Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

miércoles, 10 de agosto de 2016

Monsanto V: Semillas y Soberanía


Maravillas del neoliberalismo: con el ingreso de los Organismos Genéticamente Modificados (OGM) a Argentina, su masiva implementación en la agricultura y el crecimiento del agronegocio, las empresas transnacionales dedicadas a este tipo de tecnología terminan constituyéndose como actores dominantes del mercado de semillas.
En los últimos años han aumentado las presiones con el objetivo de modificar la actual ley de semillas, después de la firma de contratos privados con los productores y de su auto-asignación en el rol de policía en los puertos, Monsanto lidera dichas presiones. Actualmente existe en el Congreso un proyecto de ley presentado por el diputado G. Alegre en donde el Derecho al Uso Propio se ve severamente restringido, mientras que el ministro de Agroindustria R. Buryaile ha anunciado hace pocas semanas que el actual gobierno tiene un proyecto de ley de semillas "consensuado" pero desconocido por gran parte del sector agricultor.


La alimentación mundial actual está basada en aquellas especies que la humanidad han venido mejorando durante miles de años. Las semillas se constituyen así, como un legado histórico de la humanidad que garantiza la alimentación mundial. Pero ahora las Corporaciones quieren apropiarse de estos recursos básicos que forman parte de las necesidades indiscutibles de toda la población, con Monsanto y el gobierno de Corporación Cambiemos de la mano, para terminar de privatizar las semillas. No se hará una Ley para las semillas de soja sino una Ley para todas las semillas utilizadas en Argentina. De ser así, la práctica ancestral y cotidiana del senbradío pasaría a ser un delito, amén del costo para millones de personas y para nuestra propia salud y alimentación.
La llegada de las nuevas tecnologías de mejoramiento vegetal en los últimos 50 años ha promovido el avance de los derechos de propiedad intelectual sobre viejas y nuevas variedades vinculadas a la alimentación.


El Encuentro "Semillas y Soberanía" se celebra hoy, 9 de agosto de 2016 en el Anfiteatro del Honorable Congreso de la Nación de 10 a 16 horas.



A mediados del siglo pasado se creó la UPOV (Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales) y Argentina como país sanciona en 1973 su ley desemillas (Ley N°20.247) de acuerdo a ese marco normativo. A pesar de los avances en derechos de propiedad intelectual sobre la semilla, esta ley prevé en su artículo 27 el derecho del agricultor al uso propio, lo que nos permite actualmente la reproducción de cualquier semilla para su utilización sin que ésta práctica ancestral y cotidiana sea un delito.
Por ello, las organizaciones de la agricultura familiar campesino-indígena se convocamon hoy para debatir los intereses y desafíos sobre la semilla en el suelo nacional.

Ellos convocamos al Encuentro "Semillas y Soberanía" que se celebra hoy, 9 de agosto de 2016 en el Anfiteatro del Honorable Congreso de la Nación de 10 a 16 horas.
Expondrán sus argumentos y propuestas para el enriquecimiento del debate legislativo que se dará en torno a la Ley de Semillas.

Convocan:
Acina – Asamblea Campesina Indígena Del Norte Argentino | Mnci- Vc – Movimiento Nacional Campesino Indígena – Vía Campesinagrito De Alcorta | Mcl – Movimiento Campesino De Liberación | Amraf – Asociación De Mujeres Rurales Argentinas Federal | Faa – Federación Agraria Argentina | Frlc – Frente Rural La Cámpora | Federación Para El Desarrollo Rural | Uapa – Unión Argentina De Pescadores Artesanales | Grain | Mpp – Movimiento De Pequeños Productores | Utt – Union De Trabajadores De La Tierra | Asoma – Asociación De Medieros Y Afines | Pays- Partido Agrario Y Social | Fae – Frente Agrario Evita | Patria Grande | Ctep – Confederación De Trabajadores De La Economía Popular | Mesa Regional De Pequeños Y Medianos Productores Agropecuarios De La Provincia De Buenos Aires | Mesa De Organizaciones De Productores Familiares De La Provincia De Buenos Aires | Maela – Movimiento Agroecológico De América Latina y El Caribe




Campaña Nacional Contra la Nueva Ley Monsanto de Semillas en Argentina




Repitiendo el show brindado en agosto del año 2012 cuando el entonces Ministro de Agricultura Yahuar brindó una conferencia de prensa junto al representante de Monsanto en Argentina para anunciar la modificación de la Ley de Semillas, el actual Ministro Buryaile acaba de sentarse junto al vicepresidente de Monsanto para América del Sur, Fernando Gianonni, para anunciar exactamente lo mismo.
Este "importante acuerdo para el uso de tecnología" de acuerdo a las mismas definiciones del Ministerio tiene dos componentes centrales:

El primero es que el Ministerio de Agricultura, a través del INASE se compromete a ¡Hacer cumplir la Ley! Aunque esto parezca un absurdo, la actual Ley de Semillas permite el uso de propio de la semilla pero no autoriza a vender ni intercambiar semillas que poseen Derecho de Obtentor. Sin embargo la Bolsa Blanca, llamada así por tratarse del mercado de venta de semillas sin identificación, fue el mecanismo que Monsanto eligió para que la soja transgénica se expandiera ilegalmente en Argentina, Brasil y Paraguay desde su introducción en 1996 hasta el quiebre de la resistencia en los países vecinos en el 2003 y la fundación de la República Unida de la Soja. A partir de allí Monsanto comenzó a reclamar por el cambio en la Ley de Semillas. Hoy la Bolsa Blanca sigue siendo una de los principales canales de comercialización de la semilla de soja transgénica, lo cual afecta las ganancias de Monsanto. .

El segundo componente mucho más relevante para nuestra agricultura y alimentación es la modificación de la Ley de Semillas, que como ya mencionamos es parte de la agenda de las corporaciones (Monsanto, Syngenta, Bayer, Dow, Basf y Dupont – Pionner) desde hace más de una década. "Este año tendremos una nueva Ley de Semillas acordada entre todos los actores", adelantó el ministro Buryaile repitiendo la frase del otro Ministro en el 2012.

Como distintos sectores sociales y políticos lo vienen planteando desde hace años la modificación de la Ley de Semillas vigente (que ya contiene importantes elementos de privatización de las semillas) implicará un fuerte avance en el control corporativo de nuestro sistema alimentario que tiene en las semillas agrícolas su punto de partida. No hay que olvidar que no se hará una Ley para las semillas de soja sino una Ley para todas las semillas utilizadas en Argentina. Las semilleras transnacionales tienen, por ejemplo, trigos transgénicos listos, y están esperando una ley acorde a UPOV 91 para lanzarlos al mercado.

No hay ninguna duda que el proyecto contendrá elementos para impedir el denominado “uso propio” de las semillas limitando la posibilidad de “guardar semilla” para la siguiente cosecha, derecho básico de los agricultores que es el fundamento de toda agricultura. Lejos de interesarnos la disputa comercial entre los sojeros argentinos y las grandes corporaciones, repudiamos la modificación de la Ley de Semillas porque aquella no solo intensificará el modelo saqueador de la agroindustria argentina sino que abrirá las puertas para que se profundice la expropiación y privatización de la biodiversidad agrícola y silvestre de Argentina y fortalecerá un sistema policial para asegurar el cumplimiento de esta ley.

Este proyecto será además una estocada fatal para las múltiples experiencias basadas en la Agroecología (productivas y de autoconsumo) que representan el punto de partida para las transformaciones necesarias en nuestro país.

Todos estos elementos estuvieron presentes en los borradores que se elaboraron en los últimos años desde los escritorios del Ministerio y que pudimos analizar a partir de filtraciones, ya que nunca se hicieron públicos desde el Gobierno. También están presentes en el Proyecto recientemente presentado por el Massismo al Congreso intentando tomar la delantera frente a Cambiemos.

Hoy, frente a un avance corporativo en el que son los mismos “dueños” de las grandes corporaciones quienes ejercen el poder y ocupan los distintos Ministerios, se hace necesario lograr un amplio acuerdo de todos los sectores sociales comprometidos con la Soberanía Alimentaria y la defensa de los Derechos Humanos, de una economía antiimperialista, anticapitalista y en armonía con la naturaleza de nuestro pueblo para frenar esta Ley. Hacemos un llamado para dar esta lucha desde la unidad y la movilización en todos los espacios: gremiales, intelectuales, ambientalistas, políticos, medios de comunicación, etc.

¡Las semillas son un Patrimonio de los Pueblos al Servicio de la Humanidad!
Por eso le decimos al Gobierno Nacional y a todos nuestros legisladores:
¡NO A LA MODIFICACIÓN DE LA LEY DE SEMILLAS!
¡NO A LA PRIVATIZACIÓN DE LAS SEMILLAS Y LA VIDA!
¡FUERA MONSANTO Y LAS CORPORACIONES DEL AGRONEGOCIO DE AMÉRICA LATINA!
¡POR UNA AGRICULTURA PARA ALIMENTAR Y EN MANOS DE LOS PUEBLOS!
Nota original




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana