Búsqueda

martes, 17 de marzo de 2015

Entrama - Entrama (1998)


Artista: Entrama
Álbum: Entrama
Año: 1998
Género: Folcklore progresivo / Fusión Latinoamericana
Duración: 61:15
Nacionalidad: Chile


Lista de Temas:
1. Juego
2. Al encuentro
3. Mediterránea
4. Angelito
5. Chinchilla
6. Nilo sueñes
7. Sur tren
8. Vuelo de pájaros
9. Festejo
10. Otoñal
11. Tangos de Hielo (Bonus track)
12. El Plazo del Angel (Bonus track)

Alineación:
- Juan Antonio Sánchez / Guitarra
- Manuel Meriño / Guitarra
- Ítalo Pedrotti / Charango
- Pedro Suau / quena, flauta traversa, zampoña y tarka
- Pedro Melo / bajo, acordeón, teclados y flauta traversa
- Rodrigo / chelo
- Carlos Basilio / percusión


Siguen los aportes de nuestros colaboradores, ahora es Narwhal Project quien comparte este disco a pedido nuestro. Presentamos a grandes músicos chilenos, admiradores de las raíces de la música latinoamericana, se unen para conformar uno de los ensambles instrumentales más creativos de la música fusión.
Estamos en presencia de otro gran grupo musical latinoamericano, en esta oportunidad chileno. Entrama es un grupo que desde sus inicios en 1997 desarrolla principalmente la música instrumental, fusionando estilos como la música latinoamericana de origen folclórico (o fusión latinoamericana), con el jazz y la música docta, utilizando principalmente técnicas composicionales derivadas de esta última que los hacen relacionarse mucho con eso que llamados "folk progresivo", y de tal modo son una especie de Jethro Tull de los Andes pero menos eléctricos y más cercanos a la música docta, pero a pesar de todas las influencias musicales, hay una que es la columna vertebral del trabajo musical de la banda y es precisamente la música andina, que aparece como carril en todos los temas: en el rasgueo que simula el viento en el charango, en las tarkas, quenas y zampoñas, en la batería que por momentos hace una cueca.


"... en Chile la música andina tiene una particular importancia, porque en los años de la dictadura de Pinochet, habían grupos chilenos exiliados cultivando esa música, y cualquier persona que tenía un compromiso social o político esos años, de alguna forma u otra se sentía identificado con esa música porque decía cosas que nosotros tratábamos de decir, y no podíamos porque te pegaban o te mataban, entonces la música andina se transformó en una bandera de lucha.
En Chile la música andina estaba prohibida, fue tan descarada la dictadura de esos años que prohibieron la música que tuviera sonidos de charango, de quena o de zampoña. (...) Yo creo que un peruano no se puede imaginar lo importante que es la música andina en Chile y la cantidad de gente que anda detrás… Para mí, como influencia ha sido tremendamente importante y no pienso abandonarla bajo ninguna circunstancia... y aunque no sea música chilena, yo sigo siendo un habitante de Latinoamérica y en ese sentido el huayno, el joropo es mío… es nuestro, y de quien los quiera trabajar con respeto, tiene todo el derecho de hacerlo."
Pedro Melo

Inspirados en la música de Víctor Jara y Violeta Parra, las sonoridades de bandas vanguardistas chilenas como Los Jaivas o Congreso, con ese intercambio permanente entre rock progresivo y música popular, o bandas como los Inti Illimani o Barroco Andino, además de otros grandes creadores como Astor Piazolla, Egberto Gismonti, Hermeto Pascoal y Leo Brower (recordemos que a todos ellos los hemos presentado en este blog), Entrama viene a continuar aquel legado de la música chilena, a través de la creatividad conjunta de grandes creadores e intérpretes provenientes tanto de la academia, como de la música popular, el folclore y el jazz, ya que ha sabido integrar formas, estilos e instrumentos, fusionando tres esferas de la música (lo docto, lo popular y lo folclórico), dejando de lado esa falsa dicotomía que no me canso de decir que no existe y que es falso: la aparente rivalidad entre música "buena" (jazzera, docta, clásica, contemporánea, etc.) y la música popular. Como dicen los Irakere, lo único que existe es música buena o mala, lo demás es puro cuento.
La verdad es que yo no pensaba escribir esta entrada, pero parece que la persona asignada para eso está muy ocupada con su tesis y si bien sería mucho más adecuado que lo escriba alguien que sabe bien la historia de la banda, y que lo visto de cerca, la verdad es que no me parece privarlos de escuchar a esta belleza de disco que además no se consigue por ningún lado. En todo caso, cuando alguien quiera hacer comentarios alusivos a esta o cualquier otra obra en este blog, ya sabe que puede escribirme un mail o dejar el comentario en el espacio para tal fin.

“Fundado en abril de 1997 en Santiago de Chile. La música instrumental de ENTRAMA es un himno a los territorios del sur de las Américas y ella es el vivo reflejo de la voluntad de sus músicos de hacer converger las culturas inmateriales andinas, autóctonas y urbanas de Chile en un mismo tejido melódico.
Su música es esencialmente un vehículo artístico de apoyo a la democracia, a la libertad y al diálogo social intergeneracional. Así, la música innovadora y original de ENTRAMA, es una expresión patrimonial viviente y un instrumento de transmisión en tiempo real de las músicas de los pueblos del sur de hoy y de siempre.”
Entrama


Es un disco de más de una hora de duración, excepcional y emocionante con composiciones que fusionan lo docto con lo folclórico latinoamericano y lo popular, es una música extraordinaria, llena de movimiento, matices musicales y diversidad sonora. En el disco participan, ademàs, importantes músicos del medio chileno como Horacio Durán de los Inti Illimani, Antonio Restucci, Joe Vasconcellos y Claudio Araya.

Conocí la música de Entrama en el 2005. Gracias a Marcelo Arenas e Italo Pedrotti quienes estaban en Arequipa en un Festival Internacional de Charango. El primer disco que escuché de ellos fue “Simbólico”, un trabajo realizado con la Orquesta Sinfónica de Concepción (Chile), un disco que me sorprendió muchísimo pues contenía sonidos nuevos para mi.
Desde entonces, el que ENTRAMA toque en Cusco fue el objetivo y así fue éste año. Por fín y gracias a la insistencia constante de Marcelo, fue que se concretó la llegada del grupo a la ciudad de los Incas.
El primer concierto se realizó en el auditorio del convento de Santo Domingo – Q’oricancha. Tuve la oportunidad de acompañarlos durante la prueba de sonido, donde demostraron total profesionalismo desde los técnicos hasta los músicos, desde la previa hasta el último minuto del concierto.
Una cosa es escuchar un disco e imaginar a los músicos tocando… Otra distinta es, que tras aprender los temas, conozcas a los músicos y te deleites al verlos tocar, esperando a cada compás esa guitarra, ese bajo, esos vientos o esa batería. Y eso pasó con ENTRAMA...
Aquella noche, demostraron su talento. Y básicamente mostraron que cada uno es un músico importante, que no hay estrellas sino que todos se complementan desde su rol... Cada uno aporta en cada tema. Me fascinó ver que muchos de ellos son multi instrumentistas. Fue un muy buen concierto, personalmente quedé muy conmovida...!
¿Cómo se podría definir la música de ENTRAMA? Es una mezcla variada, de estilos, sonidos y sensaciones. Cada uno de los temas es diferente de otro y propone un paisaje distinto, una emoción diferente... ”La música que hace ENTRAMA es una mezcla de muchas cosas, todos tienen mucha información y vienen de lugares distintos y así como es la convivencia, es la música que nace…” Sebastián Iglesias.
Es un experimento sonoro, como un tejido que reúne varias figuras en su cuerpo y que trae una esencia personal y a la vez colectiva: “Hacemos música del alma... hacemos una mezcla de muchas cosas. Una mezcla de toda nuestra influencia y formación desde niños, es como dice la palabra, entrecruzar los hilos, los colores, para ir tejiendo un manto sonoro que parte de la raíz folklórica latinoamericana y que se abre a otros estilos de la música del mundo”.
Daniel Delgado


No creo equivocarme al señalar que ellos son la continuación de la música chilena que nace en los ’70, con Víctor Jara, Violeta Parra, Inti Illimani, Quillapayun, Jaivas, entre otros… ENTRAMA ha cogido algunos hilos de todos ellos y recrean sus propias composiciones en base a ese valioso legado. A la vez, se proyecta en una música del mundo… es una mezcla interesante desde aquí, el ande.
Por eso es tan sencillo reconocerse en sus temas y hacerlos propios, a la vez las distintas influencias de cada uno, otorga al oído matices variados: “La música de ENTRAMA es una mezcla de muchas cosas porque el grupo tiene como varias corrientes, porque todos tenemos gustos diferentes y comunes también, pero todos vienen de distintos lados entonces cada uno trae algo y se empieza a armar una Entrama de muchos colores, sensaciones, a veces agresivo, pasivo…!”
Carlos Basilio


La música instrumental de la llamada fusión latinoamericana tuvo a Entrama como su gran estandarte desde la segunda mitad de los años '90. Un ensamble mixto sobre el que se manifestó un colectivo de diestros intérpretes y al mismo tiempo modernos compositores con un rasgo muy distintivo: provenían en igual proporción desde la academia docta como de la peña folclórica.
Entrama siguió así una línea estética cuyo origen se apunta en las exploraciones instrumentales de Violeta Parra y Víctor Jara durante los '60, el folclor con guitarras eléctricas de Los Jaivas y Congreso en los '70, y la apertura hacia nuevas músicas de grupos como Huara y La Hebra en los '80. En su primera década de vida, con tres discos editados, la música de Entrama fue descrita como un telar sonoro de gran colorido y múltiples texturas.
Los músicos que se reunieron en esta primera convocatoria en 1997 pertenecían en su mayoría a la generación tardía del Canto Nuevo. Pero no estaban alineados con la trova directamente, puesto que tenían estudios formales en sus instrumentos y no escribían letras de canciones. Juan Antonio Sánchez (n. 1965) era guitarrista clásico y colaboraba de manera estrecha con el mandolinista Antonio Restucci. El charanguista Ítalo Pedrotti (n. 1966) y el quenista Pedro Suau (n. 1966) tocaban en grupos de música andina y tropical (Opus Salsa), mientras que el bajista Pedro Melo (n. 1969) alineaba en la banda de Joe Vasconcellos y el guitarrista Manuel Meriño (n. 1972) lo hacía con Alberto Plaza. A ellos se sumó el cellista Rodrigo Peje Durán (n. 1963), de la Orquesta Sinfónica de Concepción, y el percusionista Carlos Basilio (n. 1965), recién llegado de la ciudad alemana de Colonia e integrante de Ortiga. Los fundamentos estéticos ya habían sido planteados para el nuevo proyecto llamado Entrama, que en apenas unos meses desde su fundación llegaba a un primer álbum: Entrama (1998).
Entre el público de un concierto en la Sala Elefante de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile figuraba el compositor Subhira, quien dirigía el sello Mundovivo y quien detectó en este novedoso ensamble música de gran belleza y proyección. En 1998 Entrama grabó para Mundovivo algunas de sus composiciones más reconocidas, junto al guitarrista Daniel Delgado (n. 1964): “Angelito” o “Al encuentro”. Eran parte de una obra que hasta entonces se mantenía en una olla a presión y que en los ensayos de la Sala Fech terminó por desbordarse naturalmente.
Se iniciaba entonces la etapa de mayor diversidad estilística para Entrama, con música de guitarras latinoamericanas, aerófonos andinos, cuerdas de cámara, tambores regionales y folclor modernizado. Ese año llegó a ser elegido por la junta previa al Altazor como el mejor grupo jazz fusión, "doblegando" a La Marraqueta y sorprendiendo a los propios músicos, que jamás se consideraron jazzistas.
Hacia la orquesta simbólica
En 1999, Entrama musicalizó el documental sobre el pintor surrealista chileno Roberto Matta, Un siglo demente. Se iba a convertir en el álbum Entramamatta. Jamás vio la luz, pero de esas series salió la pieza “Escrito en papel verde”. En 2000, los guitarristas Sánchez y Meriño dejaron el grupo, el primero para radicarse en Madrid y el segundo para integrarse a Inti-Illimani (del que llegaría a ser el joven director musical tras la partida de Horacio Salinas). Con la inclusión de una batería (Marcelo Arenas, proveniente del grupo rockero Triciclo), Entrama adquiría un peso distinto como grupo de fusión. La nueva versión del conjunto grabó Centro (2001), en honor al espacio reducido donde surgió el material: una pieza de ensayo en Teatinos y Compañía, en pleno centro capitalino.
Para entonces el espíritu del grupo entendía que la música de raíz folclórica no tenía por qué ser simple en sus formas. Los integrantes de Entrama querían componer una música “muy chilena”, con muchos colores y armonizaciones complejas. Una música que fuera impresionista y a la vez expresionista. Y así se presentaron en 2003 en la Universidad de Concepción, junto a la Orquesta Sinfónica penquista, para reordenar sus composiciones en lenguaje de las filas de violines, violas, cellos y contrabajos.
Un concierto multitudinario al aire libre que fue la génesis del siguiente proyecto de Entrama: grabar música con orquesta y grupo. El álbum se llamó Simbólico (2005) y respondió al carácter de la agrupación que los acompañó, pues ante la imposibilidad de convocar a la mismísima Orquesta Sinfónica organizaron lo que llamaron la Orquesta Simbólica, con solistas escogidos de la Filarmónica y la propia Sinfónica. Después de ese álbum Entrama alcanzó la adultez definitiva como planteamiento musical. Sus obras llegaron a ser estudiadas en conservatorios Europa y utilizadas como musicalización de diversos programas televisivos. Se iniciaba la nueva edad para un grupo proyectable en el tiempo y para la música de fusión chilena.
Iñigo Díaz


El año 1998, en que saliò este disco, culmina con tres importantes reconocimientos para "La tribu entrámica" como también se define el grupo: La Sociedad Chilena del Derecho de Autor otorga a Entrama el premio a la interpretación como Mejor Grupo en el género Jazz Fusión; y en el mismo género, dos de sus integrantes: Juan Antonio Sánchez y Manuel Meriño, son premiados como el mejor compositor y mejor intérprete de guitarra acústica, respectivamente.



Diez años en la escena artística musical chilena, cuatro discos editados en el mercado, tres premios al reconocimiento musical profesional, una excelente hoja de conciertos nacionales y una reciente y exitosa gira internacional por Canadá en mayo de 2006, auspiciada por la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Internacionales de Chile.
La profundidad de la búsqueda musical e instrumental de ENTRAMA permite construir un tejido musical (entrámico) donde los hilos hacen de este grupo musical un puente entre el folklore latinoamericano, la música popular, la música clásica, el jazz y las músicas del mundo. Es así que podemos reconocer las influencias musicales de grandes compositores de Chile y del resto de Latino América de todos los tiempos. De este modo, la gran diversidad de instrumentos que enriquecen el proyecto entrámico provocan un abanico de melodías entre la guitarra, el violoncello, el charango, las flautas, el acordeón, el tiple colombiano, el ronroco boliviano, bajo eléctrico y fretless, la batería, cajón péruano, udú como así también con las percusiones del mundo entero.
La música instrumental de ENTRAMA es un himno a los territorios del sur de las Américas y ella es el vivo reflejo de la voluntad de sus músicos de hacer converger las culturas inmateriales andinas, autóctonas y urbanas de Chile en un mismo tejido melódico. Su música es esencialmente un vehículo artístico de apoyo a la democracia, a la libertad y al diálogo social intergeneracional. Así, la música innovadora y original de ENTRAMA, es una expresión patrimonial viviente y un instrumento de transmisión en tiempo real de las músicas de los pueblos del sur de hoy y de siempre. Marcelo Arenas (Batería), Carlos Basilio (Percusión), Sebastián Iglesias (Bajo), Guillermo Correa (Guitarras, Charango), Daniel Delgado (Guitarras) Pedro Melo (Flautas, Zampoñas, Piano, Acordeón), Pedro Suau (Flautas, Zampoñas, Quenas, Tarcas), Rodrigo Duran (Cello, Ronroco)
Mundovivo


Según la crítica especializada han sido denominados como músicos populares para refinados y exigentes oyentes. Sea como sea no nos importa, acá seguimos con la latinoamericaneidad al palo y presentamos un discazo absolutamente imprescindible en este blog, de un grupazo también absolutamente imprescible dada la característica de la música que hemos elegido difundir.
No se les ocurra, que ni se les pase por la cabeza pasar por aquí sin llevarse, conocer y disfrutar de esta belleza. Ultra recontra recomendado.

www.entrama.scd.cl






1 comentario:

  1. Download: (Flac - No CUE - No Log - No Scans)
    http://pastebin.com/6mndqK9U

    ResponderEliminar

Lo más visitado en el mes

Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).