Búsqueda cabezona

lunes, 9 de marzo de 2015

Jorge Reyes - Dioses Olvidados (2012)



Artista: Jorge Reyes
Álbum: Dioses Olvidados
Año: 2012
Género: Progresivo Atmosférico / Etnica Ambiental
Duración: 64:00
Nacionalidad: México

Lista de Temas:
1. Different Deserts
2. Night Devotion
3. Snake Song
4. Saguaro
5. Mutual Tribes
6. Suspended Memories, Forgotten Gods
7. Ritual Noise
8. Distant Look
9. Shaman's Dream


Alineación:
- Jorge Reyes / Drums, Flute, Ocarina, Percussion, Rainstick, Voice, Whistle
- Steve Roach / Didgeridoo, Flute [Lakota Plains], Percussion [Distant, Sampled], Sequenced By [Rhythm Programming], Synthesizer [Analog, Digital], Voice
- Suso Sáiz / Effects, Electric Guitar, Percussion



Volvemos con la danza de los peyoteros del músico mexicano Jorge Reyes gracias a un aporte de Alberto, otro más que se suma a nuestra discoteca. No encontré mucha información sobre este álbum, pero pareciera ser una recopilación de temas lanzado luego de la muerte del músico, quien fu conocido por difundir y fomentar la música prehispánica, además de alcanzar fama con la legendaria banda de rock progresivo Chac Mool. En el disco hay canciones propias y de sus colaboraciones con Steve Roach y Suso Sáiz, dos de sus compañeros de ruta.

Jorge Reyes was born in Uruapan, Michoacán, Mexico, (24-09-52). He studied transverse flute at the National Music School, (Escuela Nacional de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México, or UNAM) (1970–1975). During this time, he formed two seminal mexican Rock bands Al Universo and Nuevo México, influenced by Jethro Tull and Pink Floyd but incorporating native musical instruments. .

Y mientras hago este comentario estoy pensando en lo loco que es esto: hay una cultura y una civilización que fue extirpada de la tierra, anulada, destruida, aniquilada... y sin embargo y a pesar de los siglos, su paso por la tierra y queda en algún lugar de ella, y su peso cultural queda grabada en algún punto... quizás en algún lugar de la memoria del mundo, y a pesar de no existir pugna por renacer y por salir de donde está encerrada, tratando de no terminar de caer en el olvido. En este espacio venimos presentando a estos artistas, principalmente mexicanos, que tratan de retomar el hilo trunco que dejara esta civilización cruelmente masacrada. Hace rato que nosotros, desde este humilde espacio, damos a conocer la obra del gran artista que se llamó Jorge Reyes, pero rebobinamos para aquellos que recién caen por aquí y conocen nuestro blog. Fue un artista, no solamente músico, que no sólo intentó recuperar las tradiciones ancestrales para fusionarlas orgánicamente con las tecnologías del presente y el futuro, mezclando elementos prehispánicos con el sonido electrónico, sino también con la idea de borrar algunos estereotipos de la cultura mexicana para proponer nuevos puentes y vasos comunicantes de creatividad en el ámbito independiente.
Y hay varios comentarios en la red de cómo eran las presentaciones del músico, al parecer una pirotecnia de hechicería en el escenario. Aquí, un comentario de uns presentación del músico en Madrid:

Llegar, asombrar, estremecer, triunfar. Eso hizo el multiinstrumentista mexicano Jorge Reyes el lunes por la noche en la sala Suristán. Ante unas 150 personas que abarrotaban el recinto, Reyes desplegó sus armas -decenas de tambores, cántaros, ocarinas y flautas, algunas demás de 800 años de antigüedad-, dispuesto a conquistar al público madrileño. Y vaya si lo hizo. Y cómo. Fueron 70 minutos de matrimonio entre las músicas precolombina y electrónica sin interrupciones ni descansos.A guisa de chamán. poseído por oscuros y olvidados dioses, Reyes tocó, gimió, aulló. Hizo música incluso con un cacharro lleno de agua y produjo estupendas percusiones a base de golpearse rítmicamente en el pecho y en las extremidades, o de ahuecar la boca.
De esa forma, el pequeño escenario del local se transformó en un altar de resonancias prehispánicas. El derroche de energía de Reyes fue tal que acabó agotado, superviviente de un viaje iniciático. Y el público, en su mayoría, con la boca abierta.
La única nota discordante la puso algún gracioso apalancado en la barra, cuyos ruidos podían oírse en primera fila. Curiosa manera de invertir las mil pesetas que costaba la entrada.
Octavio Cabezas

En realidad, como buena compilación, no sé si tiene mucha importancia si ya tenemos muchos de los demás discos, pero lo que abunda no daña. Este disco fue sacado originalmente en el año 2012 pero la tapa que presentamos (y el ripeo) corresponde a la re-edición de este mismo año. La tapa original era ésta:


This enigmatic multi-instrumentalist draws from the diverse culture and history of his Mexican homeland, as well as his early experiences playing in progressive-rock bands south of the border. Currently based in Mexico City, Reyes combines flute, pre-Columbian instruments, and percussion with synthesizers and voice to cast a spell of ritualistic intensity. Like shadows from Mexico's sultry and savage past, his music has a dark quality to it that sometimes scares off the unprepared, but adventurous listeners will find plenty to admire in his evocation of jungles, jaguars, and Aztec rites. Though his albums are often difficult to find, most of his imported releases are well worth the extra effort and expense involved.
Linda Kohanov

Bueno, aquí les dejo otro trabajo de uno de los mejores intérpretes y compositores de música prehispanica, o mejor dicho, de una aproximación e interpretación de cómo podría haber sido esa música.


3 comentarios:

  1. Download: (Flac - No CUE - No Log - No Scans)
    http://pastebin.com/vwiAZPsW

    ResponderEliminar
  2. Hola, Moe. De repente a mí también me sorprendió este disco por el nombre, pero una vez que vi la portada todo me quedó claro. Éste disco es una reedición que es parte de un conjunto de reediciones que realizó la disquera "Mexican Records" de todos (o casi todos) los discos de Jorge Reyes en la década pasada. Estas reediciones se caracterizaron por ser bastante económicas y por cambiar completamente el arte original de los discos (en algunos casos llegando a extremos como eliminar los créditos de la edición original o modificar el orden de las canciones) reemplazándolo con diseños bastante chocantes que los hacía lucir como piratas (si no me crees, aquí puedes ver sus terribles portadas: http://www.discogs.com/label/143261-Mexican-Records ). Aunque esto último suena terrible y causó mucha confusión pues algunos discos lucían tan distintos que parecían ser un disco completamente nuevo, al final, fue un alivio que aparecieran estas reediciones en las tiendas, pues hicieron accesible al público discos que no se habían vuelto a editar en México o que incluso siempre fue imposible conseguir acá desde un inicio (como es el caso de la extraordinaria sesión de "Mort Aux Vaches").
    En mi caso, todos mis discos de Jorge Reyes son de esta disquera (excepto el de "A la izquierda del colibrí", que tiene varias reediciones en CD). La mayoría de estas reediciones son ahora difícil de encontrar porque eran una verdadera ganga.

    En este caso -no he descargado el disco para verificar lo que digo (pero cualquiera puede hacerlo y comentar si es cierta mi hipótesis)- todo parece indicar que ésta es la horrible reedición de "Mexican records" del primer disco de Suspended Memories, "Forgotten Gods", con otro título, otro orden en las pistas y otro diseño; lo cual explica por qué no encontraste nada sobre este disco, porque es tan mala reedición que elimina todo vínculo con el original.

    Saludos y gracias por la música.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracais Pinchajetas por la aclaración. Me imaginé algo así pero no estaba totalmente seguro, ahora lo venías a confirmar.
      Un abrazo grande!!!

      Eliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).