Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

miércoles, 22 de julio de 2015

Catupecu Machu - A Morir!! (1998)


Artista: Catupecu Machu
Álbum: A Morir!!
Año: 1998
Género: Rock alternativo
Nacionalidad: Argentina


Lista de Temas:
1. Nocoso
2. Todo pasa, todo queda
3. Los tres deseos
4. Apirie Omapare Piarolo
5. Amague Calaverico
6. El lugar
7. Héroes Anónimos
8. Calavera Deforme
9. Amague Polclorico
10. Testigo criminal
11. Mil voces finas
12. Cuantos son
13. Ritual
14. El rostro (mi espejo)
15. Apaga la luz Faustito
16. La Llama
17. Le di Sol
18. Prefacio Psipolquistico
19. La Polca
20. Introducción al daleismo
21. Dale!!
22. Sinfonia de Oclusion
23. El sueño

Alineación:
- Fernando Ruiz Díaz / Guitarra y voz
- Miguel Sosa / Batería y percusión
- Gabriel Ruíz Díaz / Bajo, coros, voz y percusión
Músicos invitados:
Javier Herlein / Acordeón y 2º batería
Kamono / Coros
Músicos en "Sinfonía de Oclusión":
Marcelo Baraj / Batería
Javier Herlein / Batería
Fernando Ruíz Díaz / Guitarra
Miguel Sosa / Guitarra
Martín Gonzalez (Totus Toss) / Bajo


Un aporte de Fede que quiere presentar a los Catupecu en el blog cabezón. Convengamos que yo nunca lo hubiese traído, pero bueno, yo tampoco hubiese traído los discos solistas de Cerati y por pedido del público y porque alguien ripeo y quiso compartirlo, lo publicamos. Así que con mucho más derecho presentamos a los Catupecu en el blog cabezón.





Empecemos a presentarlos para quienes no los conozcan. Catupecu Machu es un power trío argentino, oriundo del barrio de Villa Luro, formado en 1994. Su música se enmarca dentro del rock alternativo y en algunos casos llega a cierta experimentación sonora dentro de un formato de canción.
Sobre el disco, el segundo en su discografía y grabado en vivo, no voy a comentar mucho, pero les dejo algunos comentarios de terceros.

El 10 de Octubre de 1998, en Cemento, Catupecu Machu grabaría su segundo disco y su primero en vivo. ¡¿A QUIÉN SE LE OCURRIRÍA QUE SU SEGUNDO DISCO SEA EN VIVO?! Solamente a ellos.
En un momento de constante ascenso la banda de los hermanos Ruíz Díaz decidiría hacer esto porque quería registrar a la banda en una etapa que con los años queda olvidada y además porque tenían la intención de grabar un disco en vivo después de cada disco de estudio.
El repertorio de aquella noche contaría con 17 temas, 12 de su disco anterior y 5 nuevos. De los que están también en “Dale!” podemos decir que son versiones más desprolijas, pero que no pierden su esencia y que además se les agrega la “magia” que tienen los recitales.
Los temas nuevos son “Nocoso”, una canción que si fuera instrumental sería mejor ya que solo tiene un verso, “nocoso, nocoso, nocoso”...; “Testigo criminal”, “Cuantos son” que tiene a Fernando solo, tocando la guitarra y cantando; “El rostro (mi espejo)”, que es de lo mejorcito del disco y “Héroes anónimos” un cover de Metrópoli, la única canción que salió bien prolija y bien lograda, mostrando que desde un principio tuvieron la intención de que sea un corte de difusión; es sin duda la mejor canción del disco y el único “clásico” de las nuevas.
Además de los temas, el recital tiene unas cuantas “perlitas”; un par de amagues, introducciones a los temas más esperados, “Apagá la luz Faustito”, donde Fernando Ruíz Díaz le dice a Fausto Lomba, que apague una luz, una versión a capela de “El sueño” y “Sinfonía de oclusión”; “canción” incalificable de la que se desprenden frases para el recuerdo como “che, vos, remera rayada! Agárrenlo! Al pelicorto! Agárrenlo!” o “déjense de mirar la cámara la put* madre!” y que tuvo como invitados en batería a Marcelo Baraj (primer baterista) y a Herrlein (baterista siguiente), y a Martín “Macabre” González en bajo, que en ese momento estaba en Totus Toss. Herrlein también tocaría el acordeón en “La polca”.
Como disco en vivo, el disco es bueno; muestra a una gran banda en sus comienzos y sería un puntapié para un gran disco como fue “Cuentos Decapitados”.
Néstor


A morir fue el segundo trabajo discográfico de Catupecu Machu y su único cd grabado en vivo. De esta manera el disco se compone como un testimonio que captura la esencia original de este grupo, nada más ni nada menos que en el mítico escenario rockero de Cemento. La vivencia directa de un fenómeno que se estaba gestando; con la rareza de que el disco retrata fielmente cada segundo de ese concierto, brindado la oportunidad no sólo de acceder a las canciones, sino también a esa atmósfera que sólo el rock under puede generar.
En esos tiempos, allá por el 98´, Catupecu se formaba como un power trío con un estilo completamente distinto al que nos tiene acostumbrado en los últimos años. Fernando Ruíz Díaz, en guitarra y voz, Miguel Sosa (luego creador de Cuentos Borgeanos) en batería y percusión, sumados a Gabriel Ruíz Díaz sacándole chispas al bajo, componían un psycho punk cargado de fuerza, de distorsión y una energía que hacía saltar hasta a quien no quería. Nada de efectos sonidos, ni computadoras, solo el poder de los instrumentos y la voz. Probablemente este no sea el período de máximo esplendor de la banda, visible luego en discos como Cuentos Decapitados, Cuadros dentro de cuadros o El número imperfecto. Sin embargo aporta la posibilidad de acceder a los inicios del grupo y a una comprensión de cómo la banda fue forjando ese estilo hard rock electrónico que los llevó al éxito.
La propuesta de Catupecu en A morir, fue considerada arriesgada, dado que ninguna banda hasta el momento en Argentina se había atrevido a grabar un cd totalmente en vivo, sin arreglos, algo completamente innovador. No obstante el grupo lo consideraba algo natural, argumentando que dado que sus shows, al igual que los de las demás bandas del circuito underground, eran grabados por el propio público en casetes, no veían razón alguna de no hacerlo ellos mismos con mejor sonido y producción.
En el concierto tocaron canciones de su anterior disco Dale! con el agregado de cinco temas completamente inéditos. La apertura la brinda “Nocoso” tema totalmente punk con la batería a mil y una letra monotemática compuesta de una única palabra. Manteniendo el ritmo y el vértigo le sigue “Todo pasa todo queda”, “Los tres deseos”, “Testigo criminal” y “Apirié omaparé piaroló” con la vibración y la energía en la voz de Fernando, acompañados por solos de bajo y guitarra a pura distorsión. Un ritual de potencia que se observa también en un tema con mucho mas contenido como “El lugar”, luego re-versionado varias veces por la banda en diferentes conciertos y CDs. Una de las perlas que decora el cd es un cover excepcional del tema “Héroes Anónimos” de Metrópolis (banda pop argentina de los 80´).
En el recorrido aparecen algunos hits de la banda en esos momentos como “Calavera deforme” y “Le di sol” canciones que grafican claramente ese estilo hardcore punk con un ritmo y letra surrealistas y psicóticos. Con una excepcional línea de bajo con el sonido único que aportaba Gabriel Ruíz Díaz. Un gran tema que se destaca en el disco es “La llama”, también con fuerza y emoción, pero con más poética, reflexión y un excepcional riff de guitarra que queda grabado en la memoria, tal vez marcando el camino hacia el futuro del grupo. En este plano aparecen en el disco temas mucho mas sentidos, bajando un poco las distorsiones y dando protagonismo a la voz, dentro de los que se destacan “Cuantos son”, “Mil voces finas”, “El sueño” y “El rostro”. Con respecto a las influencias presentes en el disco se puede observar incluso un tema que mezcla el hard rock y el folclore como “Ritual” casi como una búsqueda de sonido más allá del punk.
Infaltables en todo concierto de Catupecu Machu dos temas que incitan y promueven el pogo como ninguno. El primero “La polca” un tema inspirado en las polcas nórdicas pero cuya letra no posee conceptos, sino palabras inventadas por la banda que acompañan la música. Esta canción cuenta con la participación de Javier Herlein en acordeón, quien luego se convertiría en baterista de la banda.
El segundo “Dale!”, tema icónico de la banda que nos va arrastrando con un sonido envolvente y que deja los silencios y ritmos necesarios para que se genere ese rito rockero donde no importa nada más que chocar y disfrutar de la música. Un tema para generar revoluciones, que invita al perpetuo movimiento y que todo fanático de la banda, que se precie de tal, quiere escuchar en cada concierto.
Dentro del disco la banda escribió unas palabras que buscan mostrar la filosofía del álbum y que es bueno destacar para acceder a la fibra más íntima de este particular trabajo: “Se nace con todo. La vida siempre es vida en sí misma, es un extremo y los extremos de más vida, en que la vida baila y grita y se destuerce y sale. Son esos momentos que quedan grabados en relieve. Son esos en que la última gota de transpiración que queda parece estar por dejarnos, que los huesos están por salirse, que la emoción es uno mismo… Siendo uno y todos a la vez.”
Tal vez de eso se trata, de un sentimiento compartido que va mas allá de la música, que busca rebelarse, que busca correr, saltar y gritar. Un sentimiento que desborda lo armónico y que se transforma en pura energía, con un toque de locura.
Gustavo E. Rosatto

Y tenemos otro disco para presentar de esta misma gente: "Cuadros dentro de cuadros", su disco más experimental e interesante. Gracias Fede por compartir tu música.




6 comentarios:

  1. Download: (Flac + CUE + Log)
    http://pastebin.com/AEEfPcSq

    ResponderEliminar
  2. Chicos gracias por subir tantas cosas grosas!
    este blog es de lo mejor que vi en los ultimos tiempos en internet!
    hay un problemita con este disco mega dice q el enlace no esta disponible,
    espero pronta solucion y desde ya muchas gracias!

    ResponderEliminar
  3. Todavia recuerdo el dia que fundaron el grupo, estaba en la casa de Villa Luro. Los padres se habian ido a Italia y estos pibes convirtieron la casa en una gran sala de ensayo. Le pregunto a Gabriel, como se va a llamar la banda? "Catupecu Machu"...Catupecu Macu???. "Si, era una mascota imaginaria que tenia yo cuando era chico"... Eran principios de los '90, Bs. As. era una ciudad convulsionada por el rock, pisabas una baldosa y salia una banda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese momento yo tendría 2 años. Hoy veo videos de esas épocas que no viví y lloro. Soy un pelotudo? Sí, pero es re lindo ver la fuerza con la que me puede mover una banda que me identificó en momentos clave de mi vida. Aguante todo

      Eliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana