco.

Artista: Parallel Mind
Álbum: Connections
Año: 2015
Género: Heavy prog / Jazz Rock
Duración: 57:29
Nacionalidad: EEUU


Lista de Temas:
1. Colossus 2, Pt. I
2. Colossus 2, Pt. II
3. Colossus 2, Pt. III
4. Colossus 2, Pt. IV
5. Connections
6. Confession of Faust
7. Resyduel
8. Monochrome Carousel
9. The Great Divide

Alineación:
- Joe Babiak / Drums
- Nibandh Nadkarni "Nibs" / Keyboards
- Aaron Harris / Guitar
- Tim Seisser / Bass Guitar
Guests:
Suman Nadkarni - Vocals (Colossus 2)
Julia Heyden - Vocals (Colossus 2)
Justin Thomas - Vibes (5)
Erik Martinez - Vocals (6)





Una explosión de sonidos y música es la propuesta de estos yankis que sacaron este gran disco el año pasado, con su estilo de jazz rock que tira para el lado progresivo (con mucho sinfonismo) y a veces se acerca al costado metalero, y sobretodo muy buenas melodías. Ya desde la primera canción vamos a tener una noción de lo que nos depara el disco, elegancia y presición en la ejecución, limpieza en el sonido, potencia melódica, destroza y pirotecnia instrumental, imaginación en las estructuras musicales, exploraciones vanguardistas pero bien modernas, muchísima técnica pero muy unida al sentimiento a flor de piel, múltiples texturas que incluyen atmósferas e pequeñas incursiones étnicas, todo sumado al buen gusto que amalgama las múltiples facetas presentadas por la banda y lo sintetiza en un resultado homogéneo y muy pero muy eficaz que será una delicia hasta para los oídos más exigentes.
Pero los dejo con nuestro involuntario columnista de siempre, que explica esto mismo pero mejor que yo...


PARALLEL MIND, la banda jazz-progresiva estadounidense formada en la ciudad de Chicago a fines del pasado milenio por el baterista Joe Babiak y el teclista Nibandh Nadkarni volvió al ruedo fonográfico con el disco “Connections” a inicios de agosto del año pasado. A pesar de su larga existencia (y persistencia), el grupo solo tiene un disco anterior a éste, “Colossus ADEA”, el cual fue grabado bajo el formato de trío y ha recibido merecidos elogios en varias redes progresivas por causa de su sabia mezcla de jazz-rock, sinfonismo y jazz-fusion, con algunos trucos avant-progresivos utilizados en ocasiones precisas. PARALLEL MIND aumentó su formato a cuarteto incluyendo en sus filas al guitarrista Aaron Harris y al bajista Tim Seisser para la grabación de este nuevo álbum, y con este factor, el sonido grupal de PARALLEL MIND se focaliza voluntariamente en lo jazz-rockero dentro de su convincentemente ecléctica apuesta musical. Dicho de forma más concisa, tenemos en “Connections” un disco más filudo que su predecesor. Cabe anotar que recientemente, Seisser ha sido reemplazado por Phil Reiner. En cuanto a los méritos individualmente específicos de “Connections”, se trata de un disco muy ameno e intenso: veamos los detalles del mismo ahora mismo.
El repertorio del disco comienza con las cuatro partes del concepto de ‘Colossus 2’, ocupando todas juntas un espacio de casi 15 minutos. La primera parte está asentada sobre un groove llevadero, ostentando un motif de matices arábigos en clave hard-rockera donde confluyen fluidamente el legado de LED ZEPPELIN y el paradigma de LIQUID TENSION EXPERIMENT; la segunda parte se encarga de explorar tales matices arábigos armando un esquema sereno donde la banda se centra en lo etéreo, al modo de un puente de acceso hacia ese castillo de dinamismos fieros y robustos que es la tercera parte. En efecto, la tercera escala del viaje musical que nos brinda ‘Colossus 2’ nos lleva por senderos sonoros donde se alternan exaltaciones propias del prog-metal y estilizaciones melódicas de raíz prog-sinfónica. Estas dinámicas que sucesivamente se han armado en las partes segunda y tercera son básicamente estrategias preparatorias para la ulterior instauración de la última parte, la cual se regocija en su propia fastuosidad sobre un esquema rítmico bastante marchoso. Lo que tenemos en este gran final es algo emparentado con AYREON y KARMACANIC, elaborando una atmósfera épica con una luminosidad entrañablemente pomposa. Tras esta suite llega la pieza homónima, la cual dura poco más de 7 ½ minutos… ¡y es una joya absoluta! La belleza de las ilaciones armónicas y desarrollos melódicos que se arman al alimón por Harris y Nadkarni es simplemente abrumadora, pero además, hay que resaltar la vitalidad así como la precisión con la que la dupla rítmica elabora el swing apropiado para la ocasión. El desarrollo temático central en 7/8 agiliza las cosas para darle matices renovadores a la sobriedad reinante, algo así como un fulgor primaveral que se complace en contemplarse a sí mismo como motivador de vida nueva. Tenemos aquí una de las cúspides definitivas del disco. ‘Confession Of Faust’ es una composición en la que el grupo explora su rincón prog-metalero, y de paso, tiene la peculiaridad de contar con presencia de canto, específicamente a cargo de Erik Martinez. La canción es amena y ostenta una robusta arquitectura sónica, pero tal vez se siente como un injerto dentro del flujo del repertorio del álbum: suena más a una versión de una canción de DREAM THEATER o de SHADOW GALLERY y no a una pieza gestada desde las entrañas creativas de PARALLEL MIND. Pero bueno, apreciémosla como una canción buena que nos permite tomarnos unas momentáneas vacaciones del cosmos musical del cuarteto.
Y en eso estamos cuando nos ponemos a escuchar ‘Resyduel’, tema que vuelve un poco al talante de ‘Connections’ pero con una extroversión más pronunciada, la cual nos remite a un pasaje intermedio entre los paradigmas de TRIBAL TECH y HAPPY THE MAN, con algunos matices emparentados con la faceta más robusta del inolvidable power-trío BOZZIO LEVIN STEVENS. En todo caso, queda claro que es en estos valles jazz-progresivos donde la maquinaria de PARALLEL MIND transita con mayor comodidad, aunque siempre hay un espacio reservado para la edificación de momentos rockeramente robustos. Algunos de ellos están focalizados en algunos breves interludios, mientras que otros se centran en la elaboración de grooves notoriamente filudos que sustentan las bases para el poderoso clímax conclusivo. Nos vamos acercando al final del álbum cuando emerge ‘Monochrome Carousel’, una pieza que en buena medida capitaliza el dinamismo ostentoso de la pieza anterior y trabaja más a fondo el factor prog-metalero en los arreglos globales. Es en la labor de los teclados que se asegura una relevancia genuina para el factor sinfónico. Sobre todo, ‘Monochrome Carousel’ se encarga de edificar la conclusión climática del álbum junto a ‘The Great Divide’, pieza que ocupa los últimos 9 ½ minutos del disco. En ‘The Great Divide’, el cuarteto realmente sabe sacar provecho del poderío musical que se está imponiendo: en muchas maneras, esta pieza final recoge el legado de majestuosa vitalidad de la suite cuatripartita que abrió el álbum, añadiendo a la receta sónica algo de la electricidad épica que marcó a ‘Monochrome Carousel’. Así de esplendorosa es la finalización de nuestra experiencia con “Connections”, un muy buen disco que nos hace recordar lo importante que es el rol que cumplen PARALLEL MIND dentro de la actual escena progresiva estadounidense.
César Inca
 



Seguramente varios oyentes estarán impresionado con la destreza técnica de estos tipos, sus composiciones sofisticadas, y solo dos registros de muy de alta calidad. Con muchas capacidades de composición y una amplia paleta sonora. En agosto de 2015, la banda lanza su segundo álbum, un disco que representa una década de ideas musicales, finalmente plasmadas en un notable trabajo que llega a buen término luego de madurar por años y refleja lo bien afilados que están estos tipos.
Algunas tracks incluso, presentan un estilo similar al mejor Dream Theater, sobretodo en la canción "Confession of Faust". Y ya he comentado las similitudes a Liquid Tension Experiment o Fromuz... No sé que más comentarles, sólo les digo que escuchen al grupo y al disco y los escuchen con atención.


“Connections” by Chicago’s Parallel Mind is one of those really nice surprises. I’d never heard of this band, so I wasn’t sure what to expect. It turns out that the band play a really cool combination of jazz fusion and prog rock with the occasional metal riffing as needed. Overall, “Connections” is a bright sounding, jaw dropping affair as each member of Parallel Mind is a virtuoso.
The album is book-ended by two epic tracks: “Colossus II” and “The Great Divide.” Each are very cinematic and quite epic. “Colossus II” is a four part suite that takes the listener on a journey. For me, it felt like climbing a beautiful mountain, then finding a tranquil lake before skiing down the other side of the mountain. Similarly “The Great Divide” feels like crossing a huge plateau where the land meets the sky. When an instrumental band can paint pictures like this in a listener’s mind, it is pure magic.
Ah, but things are not perfect! I do have 2 issues with “Connections.” The first is the lone track with vocals, “Confession of Faust.” The song is great and the vocal by Erik Martinez is also great. He reminds me a bit of Peter Nicholls of IQ. So what’s my problem? The song just doesn’t really fit the rest of the album. It’s more akin to Dream Theater than prog jazz. So much so that the main riff reminds me a lot of “Beyond this Life” by DT.
The song would be fine on its own, it just feels very out of place within the context of Parallel Mind’s Planet X meets Tribal Tech sound. It does give guitarist Aaron Harris a chance to really rip which is great. The other issue is that almost 7 minutes into the amazing track “Monochrome Carousel,” there is a riff that sounds EXACTLY like “My Life” by Billy Joel. It made me panic and nearly skip the rest of the track. It really threw me off and I definitely wish that part wasn’t there.
Overall, “Connections” has some incredible playing especially from keyboardist Nibandh Nadkarni, who frequently leads the way. But the whole band are tight and while they can definitely solo like crazy, they understand how to take the listener on a ride.
Rating: 8/10
Progressive Music Planet

Me impresionó que, aún con la calidad y el nivel de este disco, el disco casi no tenga reseñas, y aún saliendo de EEUU. Debe ser que los discos independientes de todas partes del mundo tienen los mismos problemas para hacerse conocer, cuando estás fuera del mercado las barreras son las mismas estés donde estés.
Ya saben dónde econtrarlo...


Facebook: www.facebook.com/parallelmindmusic 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana