Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

miércoles, 10 de agosto de 2016

Da Zai - Shogyoumujou (2016)


Un brasilero y un japonés forman esta rara banda inspirada en Anekdoten, Änglagård, King Crimson, Gong, Opeth y la obra de Steven Wilson, rock progresivo influenciado en el psicodélico de los 70s, en otra de las producciones de este año que me parecen interesantes. Seguimos con los trabajos del 2016. Que hay buenos y muchos, y ya que estamos nos zambullimos en el under brasilero, y de paso en la cultura japonesa ¿Qué tendrán que ver? entrá al post y te lo contamos, en un comentario de un disco muy jugoso.

Artista: Da Zai
Álbum: Shogyoumujou
Año: 2016
Género: Rock progresivo psicodélico
Duración: 39:55
Nacionalidad: Brasil / Japón


Lista de Temas:
1. Yozo's Burden
2. No Longer Human
3. Domes
4. Gion Monastery
5. Elegy For Kyouko
6. Yosomono

Alineación:
- Andras Jucksch / bass, keys, drums, vocals
- Tatsuro Murakami / guitars, backing vocals
Musicians:
Pietro Putinatti / drums
Marc Olaf Thiessen / flute
Samuel Jalowyj / trompete
Anna Ellendersen / vocais






Dos tipos haciendo un dúo tonal, melódico y rítmico, vocal, jugando con los sonidos y dándose un gustazo. Eso es este disco. Dos tipos que la están pasando bomba. Pero sin embargo se lo toman muy en serio, el trabajo está muy bien realizado, hay una buena producción, muy trabajado todo. Y tiene todo lo que le gusta a la mayoría de prog-heads: piezas largas, Melloton, rupturas, cambios, dulces guitarras acústicas y guerreras guitarras eléctricas, bastantes instrumentos que entran y salen, mil arreglos, aires de jazz rock tenso rápido y experimentaciones varias, conformando unas muy buenas canciones que los invito a conocer.


Sobre el grupo en sí, quienes son, su biografía, cómo se conocieron, de todo eso no tengo la más puta idea... pero... ¿importa mucho? Busqué algo por Internet y no encontré nada, así que mejor nos centramos en la obra en sí. Hay innumerables referencias al arte japonès, hecha por aquellos que conocen la cultura más allá de la superficialidad. No hay animes ni esferas de dragón, sino un maravilloso mundo de la psicodelia japonesa asociada al clima y atmósfera impuesta por la cerrada y oscura tradición del Japón.
Después de dos años de producción, toman algunos elementos clave de la cultura japonesa para armar su lírica y sus temas. Por ejemplo, Osamu Dazai fue un escritor japonês que está muy presente presente desde el inicio de la historia de la banda y del disco. Osamu Dazai es uno de los más grandes autores de la literatura japonesa del siglo XX. Fue uno de los exponentes de "Watakushi shoetsu", novedoso estilo literario en primera persona. El tipo se suicidó ahogándose en las aguas de un río junto con su esposa.





El fascinante y desconcertante mundo del escritor llevó a una banda en Brasil a crear un disco en su honor, con líricas basadas en su obra y su visión particular del ser humano después de una vida hundida en la depresión y la soledad en un mundo y la sociedad de la que nunca se sintió parte. Como se darán cuenta, el disco no pasará como superficial, en él hay arte comprometido y existencial. "Shogyoumujou" es un concepto presente en la vida cotidiana japonesa, que deviene del budismo milenario y se traduce como la "impermanencia de todas las cosas" en referencia principalmente a las cuestiones materiales. Filosofía japonesa Made in Brasil y cantada en inglés, cuestiones del mundo globalizado.
Esta inconsistencia fue absorbida por el disco, las pistas pasan por referencias japonesas, el prog setentero pero que huye del patrón de timbres sucios propio de la época mientras que incorpora las influencias psicodélicas modernas. El resultado es un disco atemporal que no se corresponde con ninguno de estos períodos.
Las canciones son hermosas, incluso delicadas a su manera, aunque el sonido sea rápido en ciertos momentos, en un viaje donde no hay que hacer nada más que sentarse con los auriculares para ir a otro lugar, una ensoñación dramática del existencialismo japonés, y creando un álbum con mucha alma e identidad, fuera de todo estereotipo, y forjando un disco más que singular.
Un gran trabajo donde hay que zambillirse para sacarle todo el jugo, una obra notable, incluso más allá de lo musical: una obra de arte.


Da Zai hail from Curitiba, Brazil and they are a prog rock duo with a definite psychedelic edge. However, this is psychedelic infused prog, without the whimsy that sometimes goes along with that particular label.
Instead you have Andras Jucksch (bass, keys, drums, vocals) and Tatsuro Murakami (guitars, backing vocals) bouncing ideas, melodies and all sorts of instrumental and vocal goodness between them. Shogyoumujou appears to be a set of interconnected songs that seague almost seamlessly from one to another, so that what you hear is a long psyche-rock multi-part suite.
Meaning the impermanence of things, Shogyoumujou opens with Yozo's Burden featuring Anekdoten-style Mellotron, before mixing up the tempo and dynamics with guitars and drums. It is an opener that signals the twist and turns to come throughout each song, whilst retaining a firm grasp on melody and structure. This is followed by the woozy psychedelia of No Longer Human, with its dual vocal and dissonant electric guitar. The vocals on the album mix the molasses-textured baritone from Andras Jucksch with Tatsuro Murakami's lighter backing vocals, a combination that works particularly well throughout the album.
The pair add a touch of heaviness to Domes, that moves from atmospheric keys (think the opening section of Gong's A Sprinkling of Clouds), to morph into a dynamic and loud ballad. The longest piece, Elegy For Kyouko has it all, using Melloton passages, swirling keys, an acoustic guitar break, trumpet and electric piano on an inventive arrangement. The closing song, Yosomono (which means outsider) is where Da Zai wear their influences most clearly. Here you have early King Crimson, from where they had some elements of psychedelia in the Crimson sound. Dai Zai's use of jazzy, acoustic guitar adds an extra dimension, and it is a good way to end the album.
Da Zai's Shogyoumujou is a confident, consistent album that is influenced by early 70s psychedelic rock but puts the emphasis on the rock without going into space rock grooves or using Indian tonalities. If you are looking for some psyche-rock goodness, try here. 7 out of 10
Martin Burns




El disco está disponible en Bandcamp para la descarga gratuita, así que no hay razón para que no se den un gustazo y los escuchen y conozcan como se debe.

https://facebook.com/dazaiofficial




1 comentario:




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana