Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

lunes, 28 de diciembre de 2015

Cola de Zorro - Can-Can (2012)


El blog cabezón es un espacio colaborativo, solidario, pluralista, rebelde y participativo. Demostramos nuestra ideología no tanto en el plano teórico sino en la práctica. Aquí, otro de nuestros amigos que se larga a compartir discos y reseñas, el Dioni se nos viene con un discazo de una gran banda... pero si quieren saber más, entren al post.

Artista: Cola de Zorro
Álbum: Can-Can
Año: 2012
Género: Fusion Progressive / RIO??? / experimental / progressive rock
Duración: 47:26
Nacionalidad: Chile


Lista de Temas:
1. Chuza
2. Truco
3. Circo blanco
4. Tiki
5. Cola de zorro - Impro.1
6. En las cuevas de watzou
7. Canto para llamar a las ballenas

Alineación:
- Jorge Duamante / Saxo, Flauta traversa, Accesorios.
- Felipe Medina / Guitarra eléctrica, Sintetizador, Clarinete, Accesorios.
- Sebastián Tapia / Guitarra eléctrica, Flauta traversa, Tarkas, Accesorios.
- César Bernal / Bajo eléctrico, accesorios.
- Manuel Sepúlveda / Timbaletas, Congas, Bongo, Accesorios.
- Pablo Rivera / Batería, Accesorios.

Ya habíamos presentado a Cola de Zorro hace muy poquito, cuando sacaron su último disco. Ahora viene el Dioni y nos comparte más de ésta fantástica banda chilena. Como nadie para presetar y reseñar éste disco como el Dioni, que hace su presentación (y de qué manera!) reseñando y compartiendo discos en el blog cabezón. Felicitaciones Dioni!!!


Es difícil mantener una posición imparcial para hablar de esta banda, en especial cuando la vengo siguiendo alrededor del 2008, cuando “teloneaban” bandas locales de progresivo o música experimental en diversos lugares de mi querido Valparaíso, cuna de poetas y artistas fatales, Teatro Mauri o Bar Laduana por nombrar algunos de estos ya desaparecidos espacios de bohemia y rock del bueno (y no tan bueno). Es difícil hablar de una banda cuando llegas a un punto en que piensas que te robaron todas esas ideas mentales de cómo debe sonar una buena banda de progresivo latinoamericano... aún hoy, 24 de diciembre de 2015 a mis 27 años a cuestas me siento un niño mirando a sus ídolos en cada entrega que me toca apreciar en los nuevos lugares de la “escena porteña”, es quizás por esto que siempre en los espacios en donde se manifiesta el subconsciente me encuentro musitando ciertas melodías de este disco que me llaman.
Can-Can es un disco que comienza directamente con la guitarra de Sebastián Tapia armando una arquitectura sonora que pareciese las campanadas de una iglesia onírica estructurada también con el oficio de la espacialidad de las percusiones en el tema Chuza, preámbulo para un crescendo de intensidades y texturas dentro de la misma construcción musical del tema, tomando elementos del fusión-jazz y el progresivo se aprecia una voz clara y bastante madura para tan jóvenes músicos. Encuentro que la gran belleza de este primer tema es como las voces vuelven en un decrescendo que nos deja solos escuchando el sonido de los vientos en un paisaje que nos obliga a mirar dubitativos el horizonte que nos deja.
Truco es un tema con mucho espacio para la imaginación de los intérpretes, composición que coquetea mucho con RIO, un tema que a mi parecer es un corriente de consciencia entre los hablantes dándonos esa sensación de caminar pesado en medio de quizás qué estado alterado de conciencia que comienza de golpe y acaba con la misma fuerza.
Jugueteando con las ollas y cacerolas comienza Circo Blanco, preámbulo de una potente introducción que nos muestra toda una potencia Rítmico-Armónica y un desarrollo que le da el espacio al saxo y a la flauta traversa para que se expresen tranquilos con pequeños puentes entre cada tesitura, importante en esta diagramación sonora es el trabajo de Cesar Bernal con un bajo que no deja indiferente a nadie (aún más en vivo). El remate es un outro variación de la intro que cierra de manera redonda este tema.
Tiki ha de ser la divagación errante de alguien a quien los recuerdos de tiempos mejores no le entran en gracia, deambulando de una memoria dominical a la más sufrida pesadilla de tensiones que terminan agotando de cansancio al padecido de tal infortunio. Siento que quizás este sea el tema “más contruido” en cuanto a composición con partes muy definidas y muy bien logradas, tema redondo.
Impro N° 1 es el puente al final del disco con los dos temas épicos que se nos aproximan. Primero Las Cuevas de Watsou, comienza como andantino límpido con un gran bajo marcando la pauta del mismo en conjunción con los demás instrumentos, nuevamente la banda nos adormece con un bello juego armónico-melódico que en cada ciclo nos hace sospechar del porqué de ese acelerando no muy sutil y claro, la intensión siempre fue llevarnos a un dionisiaco paraje de voces y voces que se toman el panorama cual pasaje oscuro de pequeños demonios que esperan cualquier paso en falso para atraparnos en esta cueva, salir de la misma será un ejercicio de voluntad muy bien llevado por estos músicos que nos guían a punta de complejos rítmicos y pesadas armonías, lo que nos queda es esperar que todas estas escaleras nos lleven de nuevo al lugar del que no debimos salir.
Y llega la hora del adiós, y llega la hora de adentrarse nuevamente en otro paisaje sonoro, hora de salir por nuestras cornisas porteñas y escuchar los cantos ceremoniales de quienes buscamos en la mar alguna respuesta, es hora de quizás el viaje más profundo de este disco: Canto Para Llamar a las Ballenas, camino desde un estado de ataraxia hasta perderse en la desesperación trémula, todo el desarrollo es un grito desesperado de voces y nados que terminan por perderse en un naufragio que se ahoga en el silencio total...
... sólo la música nos podrá salvar.
Sebastián Hidalgo (Dionisio LePetit)


Y si nos ponemos a hacer historia, en el blog cabezón le hemos salvado la vida varias veces al Dioni ¿cuantas veces Sebastián? cuando ha pedido en lossless discos imposibles o se suicidaba, y se los hemos conseguido siempre, jeje, bueno, aquí vino la retribución que se agradece como corresponde.

Aquí, una entrevista a Felipe Medina:
“Nuestra música es un intento por lograr hacer una manifestación sonora de forma comunitaria con las distintas tendencias musicales de sus integrantes”
Para iniciar este periplo por los sonidos más extraños e incomprendidos de nuestro chilito es necesario dar a conocer una banda nueva, que viene metiendo ruido hace rato en Valparaíso. Se trata de Cola de Zorro, agrupación oriunda del Puerto, que desarrolla una especie de rock progresivo sicodélico con dejos de hipismo. Desde el año 2005, luego de una oleada de bandas que profesan este estilo de música flotante mezclado con jazz, altas dosis psicodélicas, rock progresivo y otras delicias volátiles que incrementan tus alucinaciones.
Con un demo y un EP, estos muchachos sacan este año lo que sería una verdadera carta de presentación con su disco “Can – Can”, una muestra de lisérgica sonoridad compuesta de 7 melodías, descargable en http://coladezorro.bandcamp.com/, que podrían llevarte a los más diversos parajes alucinatorios.
Hoy por hoy, la banda se encuentra en proceso de creación y promoción de su reciente disco con César Bernal en bajo, Pablo Rivera en batería, Jorge Duamante a cargo de los vientos, Sebastián Tapia en Guitarra eléctrica y vientos y Felipe Medina, guitarra y sintetizador.
Conversamos con Felipe, quien amablemente, dejo que invadiéramos su tiempo y respondió nuestras preguntas.
Cuénteme ¿Por qué su disco se llama CAN CAN?
Bueno, surgió de escucharlo por ahí, en donde se contaba que los aborígenes que habitaban estas tierra llamaban a la palma chilena. Nos gustó como sonaba y además nos dimos cuenta que es un baile y hasta una prenda de vestir. Pero en definitiva nos gustó por como suena.
El fruto que sale en la caratula ¿Representa algún simbolismo?
Claro, de ahí salió lo del coco de la palma con el cual trabajó las personas de Gentecomún en el diseño del disco.
Cola de zorro, para los fumetas, tiene una clara alusión a esa ramita llena de cogollos.
Si, no creo que alcance para un código secreto.
¿Cómo podrías definir la música que hacen?
Es un intento por lograr hacer una manifestación sonora de forma comunitaria con las distintas tendencias musicales de sus integrantes.
O sea, es producto de la creación colectiva, pero ¿Cómo es ese proceso? ¿Se fuman algo y dejan fluir la música?
No hay un método fijo. A veces hay productos externos, a veces alguien llega con una idea o se improvisa o se arma una idea entre dos o tres integrantes. Pero en general se crea en forma colectiva.
¿Qué sienten al provocar esos estados hipnóticos con su música?
Es bueno saber que la gente siente algo especial con lo que uno hace. Cuando la música genera estados determinados o llega con más profundidad, eso es lo que uno busca, que la gente que escucha sienta algo parecido o igual a lo que uno siente cuando toca, es decir, lograr compartir el momento.
¿Se viene otro viaje sicotrópico con Cola de Zorro?
Es la idea. Tenemos un par de temas nuevos, pero aun falta llegar a conformar un conjunto de canciones suficientes para grabar un disco de media hora o más. Pero ya para el próximo año se puede empezar a pensar en un nuevo trabajo.
¿Alguna presentación en carpeta? ¿Cuando vienen a Santiago?
Ahora como buen fin de año, andamos medios atareados por pegas y estudios, así que solamente estamos ensayando. A Santiago, están las ganas de ir, tal vez en el verano nos dejemos caer por la capital.
¿Algún mensaje vomitivo para los jóvenes que leen estas líneas?
Que sean ellos mismos y sean felices (Risas)... ¿Qué más se puede decir?
Jorge Rubio


Los dejo con un disco que estoy escuchando por Bandcamp mientras me descargo el disco. Y la verdad está genial. Gracias Dioni!!!! Salvarte la vida valió mucho la pena!!!

Grabación: Rodrigo Yau, Camilo Lillo, Sebastián Tapia
Mezcla y Masterización: Camilo Lillo, Sebastián Tapia
Diseño: Gente común
Registrado en RukaNostra, Lliu-Lliu, los días 8 y 9 de enero del 2011 y editado el 2012.

Bandcamp




4 comentarios:

  1. Mientras Dioni corrije un error en el link de descarga, voy dejando el link de Bandcamp, que tiene la descarga gratuita.

    Download: (Flac + Mp3)
    https://coladezorro.bandcamp.com/album/can-can

    ResponderEliminar
  2. Acá les dejo el link
    https://mega.nz/#F!cJcymRzT!Xt1dqaE3Kc1-wDl73mH8pA

    ResponderEliminar
  3. Da mucho placer leer una reseña bien escrita que dan ganas de escuchar el disco, y sobre que todo que trata de ser lo más objetiva posible (ya sabemos que no se puede tal cosa, pero no por eso hay que caer en el abuso del subjetivismo). En fin, agradezco el disco y la excelente reseña. Luis.

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana