Ir al contenido principal

Almendra - Almendra II (1970)


Otra vez Almendra. Seguimos re publicando cosas que son inflatables en este blog, esta vez gracias a José Ramón, que le damos la bienvenida en el blog cabezón. Este disco doble marca el final de la banda, la cual no llega a estrenar la anunciada "Opera", en la cual venían trabajando y donde participarían artistas invitados de otros conjuntos, lamentablemente la obra quedaría inconclusa ante la separación de la banda. Este segundo álbum se construye con temas de esa ópera inconclusa y es lanzado en momentos de ruptura de la formación.Otro disco histórico que no puede quedar afuera del blog.

Artista: Almendra
Álbum: Almendra II
Año: 1970
Género: Blues rock psicodélico
Duración: 80:41
Nacionalidad: Argentina


Y así empezamos la semana en el blog cabezón...

Almendra II es un álbum doble lanzado en 1970, el segundo álbum de estudio de la banda argentina de rock Almendra, liderada por Luis Alberto Spinetta junto a Emilio del Guercio, Edelmiro Molinari y Rodolfo García.
Ha sido incluido en la posición #40 entre los 100 mejores álbumes del rock argentino por la revista Rolling Stone. La canción "Rutas argentinas" ha sido ubicada en la posición nº 52 entre las 100 mejores del rock argentino en la encuesta del sitio rock.com.ar.
Es un disco doble que marca el final de la banda, sin llegar a estrenar la anunciada "Opera" que venían planificando y sobre la cual estaban trabajando. En este disco, que contiene joyas absolutas y desconocidas (como "Los elefantes"), el grupo no logró alcanzar la intensidad creativa del primer álbum. Es más ecléctico, experimental y disperso, aunque sí manifiesta un tinte muchísimo más rockero e intenso que el primer álbum.
El tema "Parvas" se re-versionó en el disco Exactas. Se vislumbra la tendencia más rockera de Spinetta, afirmada en pasajes de sus pasos siguientes, Spinettalandia y sus amigos y la banda Pescado Rabioso, dos años después.
A diferencia de Almendra I, en el que siete de los nueve temas eran de Spinetta, en este álbum la autoría está más repartida, correspondiendo a Spinetta once temas, a Edelmiro Molinari cinco temas y a Emilio Del Guercio otros cinco.
Wikipedia



Este disco es más ecléctico que el primero, mucho blues-rock, más experimental, disperso y con un tinte muchísimo más rockero e intenso que el primer álbum, aunque menos detallista. El sonido se construye desde el sonido que la banda ya venía trabajando, un folk introspectivo y altamente personal y complejo, sumado esta vez a un rock con toques garageros, aspecto que anteriormente la banda no había desarollado.
Estoy de acuerdo de que "Almendra II" es un disco con una calidad menor a la de su predecesor, pero aún así es un buen disco. Pareciera que en este punto la banda comenzaba a tener fricciones o desacuerdos porque la mayoría de los temas guardan mucho potencial y bien pudieron haberse recortado o trabajado mejor; de ahi quizás que los temas sean muy largos o que tengan buenos riffs pero muy repetidos a lo largo de sus respectivas canciones.


Y vamos con un completo review (mucho no voy a escribir porque todos o casi todos ya conocen a este disco) aunque no estoy del todo de acuerdo porque endiosa al gran Flaco pero minimiza a grandes como Edelmiro Molinari o Emilio del Güercio:


Para el segundo y último disco de la agrupación, el sonido cambia completamente. Pareciera que Spinetta había logrado una especie de revolución en el rock nacional con su primer disco, y viendo que ya este objetivo estaba cumplido, se planteó otros totalmente distintos para este segundo álbum.
Almendra fue casi una explosión furtiva que apareció de la nada y luego se disolvió con la misma rapidez. Con el primer disco parecía que la banda tenía mucho más para dar, y sin embargo se dieron ciertos problemas que impidieron que este grupo se desarrolle seriamente. En primer lugar, al Flaco se le ocurrió el proyecto de hacer una ambiciosa ópera rock que luego terminaron abortando. Entonces terminaron haciendo este disco doble repleto de canciones en el que pareciera que Spinetta se desliga un poco del asunto. Me da la impresión de que pensó : "bueno, la revolución ya está hecha, ahora voy a hacer algo más común y a divertirme". Esto también provocó una apertura en la escritura de los temas, ya que tanto Emilio del Güercio y Edelmiro Molinari aprovecharon para componer sus primeras canciones y terminaron escribiendo casi la mitad del disco. En consecuencia, es un disco sin pretensiones, donde se nota a la banda muy liberada y haciendo lo que se le venía a la cabeza.
El sonido del grupo cambia también abruptamente. El primer disco de Almendra era una especie de pop-rock refinado y elegante, surrealista y con influencias jazzeras. Pues bien, si uno escucha este segundo volumen prácticamente no podría reconocer a la misma banda del álbum anterior. El estilo predominante aquí es el blues-rock, algo completamente en las antípodas. Hay por ahí un par de temas bastante progresivos, largas improvisaciones y cancioncitas acústicas, pero básicamente es un disco de blues-rock, con riffs filosos, guitarras duras y solos extensos. Por cierto, uno de los puntos bajos del disco, en mi opinión, es el hecho de que muchas canciones poseen grandes riffs, pero luego no consiguen desarrollarlos bien o los repiten hasta el cansancio, sin terminar de conformar una gran canción. Spinetta se nota influenciado por la aparición de Led Zeppelin, y esto se vería profundizado en Spinettalandia y sus Amigos y más tarde también en Pescado Rabioso.
Es obvio que Almendra 2 no es ni la mitad de bueno que Almendra. Si bien es cierto que continuar ese nivel era muy difícil, es verdad que la banda retrocede en un año de hacer una obra maestra a hacer un buen disco y poco más. De todos modos, creo que no es para nada criticable. Un año atrás, era necesario un disco cuasi perfecto como Almendra, que amplíe las fronteras del rock en castellano. Luego de eso, es lógico que la banda decida relajarse. El hecho de que Emilio y Edelmiro contribuyan en gran cantidad en la realización del álbum, sumado a la duración del disco y, por lo tanto, a la cantidad de relleno que hay en él, todo esto hace que sea obvia una curva descendente en el nivel del grupo.
Pero dejando de lado las comparaciones, sigue siendo un buen disco. El estilo es algo monótono, y además hay mucho relleno, pero contrastando con eso tenemos algunas joyas realmente memorables, y como no hay ninguna canción realmente mala, puede alcanzar un 8 sin problemas.
Vamos a los temas. El disco tiene un gran comienzo con Toma El Tren Hacia El Sur, una canción algo extraña que comienza con una percusión algo indígena que acompaña la divertida letra del Flaco, y que además cuenta con un gran estribillo. No obstante, lo mejor es la extensa sección rockera del final, con un solo antológico y brillante de guitarra. La letra expresa el típico ideal de los hippies argentinos de la época, que creían en la Patagonia como un paraíso donde poder vivir todos juntos y en paz.
Luego tenemos uno de los muchos temas cortos que pueblan el álbum. En este caso se trata de Jingle, una especie de balada con una melodía tierna e inocente. Lindo.
A continuación llega No Tengo Idea, un ejemplo de lo que decía en la introducción, ya que tiene un riff rápido realmente genial pero no logra seducirme como canción, porque dura muy poco y además no me termina de convencer la manera de cantar de Edelmiro. De todas maneras es un tema disfrutable, con una destacada sección de bajo en el medio y una letra bastante extraña.
Camino Difícil es otra de esas baladitas cortas, sólo que esta vez la melodía realmente tiene un aura de nostalgia y misterio que logra emocionarme, por lo que se gana el puesto de highlight.
Después viene la canción más conocida del disco, Rutas Argentinas, un verdadero himno del hippismo y los jóvenes mochileros de la época. Se trata de un típico blues-rock muy pegadizo, con una gran melodía y un solo sensacional de guitarra.
Vete De Mí, Cuervo Negro, es una canción acústica muy corta en la que Spinetta exorciza sus males a través de una melodía bohemia, una letra genial. y unos acordes desaliñados de guitarra.
Aire De Amor es otro típico rocker del disco, con un buen riff y no mucho más que eso. Lo que más disfruto del tema es cómo se desvanece la guitarra eléctrica del final.
Bajo el mismo estilo que el tema anterior tenemos a Mestizo, un rock algo lento que esta vez posee un estribillo genial, una gran letra y un medido solo de guitarra.
Para contrarrestar todos estos temas cortos tenemos un verdadero mastodonte de 14 minutos llamado Agnus Dei. La canción en sí dura apenas un minuto y pico, y le alcanza para ser sensacional. Ya el comienzo de "Ana lloró / Gustavo se fue al suelo" indica grandiosidad, y luego aparece una masa preciosa de clavicordios que nos hacen prorrumpir en lágrimas. Nótese también la apocalíptica marcha de la batería de fondo. Esta primera parte era perfecta con tan sólo un minuto de duración, y la segunda parte del tema consiste en trece minutos ininterrumpidos de improvisación bien rockera, con una batería desbocada, un bajo obsesivo que martilla y martilla notas y algunos solos memorables de guitarra. El nivel instrumental es excelente, pero la duración desmedida hacen que generalmente me aburra un poco escuchándolo. Esto hace que la canción pierda algo de peso, pero no deja de ser un jam ajustadísimo que merece todos los elogios del mundo.
Terminando el primer disco tenemos la mejor canción del disco, y una de las más hermosas jamás compuestas por Spinetta. Alejándose de todo el blues-rock del disco, el Flaco nos entrega una pieza bellísima y maravillosamente emotiva llamada Para Ir. Se trata de una balada mínima, casi sin percusión, con apenas una guitarra tirando algunas notas, y que aún así logra insertarnos en una atmósfera espiritual, romántica, etérea y volátil. Spinetta canta de manera preciosa una melodía ídem, tan elegante que asusta, y termina de redondear una canción perfecta. Una de esas canciones que tienen el poder de detener el tiempo, que mientras uno las escucha pierde toda noción de lo exterior y vive un verdadero mantra emocional del que no puede salir hasta que termina. La letra también es hermosa, con una referencia a Muchacha en ese "Quiero que sepan hoy qué color es
el que robé cuando dormías", e imágenes brillantes por doquier (¡cómo amo ese "Descálzate en el aire"!). Una manifestación sublime de puro amor.
El disco dos empieza con una durísima canción llamada Parvas, que posee un riff zeppeliano, furioso y brillante, algunas secciones ensoñadoras y silenciosas por el medio que luego son cortadas por quiebres filosos de guitarra eléctrica, y una voz bastante aguda y atípica para un rock así. Muy buen tema.
Cometa Azul es una canción no muy destacable, con un buen riff y un ritmo algo funkie que se extiende demasiado para mi gusto.
Luego llega Florecen Los Nardos, una especie de híbrido entre balada y rocker. En rigor es una balada, ya que comienza con unas líneas evocadoras y orgánicas de guitarra, y termina con Spinetta cantando una melodía triste acompañado por la misma melancólica guitarra, sólo que en el medio se produce un marcado quiebre rockero en el que se repite el mismo riff durante 4 minutos. Es un muy buen riff, pero se hace muy cansador con el tiempo, por lo que esta sección no se me antoja muy disfrutable.
Luego tenemos un pequeño segmento acústico que comienza con Carmen, una simple balada acústica con algunos aires campestres.
Después tenemos Obertura, un instrumental inspirado en Overture, de los Who, que es la única pieza que sobrevivió al fallido intento de ópera rock de Almendra. No me atrae mucho, ya que me recuerda al soundtrack barato de alguna vieja película clase B, pero es un intento disfrutable. Por cierto, es verdaderamente extraño que un tema llamado Obertura se encuentre ubicado en el número 5 del segundo disco, ¿no?
Terminando este segmento tenemos un típico blues acústico como Amor De Aire, bien pantanoso y arrabalero, con una letra sencilla acerca de una mujer del campo que se va a vivir a la ciudad y se enamora. Uno se puede imaginar fácilmente a los granjeros de Missouri cantando esto al borde del río Mississipi.
Luego viene una verdadera incongruencia como Verde Llano, un extraño tema muy cortito que comienza como una simple viñeta cómica con silbidos y una melodía pegadiza que parece sacada de algún dibujito, y luego se transforma en la misma melodía pero tocada aceleradamente y con guitarra, que mi hermana definió como "del lejano oeste" (tiene 9 años, aclaro). En fin, me encanta esta cancioncita, tan alegre y rimbombante, despreocupada como ninguna.
Leves Instrucciones es otra canción corta, pero esta vez se trata de una solemne balada de piano acompañada de una triste melodía y una letra extremadamente surrealista.
El último intento largo del disco se titula Los Elefantes. Se trata de una canción algo extraña, una especie de balada progresiva que tiene líneas brillantes de guitarra por doquier y una melodía genial y adormecida que se acelera majestuosamente en el estribillo. Realmente amo esos gemidos que tira la guitarra por todos lados, tan psicodélicos y a la vez apacibles, tan nostálgicos. Un temazo por donde se lo mire.
El disco va cerrando con otro rocker como Un Pájaro Te Sostiene, que comienza con un riff sensacional y en el medio muta inesperadamente a una balada infinitamente triste de piano. ¡Por dios! ¡Esa frase! "Cada vez que tú no estás / La música parece que muriera un poco más". Es majestuoso. Luego regresa el riff y todo termina tan rockero como había comenzado.
El último tema del álbum se llama En Las Cúpulas, y es realmente innecesario. Es una canción muy difícil de encasillar, sigue el estilo que se notó en todo el disco, algo de blues-rock mezclado con melodías surrealistas, solo que esta vez no hay realmente nada interesante en la sección instrumental ni en la canción en sí. Bastante aburrido para cerrar el álbum.
Y así termina este disco. No es un gran disco, pero con los buenos temas que tiene le alcanza para un merecido 8-.
Mejor canción: Para Ir
Highlights: Toma El Tren Hacia El Sur, Camino Difícil, Rutas Argentinas, Para Ir, Parvas, Verde Llano, Leves Instrucciones, Los Elefantes, Un Pájaro Te Sostiene
Lowlights: En Las Cúpulas
silver_sorgo

Me parece más atinado este segundo comentario:

Un nuevo Almendra aparece. Un Almendra bastante más duro, con composiciones mucho más bluseras, menos meticulosas y con una diversidad de canciones sorprendente. Un álbum raro en cierto sentido, con 22 canciones, algunas de bastante corta duración (Jingle, Vete de mí, Verde Llano, Leves instrucciones, Instrumental) y otras realmente largas (Agnus Dei dura 14 minutos, Los elefantes casi 6 y medio). Esto primero es bastante gracioso, ya que en Almendra I le pidieron canciones cortas y no se las dieron y ahora que tienen la oportunidad de hacer un disco a su antojo empiezan con las canciones cortas.
Es un disco que se nota bastante que Luis Alberto Spinetta no tiene tanta influencia como en el anterior, dejándoles a sus compañeros componer y cantar la voz principal. De este modo tenemos lo mejor de Molinari/Del Guercio/García en Almendra. Un disco que no suena Spinetteano, que no tiene la impronta de Luis Alberto en general, sólo quizás en algún que otro tema de él, pero en general diferente.
A diferencia del primer disco este no tiene composiciones "intensamente creativas" ni grandes puntos en especial, tampoco contó con la ambición del disco debut, a pesar de eso es un disco bastante disfrutable en dónde se disfruta a Almendra como banda tocando Blues y algunas baladas. Entre toda esta maraña de canciones hay algunos momentos de lucidez de la banda que merecen ser destacados.
Para ir, un clásico ya en el repertorio de Luis Alberto y la famosa 'continuación' de Muchacha. Agnus dei, una canción progresiva y casi presagiando lo que vendría después con Invisible. Parvas, un tema Zeppelineano, con un riff contundente y las guitarras bien altas (cosa bastante rara en la banda a comparación del resto de los temas). El resto generalmente se divide entre canciones acústicas bastante buenas (como Cármen), instrumentales y rock bastante pesado para la época, con el sello de Almendra. Ese sello de ese blues rock con las guitarras bien bajas, el bajo alto y un registro vocal bastante elevado para este tipo de música.
Claro, este disco no será como (el insuperable) Almendra I ni de casualidad, pero funciona y rinde bastante. Quizás la larga duración de este sea su punto más bajo, o la increíble cantidad de canciones 'relleno' que hacen que la calidad general baje un poco, pero seguramente si agarraramos lo mejor de este disco y lo pusieramos en un compilado de la misma duración que Almendra I estaríamos hablando de una joya de gran valor.
Leves instrucciones, otro clásico en el repertorio Spinetteano y No tengo ideas son quizás los mejores exponentes de este disco y la mejor manera de resumirlo. La primera; una cancion corta, con una letra en cierto modo progresiva (debido a la corta duracion) la presencia de toda la banda y las partes vocales divididas en más de un integrante. La segunda, un rock crudo, heavy y con las partes vocales casi secundarias, junto con una letra que acompaña a la fuerza de las guitarras de fondo. Eso es Almendra II.
Facu87

Y vamos con algunos comentarios en inglés:

This is the 2nd and last album by the great Argentinean proto-Prog group Almendra, the first "true" Rock group in the country, which together with groups like Los Gatos, Manal and Vox Dei pioneered the genre in their country. The group was fronted by the charismatic and highly talented vocalist / songwriter Luis Alberto Spinetta and also included guitarist Edelmiro Molinari (who later founded another great group Color Humano), bassist Emilio Del Guercio and drummer Rodolfo Garcia (the last two later founded the great group Aquelarre). They played a beautiful mixture of sophisticated Rock, Psychedelia and lyricism, supported by poetic lyrics written by Spinetta, which at the time were in complete contrast to the banality which ruled Pop music. Originally released as a double LP, this album was much more progressive than the debut and forty years later is still considered a masterpiece and in retrospect this truly charming music lost nothing of its beauty and appeal over the years and is definitely worthy of an honorable place in any serious Prog collection.
Jazzis

Like their debut, only a little darker and hairier, and thus better. It speaks VOLUMES about their songwriting abilities for them to put out a 21 song, 81 minute long album that doesn't get boring once. And "Agnus Dei" will blow your face off.
thrasher2809

Pero les quería dejar este emocionante tezto que más que un review es un mensaje de lamento y dolor ante el viaje eterno que emprendió nuestro querido Flaco:

Imaginamos que la mayoría de ustedes ya debe saberlo, pero hace unas horas -al momento de escribir estas líneas- dejó de acompañarnos en esto de la vida terrenal uno de los tipos que más hizo ya no sólo por el rock o la música, sino por la cultura de este país y, por qué no, de toda Latinoamérica, habida cuenta de la utilización del lenguaje castellano que tan bien manejaba y su difusión. Luis Alberto Spinetta nos dejó solos, huérfanos, a los 62 años, y con él se va una de las existencias más luminosas y mágicas que hayan pisado esta tierra. Suele decirse, en estos casos y ante la ausencia de cosas más inteligentes para decir, que -y aquí viene el lugar común- quedan las canciones. El caso del Flaco, afortunadamente, es quizás el representante más cabal de este demasiado gastado adagio. Su bagaje musical es casi interminable, y su discografía mantiene algunos estándares raros de ver en artista alguno de cualquier latitud: no sólo calidad sino un compromiso netamente artístico, en ningún momento comercial y siempre enfocado a lo que verdaderamente importa, que quien compone pueda hacerlo sin ataduras como garantía de un permanente crecimiento no sólo del artista, sino de quien lo escucha. Más allá de los gustos musicales, este es un punto en el que no puede (ni debe) discutírselo al bueno de Luis Alberto (y esto excede otro formulismo híper repetido que dicta que no hay muerto malo): su corpus artístico es un ejemplo intachable para cualquier músico y, se diría, para criar a casi cualquier oyente en la más absoluta libertad. Que quienes lo hayamos llorado más hayamos sido los veinteañeros también es una señal interesante de cómo su obra pervive tiempos, momentos y modas, se hace atemporal y, con ello, eterna. Por eso decimos que queda, y por eso -más allá de un efímero escrito que salió en los minutos posteriores a la difusión de la noticia- es que aquí vamos a homenajear al Flaco como se lo merece: hablando de sus discos, de su música, de sus canciones, de su sensibilidad, su talento y su genialidad. En este caso, elegiremos un álbum que toca íntimamente el corazón de quien esto escribe. Quizás no sea la mejor manera de recordar a un tipo que hizo tantos discos remitirnos a una de sus primeras publicaciones, pero todo tiene un sentido.
Porque el disco que les presentamos hoy es muy especial. Se trata del último lanzamiento que hizo la primera banda que Spinetta integró con sus compañeros del secundario cuando apenas tenía 17 años, Almendra. Los cuatro muchachos allí reflejados son el propio Flaco, un semitapado Emilio Del Guercio, Rodolfo García y Edelmiro Molinari. Juntos hicieron un cuarteto que, con su desparpajo y genialidad, revolucionó el panorama por entonces naciente de lo que un par de años después terminó conformándose como rock argentino. Eso lo lograron con sus primeros simples pero especialmente con su álbum debut, un autotitulado que se editó para muchísima sorpresa en noviembre del ‘69 y fue un éxito tremendo. La combinación entre la juvenil pero lograda sensibilidad de Spinetta y los suyos y su enorme musicalidad maravilló tanto a la crítica como el público y rápidamente Almendra se transformó en uno de los nombres más importantes del rock nacional. Al año siguiente comenzaron a trabajar en una ópera rock que, de manera frustrante, les quedó incompleta. Esta frustración -unida a algún que otro desacuerdo y el deseo cada vez más creciente del Flaco de emprender una carrera separada del lugar común de Almendra- llevó a la disolución de la banda. Pero no antes de que RCA, ni lerdo ni perezoso, editara algunos retazos de aquella obra inconclusa junto con canciones del nuevo repertorio del grupo en un nuevo álbum doble (rareza para la época) que también se llamó como el grupo y salió en diciembre de 1970, con la banda ya separada de hecho. Lo que se escucha en Almendra, sin embargo, lejos está de parecer un trabajo incompleto, un choreo de la discográfica: estamos en presencia de una obra monumental, un disco fundamental para la historia del rock argentino. En él, los cuatro integrantes del grupo logran demostrar tanto su cohesión grupal como su talento individual, ya que hay varias (y geniales) canciones del postergado guitarrista Edelmiro Molinari (“Mestizo”, “Amor De Aire”, “No Tengo Idea”) e incluso obras del también genial Del Guercio como la combativa “Camino Difícil”, la pastoral y juguetona “Carmen” y uno de los puntos más altos de toda la historia de Almendra, “Un Pájaro Te Sostiene”. Otra característica fundamental del álbum es su variedad estilística, que va desde la conmovedora “Para Ir” a la perfectamente rockerísima -y absoluta favorita personal- “Parvas” en un camino casi sin fisuras, y en el medio pasa por demostraciones experimentales como la extensa “Agnus Dei” y “Florecen Los Nardos” que sugieren la dirección por la que podría haber ido Almendra de haberse mantenido como grupo, una mucho menos cancionera y más volátil, diferente y probablemente muy adelantada a su tiempo. A título personal, este es el primer álbum que, a mi más tierna infancia, me mostró el rock, y creo que no podría haber tenido una introducción más lograda: en las 21 canciones que componen este extenso -pero nada cansador- álbum doble hay, además de la ya mencionada variedad, un nivel poético e instrumental absolutamente abrumador, una belleza intrínseca y atrayente, una perfección inaudita y casi increíble. Imposible no sentirse enamorado de varias de las canciones aquí presentes, tanto de los éxitos más populares como las viajeras “Toma El Tren Hacia El Sur” o “Rutas Argentinas” como de esos hermosos secretos guardados: “Cometa Azul”, “Vete De Mí Cuervo Negro”, “Los Elefantes”…
En fin… Un enorme gracias al Flaco, donde quiera que esté, y jamás un adiós: sí un hasta siempre. Hasta que nos volvamos a ver, nos seguiremos empachando de tu música, celebrando todo lo que nos diste.
demidiscoteca

Y con dichas palabras cierro este post, no podría encontrar mejores epílogo....


Lista de Temas:
01. Toma el tren hacia el sur
02. Jingle
03. No tengo idea (Edelmiro Molinari)
04. Camino difícil (Emilio del Guercio)
05. Rutas argentinas
06. Vete de mí, cuervo negro
07. Amor de aire (Edelmiro Molinari)
08. Mestizo (Edelmiro Molinari)
09. Agnus dei
10. Para ir
11. Parvas
12. Cometa azul (Emilio del Guercio)
13. Florecen los nardos
14. Carmen (Emilio del Guercio)
15. Obertura
16. Amor de aire (Edelmiro Molinari)
17. Verde llano (Edelmiro Molinari)
18. Leves instrucciones (Emilio del Guercio)
19. Los elefantes
20. Un pájaro te sostiene (Emilio del Guercio)
21. En las cúpulas

Alineación:
- Emilio del Guercio / Bajo, órgano, piano, efectos y voz
- Rodolfo García / Batería, percusión y coros
- Edelmiro Molinari / Guitarras, órgano y voz
- Luis Alberto Spinetta / Guitarras, piano y voz


Comentarios

  1. Download: (Flac + CUE + Log + Scans)
    http://pastebin.com/vM2UXfLT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola moebius, te comento que tengo 400gb de musica. si necesitas algo no dudes en pedirme mail paulito_roldan@hotmail.com

      Eliminar
  2. Una verdadera Belleza...!!! Gracias por esto !!! Gracias por postear cosas de calidad en buena calidad...Genial....!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Gustavo, espero que sigas disfrutando del blog

    ResponderEliminar
  4. Buenos comentarios, pero se podría definir en pocas palabras: en analogía con los Beatles este es el "White album" de Almendra; o sea un álbum desparejo, variado, pero aun así MUY superior a muchos discos anteriores, y posteriores, de otros exponentes del rock nacional...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más visto de la semana pasada

Imágenes del horror: Resnais, Stockhausen, El Salvador

Una búsqueda rápida por “Spencer Tunick” en tuiter rebota las imágenes del horror de las cárceles salvadoreñas, difundidas con orgullo —y como advertencia— por distintas instituciones del gobierno de ese país centroamericano. Llama la atención que la ignominia tenga como referente tan común las fotografías de grandes grupos de personas desnudas con que el artista estadounidense se ha hecho famoso alrededor del mundo. Pero los cuerpos desnudos encimados, hacinados y a la vez sistemáticamente ordenados de los presos salvadoreños, portando sólo tapabocas (algunos de ellos) y boxers (cuando las tomas permiten verles la cintura); sometidos en el suelo ante la vigilancia de policías acorazados que los rodean y amenazan, y pegados unos a contra otros en el momento histórico en que, por la pandemia de covid-19, la distancia entre los cuerpos es equivalente a la salud y a la vida, esos cuerpos desnudos y pegados representan la muerte y el totalitarismo. No son una fotografía de Tunick, no son …

Rodolfo Mederos y Generación Cero - En Vivo 9 De Diciembre De 1977 - Teatro Coliseo (2019)

#Músicaparaelencierro. Gracias a los aportes de LightbulbSun esta semana fueron a puro Rodolfo Mederos y Generación Cero, y cerramos la semana con este extraordinario registro inédito en vivo de la presentación oficial del álbum "De todas maneras", con la dirección del hombre que dice: "El tango murió, ya fue, pero debe ser la música popular bailable que llegó a los más elevados niveles técnicos y poéticos". Generación Cero, el grupo de culto desde el que Rodolfo Mederos propuso a mediados de los 70 un nuevo espacio sonoro entre el tango y la música progresiva. Ya con una nueva formación, se presentó esa memorable noche en el Teatro Coliseo y dieron muestras de gran virtuosismo aproximando el Avant Tango al rock progresivo y psicodélico, con pasajes de jazz rock inclusive, con un resultado áspero, arrogante, arrasador. Uno de esos discos épicos, bien de los viernes, para que se quemen la cabeza escuchándolo en el fin de semana... Imperdible!!! Y agradezcan a Lightb…

Pappo's Blues - Vol. 6 (1975)

#musicaparaelencierro. Aquí está el Volumen 6 de la banda del Carpo, sexto disco de Pappo's Blues, grabado en 1974, con cintas que habían quedado afuera del "Volumen 5". No creo que haya que agregar demasiado, salvo que aparece gracias a José Ramón que se mkandó un montón de aportazos tremendos. Y menciono que este album no fue lanzado por el Carpo sino por iniciativa de la compañía grabadora, aprovechando esas cintas descartadas que mencionamos antes; y es al día de hoy uno de los discos más oscuros de Pappo. En todos lados pero no acá en el blog cabezón.

Artista: Pappo's Blues Álbum: Volumen 6
Año: 1975
Género: Hard Rock
Duración: 25:59
Nacionalidad: Argentina

Fue lanzado por la compañía Music Hall en 1975, mientras Pappo se radicaba en Londres. Es un disco extremadamente corto, marcado por una atmósfera de blues pesado experimental, mayormente instrumental.
Pappo's Blues Volumen 6 es el sexto disco de la agrupación argentina Pappo's Blues, editado en 1975, mie…

La Pesada del Rock and Roll - Buenos Aires Blus (1972)

Una vez habíamos presentado, medio de contrabando, a través de nuestro amigo polaco Bob -pero cuentan las historias que por ello Bob fue perseguido por la mafia rusa (o alguna de por ahí... maso) y tuvo que dejar de participar en este blog-. Esa es una de las tantas historias que se tejen tras las bambalinas de este espacio cabezón, y hay unas cuantas. Hoy, en el día del trabajador, y gracias a La Lágrima, compartimos este trabajo sin que se le complique la vida a nadie. En especial para el blog cabezón. Y a la mafia rusa... vaffanculo!!!

Artista: La Pesada
Álbum: Buenos Aires Blus
Año: 1972
Género: Hard Blues Rock Psicodélico / Rock experimental
Duración: 32:38
Nacionalidad: Argentina

Esto es algo raro, rock argentino casi inconseguible, un álbum hecho en Brasil, con 7 temas y donde participan Billy Bond, Kubero Díaz, Alejandro Medina, David Lebón, Black Amaya, Rinaldo Rafanelli, Isa Portugheis y Javier Martínez, entre otros, y donde se suma la participación de la cantante de jazz…

El Virus de la Revolución (IX): Vigilar y Castigar

La pandemia pasará, pero la crisis quedará -la social, la económica, la política- que nos llevará del neoliberalismo al capitalismo de vigilancia (quizás la versión más parecida al nazismo). Muy lejos de las propuestas de los hijos de puta para estimular la expansión del coronavirus y de sus bolsillos (justamente ellos son parte del problema), vemos como la irracionalidad da paso a la discriminación facilitada por una cada vez mayor militarización. ¿Estamos viviendo, con esta reclusión forzada, un nuevo totalitarismo?. Al fin de cuentas, entregar nuestra intimidad para resolver una crisis de salud no sería tan grave si no fuera porque cuando la pandemia termine, la tecnología al servicio del control social, permanecerá. En la medida en que se transforma el concepto de soberanía, cerrándose fronteras, se abren nuestros datos y la era de la policía del pensamiento y la biopolítica digital, con su militarización y recorte de libertades como efectos negativos de la crisis económica y de s…

Posdata - Córdoba Va (1984)

#Músicaparaelencierro. Primer disco del grupo Posdata, material que hasta hace poco era muy dificil acceder. Joyas que van apareciendo y que son primicias en el blog cabezón.

Artista: Posdata
Álbum: Córdoba Va
Año: 1984
Género: Trova cordobesa
Nacionalidad: Argentina


Otra aportación del Mago Alberto que se va ahora a territorio poético con este clásico de Posdata. Para alimentar las ideas, buscando encontramos sobre este disco un material de lectura muy interesante que se puede descargar de acá: http://revistalacentral.com.ar/pdfs/13/6-9-posdata.pdf





Arbolito - Cuando Salga El Sol (2007)

#Musicaparaelencierro. Folk rock argento de la mejor calidad y de lo más rebelde, como para calentarse la sangre ante tanta pandemia imperante. Porque Arbolito, tanto musical como ideológicamente, no puede estar fuera de este blog. Disfrútenlos! Gracias al aporte (otra vez) de José Ramón. Esta vez viene con un texto incluido que también se las trae, entren al post y vean...

Artista: Arbolito
Álbum: Cuando salga el sol
Año: 2007
Género: Folk rock
Nacionalidad: Argentina
Este álbum ya lo había publicado y de un momento a otro desapareció el post, ahora reaparece solamente porque me lo pidió el Pyra, ya que además los links cayeron con el apagón de luz de Megaupload. No voy a hacer mucha reseña, imagino que todos saben de que estamos hablando al presentar a Arbolito.


A pesar de haber firmado para una multinacional el nuevo disco de la ascendente banda Arbolito, tiene la independencia de estilos y temáticas sociales de sus anteriores trabajos. La novedad aparece en un sonido mucho más s…

Pure Reason Revolution - Eupnea (2020)

#Músicaparaelencierro. "Nos apegamos a nuestro manifiesto de no tener límites musicales y el resultado es ‘Eupnea’. Regresamos a un sonido más progresivo con guitarras feroces, baterías que parecen tormentas y unas armonías propias de nuestra marca. Estamos muy contentos de empezar a tocar estos temas en directo". Y un buen día volvieron. Y el tiempo pasó pero todo lo que los definió sigue allí, intacto: la mezcla de géneros, el dueto de voces, la voz subyugante de la bajista Chloe Alper y esa frescura musical tan propia de ellos. Durante una década no supimos nada y pensamos que la historia había terminado, y sin embargo aquí están, continuando la cosa como si nada. Si te gusta una simbiosis entre Pink Floyd, Porcupine Tree y una variedad de estilos, no te puedes perder este último disco de un proyecto que renace y, hoy como ayer, se las trae.

Artista: Pure Reason Revolution
Álbum: Eupnea
Año: 2020
Género: Crossover Prog
Duración: 47:49
Nacionalidad: Inglaterra


Pure Reason Revol…

Rodrigo San Martín - Absolutely No Commercial Potential - Best of the 2010s (2020)

#Músicaparelencierro. Pareciera que fue ayer mismo cuando un joven músico con muchísimo talento se presentó ante el voraz público de un grupo de Taringa llamado "Progresivo y otras yerbas" y comentábamos las cualidades de su primer disco, llamado "One". Hace poco se cumplieron 10 años de que el incansable Rodrigo San Martín hiciera pública su opera prima, y desde allí nos ha regalado muchísimas alegrías y discos. Conmemorando dicho hito, ahora nos comparte "Absolutely No Commercial Potential", un recopilatorio con algunos de los mejores temas de su carrera (ya sea tanto en sus trabajos solistas como en sus proyectos y bandas: Vanished from Earth, Souls Ignite y The Astral Platypus). Y como es debido, no lo podemos dejar fuera del blog cabezón. Y mientras cantamos el feliz cumpleaños y Rodrigo sopla las velitas en cuarentena, dejamos una maravilla que, a contraposición de la costumbre, él nos regala a nosotros. Por eso, además de darle las gracias por tene…

El Virus de la Revolución (IIX): La Pandemia Pasará pero la Banca se Quedará

Las políticas del miedo tienen efectos perversos. Cuando se asusta a la población y los vínculos se enferman y el ansia de seguridad suele sacar lo peor de las personas, incluidos la renuncia a la libertad propia y el atentado contra la ajena. Pasamos del auge global de las protestas al silencio de la cuarentena, con un escenario por delante que es la combinación de la mayor crisis económica de los últimos 70 años con la militarización y retroceso de libertades individuales, en un momento en el que el neoliberalismo nos ha dejado sociedades fragmentadas, donde prima el individualismo, fomentado cada vez más por los avances tecnológicos. Y así, una vez inoculado el virus del miedo (peor que el virus en sí mismo), estando encerrados en nuestras casas, observamos cómo nuestras sociedades se están transformando a pasos agigantados ¿hacia qué dirección?. Aquí, una muy onteresante nota muy interesante del economista humanista Guillermo Sullings, que se puede resumir en dos futuros caminos p…

Ideario del arte y política cabezona

Ideario del arte y política cabezona


"La desobediencia civil es el derecho imprescriptible de todo ciudadano. No puede renunciar a ella sin dejar de ser un hombre".

Gandhi, Tous les hommes sont frères, Gallimard, 1969, p. 235.