Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

viernes, 19 de agosto de 2016

La Fábrica del Odio y el Final de la Alegría


Pagar más por los servicios es el único nuevo capítulo de esta colosal transferencia de recursos hacia los más ricos que estamos padeciendo. En poco menos de ocho meses, la Argentina emitió, sin contar la deuda con los holdouts, casi u$s 600 millones más que las emisiones de los cuatro países (Brasil, México, Perú y Colombia) en su conjunto. Y la comparación es sacando el pago que se hizo a los holdouts, por u$s 9300 millones, como para dejar "en limpio" las colocaciones en los mercados internacionales, sin tener en cuenta esta deuda que era anterior.





Está bueno (y me parece sano) revisar el relato con el que gran parte del pueblo se dejó engatuzar, y compararlo con la realidad...




La actual administración en el manejo del poder, tiene la decisión polìtica de llevar al extremo todos los niveles represivos y extorsivos, que implica acallar las disonancias, y aplastar los poderes de la república. No tienen oposiciòn política y la que tienen pesa menos que las trabas que le pone una Corte bastabte cercana en intereses... Incluso hay una gran parte de la población que aún les cree. Pero deben luchar contra su propia estupidez e inutilidad.
Los números no mienten, si ponés a los mas boludos y corruptos de la historia argentina a manejar el país preparate para un Chernobyl de dimensiones apocalípticas, y tenemos ésto: la emisión de deuda argentina supera las de Brasil, Colombia, México y Perú juntas. En poco menos de ocho meses, la Argentina emitió, sin contar la deuda con los holdouts, casi u$s 600 millones más que las emisiones de los cuatro países en su conjunto.


Encuestas de todos los colores confirman lo que se respira en las calles: las expectativas ante un nuevo gobierno dan paso a la decepción. La pesada herencia, los bolsos de López y las indefinidas trapisondas de Lázaro Báez ya no alcanzan para conformar a un público que percibe que las cosas no marchan bien. La tozudez con que Macri intenta imponer un nuevo cuadro tarifario es lo que más desconcierta a muchos de los que creyeron en la Revolución de la Alegría. Este extraño capítulo del cambio evidencia lo que muchos sospechan desde hace unos meses: no hay manera de disimular que gobierna para favorecer a los más ricos en detrimento de los que menos tienen.
Por más que el relato oficial trate de convencernos de que pagar mucho más es el único camino para solucionar la crisis energética que no teníamos, el bolsillo se resiste a tamaño sacrificio, más aún cuando es acosado desde muchos frentes. Por más que sometan a algunos vecinos de la CABA a sospechosos cortes de electricidad, no han logrado demostrar que con tarifas infladas todo se solucionará. La treta de posicionar como víctimas a los distribuidores de servicios no está dando resultado. Por eso, Macri trata de buscar consenso en el arco político para presionar a los miembros de la Corte y que avalen el desmesurado incremento.
Gustavo Rosa
 

Está claro que no solamente son muy garcas, psicópatas y delirantes, sino que son sumamente estúpidos. Imaginemos a Obama en un eventito de E-Bay llegando con su blindado y su comitiva, agarrándo el micrófono y exclamando: "Esto es el futuro, esto es lo que llevará a América y a los americanos a la pobreza 0 y al mejor de los futuros, con E-Bay podemos lograrlo, vamos por la pobreza 0" ¿Imposible? ¿Inimaginable? ¿Droga?. En Argentina se dicen estas estupideces y las dice el Presidente de la República, acá está la diarrea neuronal que babea estupideces en un evento de Mercado Libre:


Quizás, quiere decir lo que Micky Vainilla nos comenta, así es el verdadero plan de Marioneta Macri, a esto se refería con "Pobreza Cero", o acabar con los pobres.




El discurso del odio: Violencia es mentir
Hace meses que asistimos a una escena política nacional signada por una palabra que está destinada al tercero espectador más que al interlocutor ocasional. Ya sea que se trate de una entrevista mano a mano de las muchas que los medios cómplices hacen a distintos funcionarios del gobierno, o de supuestos debates en los pocos programas que incorporan voces opositoras (sobre todo vinculadas al kirchnerismo), los representantes del oficialismo intentan instalar una “verdad” solo destinada al tercero (televidente u oyente radial) desentendiéndose de la relación que guardan sus aseveraciones con los hechos y con la historicidad en la que se inscriben, y de las argumentaciones de los otros. Es así que ante la descripción del deterioro social innegable de estos siete meses responden con la clásica muletilla de la “pesada herencia”; ante las luces amarillas de la economía acuden a idéntico expediente; ante la desmesura de la persecución mediática y judicial, alegan que se trata de la libertad de prensa y del funcionamiento de la república antes avasallada por el poder político; ante la brutal transferencia de ingresos hacia los ricos, dicen que sinceraron variables.
El discurso oficial necesita sostenerse en el contrapunto con una ficción del pasado que inventó a tal efecto, con la complicidad y el poder de fuego simbólico de los medios hegemónicos.
Las frases del relato oficial se replican hasta el cansancio en las distintas tribunas mediáticas: “tuvimos que desactivar una bomba”, “nos dejaron un país devastado”, “se robaron todo”, etc. etc. Cada vez que se intenta iniciar un intercambio que dé cuenta del contenido de verdad de esas afirmaciones, se tropieza con un límite estricto al diálogo como posibilidad de esclarecimiento. Aunque los oponentes al relato oficialista asuman una posición que admita errores en las políticas pretéritas y varias asignaturas pendientes (dejemos de lado a los cruzados del “estaba todo bien”) el discurso oficialista no dialoga sobre la posibilidad del atesoramiento de una “verdad relativa” en el otro y, en consecuencia, cancela el debate. Curiosa paradoja en un gobierno que llegó al poder haciendo de su supuesta vocación por el diálogo una bandera y de su convicción de “cerrar la grieta” una promesa.
En esa lógica propagandística del oficialismo, los nombres propios se convierten en adjetivos (Venezuela, Cámpora, Justicia Legítima, 6,7,8) o se adjetiva con variaciones de una identidad política estigmatizada: periodismo-militante, artistas-K, intelectuales-K. Se trata de una operación brutal de vaciamiento del lenguaje, que tiende a desproveer de la posibilidad de pensar y que desde la “violencia del ello”, instaura un peligroso sendero de degradación de la convivencia.
En estos días, el Jefe de Gabinete Marcos Peña-Braun, dijo en el programa de la Mirtha Legrand que “o hacíamos el ajuste o nos convertíamos en Venezuela”. No explicó nada más. No hacía falta, porque el dispositivo narrativo del que se vale, pone el “mal” en el otro y eso es suficiente para justificar su posición. Toda penuria actual queda entonces en el lugar de la tormenta a atravesar para salir de la oscuridad. Días atrás lo dijo Macri en Córdoba “la verdad muchas veces es dura. Pasa en el seno familiar cuando descubrimos algo que estaba queriéndose tapar. Eso provoca dolor, pero siempre provoca crecimiento”. No explicó nada más. Tampoco hacía falta en la hermenéutica oficial de la animadversión.
Ese dispositivo comunicacional les ayudó a ganar las elecciones transfigurando sus objetivos reales en propuestas amigables y, desde que asumieron, licuar a través de él, los costos de los efectos reales de sus medidas de gobierno. Pero con el correr del tiempo, hace agua por las fisuras que se le abren en las dos trampas en las que se basa.
En primer lugar, la construcción antojadiza de un punto inicial de la historia que malversa los hechos e instaura una sola interpretación posible de los mismos. “Nos dejaron un déficit del 7 por ciento”, “estábamos aislados del mundo”, “la economía caía en picada hacia cuatro años”, “el empleo no creció”, “aumentó la pobreza en los últimos doce años”, “el país de desindustrializó”, “las economías regionales estaban quebradas”, “nos dejaron sin energía”, “tenemos que asumir la deuda con los jubilados que generó el kirchnerismo”, son sólo algunas de las frases que en estos días se escucharon en los muchos programas televisivos desde los cuales atizan la llama del odio.
Mentiras, que lisa y llanamente se encargan de desenmascarar las propias estadísticas oficiales del INDEC, o simples opiniones que demandarían una discusión sensata, inscripta en un proceso histórico de largo aliento, a la que eluden sistemáticamente.
En segundo lugar, amparado tras el pelotón comunicacional de fusilamiento del kirchnerismo, la obstinada negativa a esclarecer el rumbo de gobierno como una opción de política posible y no como un camino inevitable impuesto por el deber ser de las cosas. El “túnel” de Michetti, el “dolor del crecimiento” de Macri o la “Venezuela fantasmal” de Peña-Braun, no ilustran suficientemente sobre el rumbo elegido por el gobierno. Al menos no en la medida en que deberían dar cuenta de sus acciones como opciones políticas informadas que le permitan a la ciudadanía discernir. Y no lo hacen porque prefieren navegar las aguas de lo inconfesable prometiendo luces que no llegan ni llegarán nunca, al menos para la inmensa mayoría de la gente.
Los desequilibrios que existían en la economía, en la sociedad, en la política y en las instituciones en diciembre de 2015, eran el fruto posible de una visión de la historia y del desarrollo nacional, administrada con sus aciertos y con sus errores, que admitía debates, matices y correcciones. Lo que siguió es la asunción de un camino opuesto, que vergonzantemente se escuda en un relato del pasado al que arteramente, el oficialismo desprovee de toda virtud. Aquel era un Estado que con sumas y restas, intervenía a favor de los trabajadores (CFK decía “esta no es una lucha de imparciales. Yo no soy neutral”) y este es un Estado que no puede hacer nada ante la falta de manteca (“Va a faltar manteca por la decisión empresaria de producir más queso que es más rentable y ahí no nos podemos meter”, afirmó Buryaile).
El rumbo general del país es una decisión política que le cabe asumir a quien la adopta y que no puede ser endosada a ningún otro.
En tan sólo siete meses, el macrismo operó una descomunal e inédita transferencia de ingresos al campo por la vía de la devaluación y la baja de retenciones, a las multinacionales por la liberación del control de cambios y remesas y el tarifazo y al sector financiero por el desmantelamiento de los mecanismos de arbitraje, el pago a los buitres y el nuevo y creciente endeudamiento en dólares. Eso no es el resultado de ninguna herencia. Eso es una decisión política que tarde o temprano no podrán tapar ni con el trabajo a destajo de los creativos de la Dirección del Discurso, ni con los restaurados servicios de inteligencia, ni con el cobijo de los grandes medios, ni con el desenfreno de los tribunales de Comodoro Py.
La Argentina está amenazada por un nuevo oscurantismo que hace equilibrio entre los duros efectos de una política económica excluyente y la necesidad de retener un nivel de adhesión social que le permitió a la derecha acceder al gobierno a través del voto popular por primera vez desde 1912. La persistencia en no asumir el debate sobre los rumbos posibles y disfrazar la realidad bajo una estrategia de comunicación ruinosa, que esconde las verdaderas intenciones, miente y estigmatiza la diferencia, nos expone a un riesgo creciente de intolerancia, odio y violencia, de consecuencias imprevisibles.
Esteban Gonzalez Soler




9 comentarios:

  1. Moe te dejo esta que me parece que se te paso:
    Sucedio el martes 16/8.
    Funcionarios de la Policía argentina y de la Prefectura Naval reprimieron con camiones hidrantes a un grupo de jubilados que protestaba en el puente Pueyrredón, en Buenos Aires, contra el último aumento jubilatorio, de 14,16%, dispuesto por el gobierno del presidente Mauricio Macri y por el 82% movil.

    Los manifestantes, en su mayoría personas mayores e integrantes del Movimiento Independiente de Jubilados, comenzaron la movilización cerca de las 11.00hs. Casi una hora después, policías los empujaban con sus escudos y usaban contra ellos un camión hidrante para terminar con la protesta. Unos minutos antes, el funcionario a cargo del operativo policial había dicho al canal argentino Todo Noticias: “Voy a liberar el puente, se agotaron las negociaciones, no entienden razones, son caprichos”. Algunos de los participantes sufrieron heridas, aunque ninguna de gravedad, según informó el diario Página 12.

    Mariano Sánchez, del Movimiento Independiente de Jubilados, dijo que “es una vergüenza nacional” que “un jubilado gane 4.900 pesos [330 dólares]” por mes y el gobierno otorgue “14,16% de aumento” cuando le “está robando más con la inflación”. Agregó: “El aumento tendría que ser como mínimo de 30%”.

    En el mismo sentido, el Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados denunció que el incremento que propone el gobierno es “una vergüenza histórica” porque “la inflación en el último año fue de 47% y en el primer semestre es de 29,2%”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Cuchi, tenés razón, en realidad no se me pasó sino que no lo mencioné porque trato de no repetir aquello que la gente ya sabe por noticieros, e imagino que todos supieron de ka reoresión a jubilados, donde se muestra la verdadera cara criminal, psicópata y cruel de la Revolución de la Alegría.

      Pero ahora pienso que sí debería haberlo mencionado no tanto para los argentinos, sino para todos los que desde el extranjero que leen nuestras notas políticas y las difunden, y tenemos varios (recuerden a nuestro cabezón suizo, por ejemplo, además de Sandy y Marek en Ucrania y Polonia, y ni hablar de todos los latinoamericanos y sobretodo los yankis que son muchos). En eso el blog cabezón creo que se ha convertido en un órgano de la difusión de las injusticias que suceden y se acallan desde el gobierno noeliberal que des-gobierna Argentina.
      Así que te agradezco Cuchi por la mención de los jubilados reprimidos por los garrotes de la Revolución de la Alegría. Que el mundo se entere...
      Saludos!

      Eliminar
  2. Imaginate si reprimieron así a unos pocos jubilados, que nos espera a los trabajadores que salgamos a reclamar. Mas aun teniendo en cuenta que ya estan denunciando amenazas y colocacion de granadas a funcionarios públicos, montando todo un circo para ejecutar la ley antiterrorista que Cristina nos lego.
    Y todo de la mano del tristemente celebre, ejercito argentino recargado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, un pooo la idea de este post es como anunciar eso, se termina la era de la Alegría (una alegría que nunca fue salvo para los sectores concentrados) y empieza la era de los Garrotes.
      Claroq ue van a justificar los Garrotes con el ya consabido relato del Bin Laden del que tanto hemos hablado y comenta Cuchi: ya sea Isis, o La Cámpora, o los terroristas de Afganistán o los jubilados ponebombas, todo va a servir para justificar la represión y ya vienen preparando el terreno para reprimir. Y continuar con "la Fábrica del Odio".
      Lo están preparando ya desde antes de que asumieran el poder, ya sabían lo que se venía. Recuerden nuestros post (que fueran oportunamente tan criticados) sobre la represión de la alegría. Ya lo habíamos anunciado.

      Aquí, el neoliberalismo se preparaba para reprimir:
      http://cabezademoog.blogspot.com.ar/2016/02/el-neoliberalismo-prepara-la-represion.html

      O como este del 26 de noviembre:
      https://cabezademoog.blogspot.com.ar/2015/11/el-neoliberalismo-se-prepara-para.html

      Y como ésta del 11 de diciembre de 2015:
      https://cabezademoog.blogspot.com.ar/2015/12/en-la-fiesta-de-la-alegria.html

      Así que nada de esto es nuevo y es todo previsible. Como mínimo, se nos van a venir los garrotes encima, lo tenemos que tener bien claro. Pero ojo que quizás utilicen la binladelización para ir incluso más allá...

      Eliminar
    2. Y sobre la Ley Antiterrorista y la posible binladelización para atacar a cualquier oposición con la excusa de demonizar a un sector, sea cual sea: los K se la dejaron en bandeja con la Ley Antiterrorista.
      Yo aún me pregunto para qué la impulsaron ¿pensaban reprimir? ¿fueron obligados o chantajeados por EEUU de algún modo? ¿o en qué carajo estaban pensado cuando nos sometieron a semejante escarnio? Se la dejaron servidita a Marioneta Macri y su troupe de marketineros políticos para arremeter contra el terrorismo y hacernos mierda a todos, ya sea económicamente, con el garrote o directamente con las balas.

      Eliminar
  3. Che, cuantos temas, si puedo y tengo tiempo los uno a todos en un post que llevaría por nombre "Los garrotes de la Revolución de la Alegría". Aunque la verdad estoy con poco tiempo, lástima. Y me parece un post muy previsible, además.

    Pero tengo en la cabeza otro tema, que se relaciones con nuestra privacidad en el mundo moderno y sobretodo en un régimen neoliberal; y que viene a colación con nuestros datos que la ANSES entregó a organismos privados para que resulten más eficaces las operaciones marketineras, eso se relaciona también con varios de les temas que tratamos anteriormente relacionados con la privacidad y la mercantilización de nosotros como seres humanos y la conversión de individuo a masa...

    Pfff, cuantos temas nos da para tratar este momento actual, al menos no nos vamos a poder aburrir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente que todo lo que pasa en el país va mas allá de cualquier gobierno nacional, bien sabemos que la política en los países sudamericanos esta bien digitada por el imperio EuroYanky.
      No es que se tornen repetitivas las temáticas de los post, Pues lo que se trata es advertir y mostrar el avance explicito de la política salvaje del neoliberalismo.
      El problema no es que se repita un tema una y otra vez, el problema es que la política neoliberal sigue avanzando y cada vez con resultados mas catastróficos para la población, de hecho las criticas realizadas en post anteriores ya se quedan cortas.

      Eliminar
  4. Estaba leyendo un poco antes de poner una película y empezar a dormirme, cuando veo los links de notas anteriores.- Entro a la del 25/11/2015, aquel de Agarrate Catalina, y me pongo a leer la nota y el fárrago de comentarios (el mío entre ellos) y llego casi al final al de “Gustavo” y al de un tal “g1,g2…” ¡Qué lo parió! Cuánta razón teníamos en vaticinar lo que se venía y cuánto argumento pro Macri (o pro Pro) (o Pro popó) que, a esta altura, parece tragicómico.- 1) El g1, g2… tildando al gobierno anterior como “fascista” por eso votó a Macri y, por supuesto, bastardeando las movilizaciones, de ahí su odio a lo que llama “populismo”.-2) Después Gustavo, que de muy buena manera dice que prefiere a Macri porque está en contra del autoritarismo K y de la corrupción.- Que prefiere corrupción cero y transparencia que ideología y menciona un “cierto” miedo al neoliberalismo.- ¡Ay, Gustavo! Viendo cómo están hoy las cosas y cómo se parecen a lo que tantos decíamos que iba a pasar… ¿acaso portábamos bolas de cristal? No señor.- El neoliberalismo es lo que es y nunca cambiará, porque si lo hiciera sería otra cosa.- Es un grupete de empresarios millonarios que cuando ocupa lugares de poder (en realidad casi siempre lo tienen: en las sombras o a la vista) hace lo imposible para realizar su modus vivendi: “SEGUIR ACAPARANDO”.- Tengo 1.000 y quiero 100.000.- Tengo 100.000 y quiero 10 millones.- Tengo 10 millones y quiero 1.000 millones y así hasta el infinito.- Y ese dinero es el que le quitan a otros millones de personas a las que condenan.- Es tan sencillo como que somos 10 personas a comer y cuando traen la pizza, el que sea agarra el cuchillo y corta 10 porciones.- Nadie haría otra cosa.- Pero imaginate que se levanta uno, corta la mitad en 9 porciones y él se queda con la otra mitad.- Seguro que todos lo puteamos y le tiramos con algo.- Bueno, eso sucede en la humanidad desde hace 14.000 años + o – Estos neoliberales no son sino la quintaesencia de la rapiña; los que como buenos súbditos de los ingleses y los norteamericanos llevan esa costumbre de empobrecer a la mayoría a su favor, hasta el hartazgo.- Y en nuestro país lo hemos vivido y con creces con los gobiernos militares, con el del Turco y el de la Alianza al mando de la derecha radical. Entonces (Gustavo, si es que estás por allí o cualquier Gustavo que esté leyendo): ¿cómo cuernos no íbamos a saber lo que se venía? Macri y sus secuaces fueron delincuentes avezados desde hace años; creadores de la patria financiera, la contratista, la pesificación, el blindaje, las tablitas, la 1050, la estatización de las deudas y otras “maravillas” que los enriqueció o los salvó de ir en cana o, lo que es peor para ellos, de quebrar financiera y económicamente.- ¿A esta gente se les pedía transparencia y corrupción cero? Es más fácil que un mudo cante Ridi Pagliaccio… (sigue)

    ResponderEliminar
  5. (viene) Y después hablamos del corruptómetro a la usanza de los medio de comunicación y esto se pone mejor.- A ver: “los K son corruptos” ¿quién lo dice? Los medios con Larrata, Morales Solá, Majul y figuritas similares.- Hace 12 años que hay acusaciones de corruptela.- ¿Cuánto se ha probado? Un par de casos entre millares de horas de TV y radio y kilómetros de papel impreso, con mentiras y fábulas por doquier.- Todos esos comunicadores responden a esas empresas mediáticas que ya conocemos.- ¿Y qué dicen de Macrimbécil, Calcaterra, Papito FM, Caputo, Majul, Michetti, Aranguren, Niembro y siguen las firmas …? Nada.- Silencio.- Gustavo/s: se cagan en tus premisas de transparencia.- Entonces, no viendo lo obvio y lo que la historia te pone y te puso delante de los ojos, decís: “le doy el beneficio de la duda y cualquier cosa los saco con el voto”.- Y todo lo hecho y todo el daño causado: ¿quién lo arregla? ¿Es tan fácil como que saco un cuadro y pongo otro en la pared? Los muertos, los desahuciados, los empobrecidos ¿se arreglan sencillamente con una elección: saco a Fulanito y pongo a Menganito, saco a Menganito y pongo a Poronguito? ¿Va a aparecer otro Néstor Kirchner a salvar las papas del fuego? ¿Conocen alguno por dentro o fuera del peronismo que sea medianamente hábil para agarrar un país como está hoy o como estará de devastado dentro de 4 años? Aunque no les guste, yo conozco una, pero no creo que tenga ganas… ¿Dejar de lado la ideología? Muchacho, la ideología que tenemos que tener es la de no ser un egoísta, un xenófobo, un miserable.- Es entender que la patria es el mar, la cordillera, la pampa, las cataratas pero, por sobre todas las cosas y antes que nada, el ser humano que está al lado y si sufre, tiene prioridad.- Y si el empresario tiene que ganar $500 millones por año en vez de $540 millones… y bueno, que se ajuste el cinturón (¿?) El kirchnerismo no fue un gobierno de izquierda, sino de izquierda moderada.- Muchos empresario y los del campo y banqueros la juntaron con pala.- Solo se les pidió dejar una tajada para repartir y se les pusieron algunas trabas para sacar la guita al exterior y se les cobraron más impuestos.- Y rompieron las bolas a más no poder y convencieron a muchos que el que estaba a su favor era un corrupto y que había que volver a los mismos H de P. de siempre; y allí están.- ¿Qué me contás, Gustavo? ¿Qué me dicen, “Gustavos”? ¿Están chochos con Cambiemos? ¿Se cumplieron sus expectativas de transparencia, pobreza cero y alegría para todos con el mejor equipo de los últimos 100.000 años? Como es habitual: perdón por la extensión y la catarsis.-

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana