Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

domingo, 19 de julio de 2015

Il Balletto di Bronzo - YS (1972)




Artista: Il Balletto di Bronzo
Álbum: YS
Año: 1972
Género: Progresivo Italiano
Duración: 41:34
Nacionalidad: Italia


Lista de Temas:
 

1. Introduzione (15:11)
2. Primo Incontro (3:27)
3. Secondo Incontro (3:06)
4. Terzo Incontro (4:33)
5. Epilogo (11:30)
Bonus track on CD re-issue (1994):
6. La Tua Casa Comoda (3:47)
Alineación:
 

- Lino Ajello / guitar
- Gianni Leone / vocals, piano, organ, Moog, Mellotron, spinet, celeste
- Vito Manzari / bass
- Gianchi Stringa / drums


Il BALLETTO DI BRONZO (BDB) inició su carrera como un grupo orientado a la psicodelia de finales de los '60, pero no fue sino hasta 1971 con la llegada de Vito MANZARI y Gianni LEONE que el grupo se fortaleció, convirtiendo su segundo disco en un clásico imprescindible dentro del género progresivo. Después de varios conciertos y giras exhaustivas, el grupo se desintegra tal y como le pasaba a muchos grupos de aquellas épocas. Pasó mucho tiempo para que "Ys" fuera reconocido, pero se hizo justicia y ahora aparece en las listas de casi todos los coleccionistas de buen rock, y a veces como el disco de rock progresivo más importante de todos los tiempos.

Pasó el tiempo y contagiados por el movimiento de reunión, BDB por iniciativa de LEONE es reformado para iniciar con gira de conciertos y grabar un nuevo disco. De hecho, en el concierto que dieran en la ciudad de México compartiendo telón con el también reformado grupo FOCUS.

Ys" es uno de esos discos que te dejan con ganas de más y más rock progresivo, pero no de cualquier rock progresivo; de éste, el espectacular, el que describe el género sin dejar alguna duda de lo grandiosa que es esta música.

Grabado por Franco SALA en 1972 y con la asistencia de Michele MUTI, mezcla de SALA y Gaetano RIA y la colaboración de Detto MARIANO, la música y las letras de N. MAZZOCCHI vieron nacer un hijo tan bello y tan expresivo, que hasta estos días se le considera el Dorian GREY del rock progresivo. Un álbum inmortal, estético y perfecto tras la interpretación exacta de Vito MANZARI (bajo); Gianchi STRINGA (batería); Lino AJELLO (guitarra); Gianni LEONE (voz, teclados) y la colaboración en coros de Daina DINI. Desde luego, la primera versión de este disco vino como LP, sin embargo al reeditarlo en CD no perdió mucho de la estética del arte gráfico original, que termina por redondear este concepto.

Il BALLETTO DI BRONZO le debe su gloria a este disco. Uno que incursiona en sonidos un tanto oscuros y que encajan perfectamente con el resto de los instrumentos y su sensibilidad vocal. Una magnífica obra a la usanza clásica de tres movimientos a los que le incluyen introducción y epílogo, haciendo un total de cinco cortes. Pero no hay que dejar de notar que se trata de una obra y no de cortes sueltos para hacer un álbum; los movimientos fueron colocados en cortes para su más fácil identificación, sin embargo el disco se disfruta más escuchándolo todo en una sola exhibición. Al menos esto pasa con la obra original y bendita sea en este caso la invención del CD que te permite escucharla de corrido sin la a veces exasperante pausa por darle la vuelta al disco. En una versión posterior, se incluyen dos cortes como bono, que fueron grabados en 1973 y ahí sí no pasa nada si te vas directo a alguno de ellos. Los cortes extras que menciono son 'La tua casa comoda' y 'Donna Vitoria'.

Otros comentarios:
Fernando G. Toledo
Hace ya más de tres décadas y media que éste, uno de los mejores discos de rock jamás grabados, sonó por primera vez . Pero el tiempo parece no pesar. Ys, pieza capital del progresivo italiano, fue concebida por Il Balletto di Bronzo, grupo napolitano que llegaba a las bateas después de una decepción comercial (su interesante disco debut, Sirio 2222, fue un fracaso de público y el sello los despidió) y una depresión artística (dos integrantes dejaron la banda).
Esos acontecimientos, a pesar de todo, resultaron claves para el grupo, porque significaron el ingreso del bajista Vito Manzari y del cantante, multitecladista, compositor y figura aglutinante Gianni Leone.
Así es que, sin ánimo de darle la razón a la RCA, editaron por Polydor un trabajo aun más ambicioso, innovador, sinfónico hasta la médula, expresionista e inigualable. Ys produjo un raro efecto: impresionó a todo el que lo oyó, pero como era de esperar, no funcionó comercialmente y poco después Il Balletto... se desbandó. Por suerte, el boleto a la perennidad estaba sacado y no tenía regreso.
Obra conceptual escrita por Leone (aunque una tal N. Mazzocchi figuraba como autora y se llevó los créditos por dos décadas), Ys cuenta, según su creador, «la historia del último hombre en la Tierra, tras una destrucción completa (...). Él comienza a caminar y se encuentra con otros hombres, sordos, ciegos, mudos (...). La metáfora es la incomunicación y la soledad».
 Los movimientos de la obra
El coro que da inicio a la Introduzione es oscuro, y en los primeros minutos Leone –acompañado sólo por sus teclados que pulsan pocas notas para dar un clima de patetismo– canta dolorosamente: «La voz le narró / al último que / sobre el mundo / quedaba. Y después le ordenó/ que lo siguiera/ para decirle la verdad. / Y el juego inició». Bajo y batería, y poco más tarde la guitarra, estallan luego en vehementes melodías. Esos primeros tramos de Ys bastan para sintetizar la monumental obra que seguirá: están el expresionismo reinante, las increíbles piruetas de los dedos y la garganta de Gianni Leone, el enorme colorido sonoro y la capacidad de la partitura para estremecer.
Pero más allá del virtuosismo de los músicos, lo que alimenta el éxtasis es la índole temeraria de la banda para interpretar esta pieza poco convencional. Nada parece dejado al azar si de conmover se trata en Ys, aunque haya tramos que parezcan improvisados. En este sentido, todo es eficaz en Il Balletto di Bronzo: lo que suena y lo que se calla, lo que se estira casi hasta cortarse y lo que se atempera.
El final de la Introduzione lanza al oyente al Primo incontro, tramo en que lo rítmico alcanza gran relieve, y en este sentido (aunque el papel de Leone eclipsa lo demás) el bajo de Vito Manzari y la batería de Gianchi Stringa resultan esenciales.
El Secondo incontro es desolador y su arranque, con el cantante que gime versos apocalípticos, acompaña esa sensación. Es una sección de contrastes, con Leone llevando al máximo su voz y teclados infinitos, mientras la banda arremete con ritmos irregulares de extraña belleza.
Nada es convencional en Ys y el Terzo incontro lo confirma: es más melódico y claro, pero como puede serlo el acero puesto sobre la oscuridad de un ojo ciego. Y si del frío acerado hablamos, la guitarra de Lino Ajello vuelve a sorprender, sonando desde atrás, como si hiriera a traición y nos alcanzase su séxtuple herida.
Epilogo concluye igual que si Il Balletto... persiguiera una sola intención: pintar de negro la noche. Se trata de un ciclo de acordes repetidos y salpicados de teclados que parece que van apagándose, hasta que estallan en redobles y la banda a pleno, como una sinfonía en clave de furia.

Una edición para coleccionistas
Esta obra, que resultó ignorada masivamente y hoy rescatada en ediciones como la presente (japonesa, bella réplica de la edición en vinilo) es, hoy, considerada «la obra maestra entre las obras maestras» del rock italiano de los ’70. Vale la pena recordar qué significa «Ys»: según la leyenda bretona, se trata de una isla de la antigua Bretaña que desaparecía en el mar y volvía a aparecer. El disco mantuvo esa virtud y después de desaparecer está de nuevo frente a los ojos, ante los oídos, petulante como todo lo genial.
La edición aquí comentada es la mejor imaginada: la japonesa de Polydor, perteneciente a la «European Rock Legend Series». Consiste en un Mini LP CD, es decir una réplica del LP original, a tamaño de disco compacto (y por supuesto, con un CD en lugar de un vinilo), en caja de cartón, con las letras en el mismo diseño que el disco de los años ’70. Además de sonido remasterizado, incluye dos bonus tracks, uno más que la primera edición digital europea: trae el simple La tua casa comoda y el inhallable Donna Vitoria.

Una probatida....


5 comentarios:

  1. A continuacion la via para su disfrute y esperando sus comentarios que son de lo que vive este blog!!!
    http://pasted.co/e30ec4b1

    ResponderEliminar
  2. Grande Banda,grande disco
    Muito obrigado

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, , hace tiempo quería volver a escuchar este disco para "ver" cómo ha envejecido. saludos.
    Pd: sólo ha rejuvenecido más

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana