Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

viernes, 10 de junio de 2016

Los Delincuentes y sus Medios

Bajo la premisa de hacer llegar la paz y la libertad, los poderes en la gran maquinaria de la democracia actúan guiados por sus propios intereses económicos. En un ambiente de aparente búsqueda de libertad que en realidad es de intimidación, auto-censura y propaganda, la información y la desinformación se confunden. Más allá de los actos delicitivos de la mafia neoliberal en el poder de la CEOcracia Cambiemos, pretendemos hacer foco en el poder mediático que opera para que esa mafia siga operando. En medio de listas negras, censura, aprietes y persecusiones la tan mentada "libertad" de la que hablaba el partido de los globitos y la alegría se traduce en hostigamiento para cualquiera que nos sea oficialista. Aquí tenemos la "libertad" del neoliberalismo.



Mientras en medios internacionales se denuncia que los principales multimedios del país protegen al presidente Marioneta Macri para que, por ejemplo, el escándalo internacional conocido como Panama Papers no lo afecten como sí lo hicieron con otros líderes mundiales, algunos de ellos que tuvieron que renunciar a sus cargos.
Los grupos financieros y las grandes empresas internacionales son dueñas de la mayor parte de los medios a través de la publicidad o mediante asociaciones o compras directas. A su vez los medios se concentraron, se compraron unos a otros, en un proceso que lleva décadas. En ese contexto, los periodistas fueron empujados a trabajar a destajo, sometidos al arbitrio de empresas y al capricho de editores, sin representación real, aunque sí declamado durante años, en una situación laboral sumamente precaria.
En medio de denuncias -por parte de los trabajadores- de la confección de "listas negras" en medios de comunicación, aparece un decreto de María Eugenia Vidal que sanciona con prisión a quienes revelen datos del patrimonio de los funcionarios.


El gobierno de María Eugenia Vidal decidió que se aplique una sanción de hasta dos años de prisión a quienes den a conocer el contenido de las Declaraciones Juradas -en su formato integral- que presenten los funcionarios provinciales, policías y agentes de servicio penitenciario. Entre los alcanzados por la sanción se ubica a "terceros". En otras palabras, a los periodistas y medios de comunicación. (...) A través del decreto 647 Vidal modificó el decreto 116, con el que había obligado a sus funcionarios y a sí misma, además de los agentes penitenciarios y policiales con el grado de subcomisario en adelante, a publicar sus declaraciones juradas de bienes, una medida largamente esperada ante la falta de transparencia que impera en los actos del Estado provincial.

O sea, más mordaza para evitar que todos se enteren lo que roban. Si estos no son delincuentes ¿los delincuentes donde están?.
Los delincuentes están en el poder y no quieren que sus billeteras se vean cada vez más engrosadas, entonces la ocultan y meten preso a quien intente verlas.
¿Y los medios que los apañan? Bien, gracias... ellos también están con las manos sucias, por algo también están en los Panamá Papers.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana