Aclaración...

Este espacio se reserva el derecho de publicar sobre cualquier tema que parezca interesante a su staff, no solamente referidos a la cuestión musical sino también a lo político y social.
Si no estás de acuerdo con lo expresado podrás dejar tu comentario siempre que no sea ofensivo, discriminador o violento...

Y no te confundas, no nos interesa la piratería, lo nuestro es simplemente desobediencia civil y resistencia cultural a favor del libre acceso al conocimiento (nuestra música es, entre otras tantas cosas, conocimiento).

viernes, 4 de marzo de 2016

Crisálida - Solar (2012)


Y cerramos la semana con este excelente disco, un disco con unos temazos tremendos que no pueden dejar de disfrutar. Aquí tienen, para gozo de sus oídos, el disco "Solar" que les aseguro está lleno de luz.

Artista: Crisálida
Álbum: Solar
Año: 2012
Género: Heavy prog / Neoprogresivo
Duración: 54:36
Nacionalidad: Chile

Lista de Temas:
1. Araucana
2. Atacama
3. Bajo Tierra
4. Mantra
5. Kitral
6. Mitos
7. Aurora Polar
8. Solar (Pachakuti)
9. Raíz

Alineación:
- Cinthia Santibáñez / vocals
- Javier Sepúlveda / guitars
- Rodrigo Castro / bass
- Rodrigo Sánchez / drums
- Mauricio Olivares / keyboards
Collaborator
Felipe Troncoso / keyboards, bass





Esta excelente banda chilena en la actualidad se encuentra promocionando su reciente nuevo disco, que pasamos a compartir. Considerando que "Raco", su antecesor, fue distinguido como mejor disco de vanguardia de Rockaxis.com en 2009 y uno de los discos chilenos del 2009, había inmensas expectativas sobre nuevo material. Y salió el que para mí es el mejor disco de Crisálida:

SOLAR, cuarto disco de Crisálida, matices de tierra y rock
En esta ocasión, Crisálida y su art rock nos exhibe la muestra de un trabajo de muchos meses de intensa composición y cuidadosos arreglos, cuyo resultado está marcado por el reflejo de inconfundibles paisajes de nuestra tierra y etéreas atmósferas sonoras. Retratos de la cordillera, del mar, de sus volcanes, su fuego, sus desiertos y sus campos infinitos. Junto a ello, escuchamos una propuesta rítmica, donde predominan los 6/8´s que pocas veces ha sido utilizada en la dimensión rockera y que Crisálida asumió desde el inicio del trabajo de composición hasta el registro de la última nota.
También destaca en el que "Solar" será el sucesor de "Raco" (2009) la abundancia de pasajes acústicos que componen la base musical de esta nueva propuesta de Crisálida, sosteniendo de esta forma un discurso original, auténtico y profundo de las letras, a cargo de la inconfundible voz de Cinthia Santibáñez.


Como les dije, el grupo será parte de la cuarta edición del prestigioso festival de Rock Progresivo "La Plata Prog Fest" en la Plata, obvio. Crisálida presentará lo mejor de su artilería el sábado 16 de noviembre junto a otras bandas Argentinas. Así que si quieren disfrutarlos, ya saben donde, mientras preparan 2 fechas en Perú-lima, junto los Flor de Loto, entre otros.
En la misma senda donde se mezcla el neoprogresivo, el metal y el folklore, generan un disco muy muy bueno. Luego de tocar con Asia, The Gathering (dos shows consecutivos como banda de soporte), Quilapayún, quizás sea una de las bandas chilenas má destacadas de la actualidad.
Y les resumo, porque no tengo nada de tiempo, el disco está buenísimo, muy buen heavy prog con elementos folsklóricos, y la voz (que quizás fue lo que más me molestó en de los discos anteriores) muy justa y medida, y por supuesto afinadísima como siempre, ahora sí que es el punto fuerte de la banda. La intrumentación está muy bien, todos cumplen con lo que quierne cumplir, y con muy buenas composiciones. Así que, no me queda otra cosa que recomendarles el disco. Y a ver si la semana que viene puedo explayarme más en mis comentarios de discos...
Así que les dejo varios comentarios de terceros y al disco, que es lo que vale.

15 años celebra este año la banda nacional Crisálida, aniversario que coincide con el lanzamiento de su cuarta entrega discográfica titulada “Solar”, obra que llevó varios meses de intenso trabajo, y que se ve reflejado en el positivo resultado final.
Es gratificante ver a una banda nacional evolucionar como lo ha hecho Crisálida, a punta de profesionalismo e inquietud por buscar nuevos caminos sonoros, se han ido abriendo paso al punto de destacar por sobre la media en nuestro país. Ya con el anterior “Raco” nos dejaron esa impresión de estar frente a una banda que no estaba para cosas pequeñas, entonces lo que se venía no podía ser menor.
Si bien ya habían adelantando algunas cosas en sus presentaciones en vivo, a nivel de seguidores, crecían las expectativas con respecto a los resultados de este nuevo álbum, que por fin vió la luz hace un par de semanas y podemos apreciarlo en su totalidad.
“Raiz” es el encargado de comenzar el viaje, un cuidado y exquisito trabajo en piano nos sumerge en una melodía con tintes del folclore nortino, muy emparentado con el estilo de Claudio Parra de Los Jaivas. Luego Rodrigo Sánchez nos introduce desde la batería al segundo corte titulado “Araucana”, tema que ya había sido lanzado como single, muy buenos arreglos instrumentales, con mucho peso de entrada para dar paso a los matices vocales de Cinthia Santibáñez, cantando con mucha fuerza e ímpetu a la mujer de nuestra tierra, personalmente lo veo casi como una arenga a no desistir, a expulsar los miedos, a seguir adelante…realmente emociona la interpretación por parte de Cinthia en esta canción.
El tercer tema del disco “Atacama” venía presentándose en vivo aproximadamente desde que abrieron el show benéfico de The Gathering el 2010, nuevamente Cinthia impresiona con su gran voz, la que se ha ido potenciando con el tiempo, debo decirlo, cada vez canta mejor. Javier Sepúlveda tiene un excelente desempeño desde la guitarra, aportando con la atmósfera de sus acordes, un tema que va in crescendo y que si cerramos los ojos y nos proponemos dejarnos llevar, podemos imaginar los ecos del desierto, para terminar, en el disco se le agregaron arreglos de teclado que quedan muy bien fundidos para luego dar paso a “Bajo Tierra”, una estructura que engancha de entrada con mucha fuerza y que tiene como invitado especial a Lucho Muñoz, locutor de radio Futuro, aportando en una narración con su profunda voz.
Volvemos a las atmósferas y a los sonidos progresivos con “Mantra” otro corte que va de menos a más. Algo que saben explotar muy bien, y que les da excelentes resultados, especialmente en vivo, terminando con Castro y Sepúlveda, con el bajo y la guitarra respectivamente, en un explosivo juego instrumental, “ Mitos” sigue en la misma línea, progresión constante, un sentido cantar de Cinthia, matices y colores al por mayor, con una base de teclados muy apropiada.
El viaje continúa con “Kitral” en una línea algo mas reposada pero no menos intensa, para que los sutiles toques del cajón peruano nos anuncien el paso a “Aurora”, la voz de Cinthia es acompañada discretamente por sus compañeros, dejando su canto en primer plano, para que luego Javier Sepúlveda con su guitarra al frente nos traslade a la salida para dar paso al tema que da nombre al disco, “Solar” otro potente corte que nuevamente nos sumerge en la riqueza de los matices que tan bien trabaja la banda, creo que el disco completo se resume en esta pieza , un gran trabajo de equipo, todos aportan equilibradamente a cerrar el disco con la sensación de haber logrado algo grande.
Si buscamos referencias, podríamos encontrarlas en las propuestas de Opeth o Anathema, pero fusionados perfectamente con nuestras raíces más profundas, letras que hablan de nuestra tierra, nuestra cultura mas ancestral, con una métrica de 6/8 raramente explotada en el rock o el metal que los mismos Crisálida nos venían anunciando, y que dió como resultado uno de los mejores trabajos del año.
Estoy seguro que esto los llevará a otro plano, alguna proyección internacional, que ya tiene anuncios como una próxima actuación en Perú.
“Solar” es la muestra de que cuando se trabaja desde el corazón y con profesionalismo, con honestidad y en equipo se pueden lograr grandes cosas. Y esto no se refleja solo en el disco, sino que en cada una de sus presentaciones en vivo, donde siempre existe la preocupación por entregar un show de gran nivel. Y eso los que amamos la buena música siempre lo agradeceremos.
Freddy Veliz

Que cuatro años no son nada cuando uno escucha obras como la consolidación definitiva del quinteto nacional Crisálida, comandados por la delicada voz de Cinthia Santibañes, tras los 54:00 minutos de Solar, su tercera entrega oficial.
En ciertos casos, juzgar el libro por su tapa puede llegar a confundir la real versatilidad, pulcra y detallada, de las obras que corren por un tubo de punta a cabo. Y aquí, Rodrigo Sánchez (batería), Javier Sepúlveda (guitarra), Rodrigo Castro (bajo) y Mauricio Olivares (teclados), relucen lo mejor de la escuela progresiva, tras los pilares fundamentales que van desde King Crimson, pasando por Porcupine Tree, hasta Anathema, en los inquietos manuscritos pentagrámicos que conforman el CD.
Melodías in crescendo caracterizan y dan punto alto en tracks como “Bajo Tierra”, “Kitral” o el primer sencillo mostrado hace un par de años en “Araucana”. También compromete la línea conceptual del registro en momentos cumbres como “Mantra”, la enigmática “Aurora Polar” y “Atacama”.
Además, las instantáneas de Cristián Carrasco y las ilustraciones a pincel y pulso del artista Omar Galindo que componen el librillo, retratan las convicciones que desea transmitir Crisálida en las nueve pistas de progresión pura; el cuidado y respeto por Gaia, Madre Tierra, Pachamama o como se le quiera referir, pues la preocupación está y su misión, por medio de la música, es recuperar la sensibilidad por lo que nos rodea de forma natural. Visión que logran con creces.




Hola amigos y amigas del Metal, acabo de volver de mis vacaciones y que mejor que escuchando buena música. Hoy os voy a hablar de lo nuevo de Crisálida, una banda de Rock Progresivo proveniente de Chile. Este disco se titula “Solar”, y es el tercer trabajo de esta banda.
Crisálida son Cinthia Santibañez a la voz, Javier Sepúlveda a las guitarras, Rodrigo Castro al bajo y Rodrigo Sánchez a la batería.
Un piano profundo nos abre la puerta a este trabajo, el tema se llama “Raíz”, con una flauta y sintes creando ambientes que posteriormente se unen afianzando el tema que terminan por endurecer la armonía. Es una buenísima forma de comenzar a escuchar este disco, me gusta mucho. Un tema muy cuidado en todos sus detalles y muy bien ejecutado.
Continuo la escucha con “Araucana” , con ritmos irregulares en la batería, con “acentuaciones estroboscópicas” en sus riffs y detalles que nos llevan hacia un “viaje progresivo”. La cálida voz unifica con su melodía ritmos “progresivos” con afiladas guitarras y esos teclados inconfundibles que colorean este tema. Buenos cambios en partes aunque quizás un poco brusco alguno de ellos. Un tema muy bien ejecutado sin demasiadas florituras, la verdad que estoy un poco acostumbrado a escuchar bandas de “progresivo” con demasiadas florituras y a veces parece que estoy escuchando “barroco” más que otra cosa, en este caso no hay ese problema.
“Atacama” es el tercer tema del disco. La suavidad abre la canción, siempre con esa cadencia progresiva que no se pierde en ningún momento. Una melodía de voz que me entra muy bien, creo percibir un “trasfondo folclórico” en la base, aunque tampoco soy un entendido en la cultura “musical araucana”. A mitad del tema hay una especie de interludio pianístico con esa flauta ambiental que va progresando en fuerza para acabar en un orgasmo progresivo, muy al estilo “Dream Theater” con un bonito solo profundo de guitarra. Sin duda un muy buen tema, en lo personal me gusta mucho, la melodía de voz me parece muy bella.
Un riff pesado y marcado abre “Bajo Tierra”, que es el siguiente corte. Sonidos electrónicos encierran una melodía etérea de voz, con un ambiente muy progresivo que roza lo psicodélico , el estribillo me agrada muchísimo. Creo que es un tema muy bien creado, con muchos detalles, el bajo está muy cuidado en su ejecución y se percibe con buena demarcación. Una voz en off masculina profunda nos narra adentrándonos en el tema, una exquisitez de solo de guitarra que roza lo sublime me hace cerrar los ojos y relajarme. Temazo, me encanta.
Con “Mantra” la psicodelia no se marcha, sin dejar ese sonido ambiental tan característico de esta producción sigo dejándome envolver por este tema. Reminiscencias de jazz en sus armonías, la melodía es larga, profunda, acompaña bien, y es como si junto a los teclados fueran envolviéndome. Reconozco que me costaba conectar con este tema al principio pero según avanza el desarrollo me gusta más. A mitad del tema hay un espacio de distorsiones controladas y que juegan con envolventes electrónicas.
“Mitos” entra en escena.... Un piano suave conjunto con el bajo juega con nuestros oídos incluso creando sensaciones. La atmósfera roza lo jazzístico con reminiscencias “new age”. Quizás se me hace demasiado lento al oído y noto demasiada diferencias métricas entre la melodía de voz y el resto, quizás es demasiado moderno para mis anticuados oídos. El solo no está mal pero, para mi gusto, la base está demasiado por encima.
La fuerza vuelve con “Kitral”. Un poco de más agresividad en las guitarras, con un riff más agresivo, y ese bajo a “contras” está bastante acertado, quizás en este tema la melodía de voz se disuelve demasiado. Los estribillos me parecen más acertados, pero creo que este tema se pierde un poquito. Se me hace más largo de lo que es y creo que es por esa cadencia y por una armonía demasiado marcada.
“Aurora” es el corte número 8, me gusta mucho ese comienzo, siempre ambiental , armonías muy bien creadas, la melodía preciosa y los teclados bañándose entre la armonía y ligando el tema. A mitad del tema potentes guitarras largas y más fuerza en la batería le dan volumen y movimiento al tema. No me disgusta este tema, me parece muy original. El solo “petrucciano” muy adecuado, ciertamente es un tema que me gusta bastante.
“Solar” es el tema número 9 de este disco homónimo, un tema demasiado estructurado para mi gusto, y muy progresivo, creo que es un tema complejo en su armonía y estructura.
Tengo que decir que este disco está muy trabajado, la creatividad es desbordante y la ejecución magnífica, quizás creo que es demasiado arriesgado. En mi opinión personal faltan más guitarras potentes y también creo que hay “genialidades” en la creación de ambientes, pero que junto con esa falta de contundencia en ciertas partes y con una bacteria muy técnica y progresiva pero poco marcada se pierden a veces los temas. Sin duda son muy buenos músicos , destaco esos teclados que logran ambientar y dar coherencia al disco, la voz es muy bonita pero quizás con algunos cambios dinámicos en ciertas partes lograría estar más viva. Algunos temas me han impactado de forma muy positiva como “Araucana” ,”Aurora” y “Bajo Tierra”.
Grabar un disco tan progresivo es muy dificultoso y tiene un mérito enorme pero también es muy arriesgado, y puede que cueste sacarle todo el partido en una escucha o en pocas, si no que hay que buscar el momento adecuado, el lugar adecuado y dejarse llevar. Si alguien busca encontrar Metal progresivo como tal no lo encontrará, pero si que encontrará detalles ... Casi está más cercano al rock progresivo con tintes folk en las melodías de voz, con toques psicodélicos en ciertos momentos, cierto embrujo de jazz y sobretodo una cosa: que son ellos mismos, tienen un sonido propio y una esencia propia, algo muy complicado de ver estos días en la Música en general, y eso es algo que les hace muy especiales y muy apreciados a la hora de llevar sus temas al directo.
Tengo que informaros que esta banda ha compartido escenarios con bandas tan importantes como ASIA, DEEP PURPLE, THE GATHERING entre otros, demostrando su valía técnica y su buen hacer en directo.
Dave Imbernon

La historia de la banda se construye con hechos concretos. Crisálida, agrupación chilena que fusiona lo mejor del rock, metal, ambient y folclor, maneja a la perfección estas cuatro coordenadas musicales. La banda se formó a fines de 1997. Catorce años después, la ilusión de crear atmósferas gracias a la música continúa intacta. Una voz femenina de calidad sobresaliente, cuatro músicos profesionales, letras con contenido, una puesta en escena cuidada y cautivante y una música que fusiona en dosis equilibradas potencia y delicadeza. Eso es Crisálida. ¿Qué tienen en común Pink Floyd, Opeth, AnaDe Chile) Thema, Los Jaivas, Porcupine Tree y Fulano? Simple, Crisálida tomó lo mejor de estos sonidos para construir emociones, texturas, ambientes y lo principal, pasión por la música. La banda en la actualidad se encuentra cumpliendo una apretada agenda de conciertos por los principales escenarios de la capital y próximamente ingresarán al estudio de grabación para registrar su tercer disco llamado SOLAR, sucesor de Raco, del cual ya se conocen dos nuevas canciones: Mantra y Atacama.” Algunos datos para considerar. “Disco revelación” de Radio Futuro para su trabajo homónimo de 2006 y “Mejor disco de vanguardia” de Rockaxis.com en 2009 con Raco; participaciones en La 2º Cumbre del Rock Chileno y el Festival de Antofagasta en 2009, donde compartió escenario con Sinergia y Los Bunkers; dos shows consecutivos de soporte para los holandeses de The Gathering, en 2007 y 2010, Deep Purple 2009 en el Club Hípico de Antofagasta; ASIA (Yes-King Crimson-ELP) el 2011 y Tony Levin - Stick Men (Peter Gabriel- King crimson) el 2012, cuatro discos oficialmente editados, confirman a Crisálida como una solida propuesta sonora y uno de los actos en vivo más honesto y cuidadoso como pocas veces se acostumbra a ver en Chile. Como si fuera poco, Crisálida vivió uno de los momento más importante de su carrera: en el marco del concierto de celebración de los 45 años de carrera musical, fueron invitados por Quilapayún a interpretar desde el rock progresivo la canción “Alharaca”, una de las más reconocidas piezas de esta tradicional agrupación musical en frente a un Teatro Caupolicán colmado de gente.
Zona de nadie

No hay concesiones en el nuevo trabajo de Crisálida. Como si supiesen que con “Solar” se gesta el salto definitorio, el quinteto muestra todo su potencial desde el inicio de su cuarto disco. En efecto, ‘Araucana’ deja más que claro, que la banda no desea guardar recursos ni desperdiciar tiempo. “Solar” es la culminación de un sonido desarrollado en 12 años de trayectoria.
Y si bien es cierto que ‘Solar’, muestra ese sonido más moderno del progresivo, en especial de grupos como White Willow o Riverside, también encontramos sonoridades propias de nuestro continente. Eso se puede escuchar claramente en el intermedio de ‘Atacama’, épico tema que continúa con este viaje iniciado en ‘Araucana’.
‘Bajo Tierra’ también responde a esta suerte de épica musical, incorporando elementos electrónicos para dar un matiz y, asimismo, actualizar el discurso sonoro. Se trata de loops simples pero que, sin duda, dan un extra a este tema. Asimismo, la utilización de esos mismos recursos, se pueden escuchar en ‘Mantra’, pero dentro de un contexto más etéreo. Y es que hasta este tema, Crisálida privilegiaba el sonido de las guitarras más crudas. Sin embargo, a la altura del cuarto tema, el grupo va jugando más con las atmósferas.
Quizás, por lo mismo, mantuvieron eso para ‘Mitos’, relato de mares y sirenas, que cuenta con un gran trabajo al piano de Mauricio Olivares y de Rodrigo Sánchez en la batería. Son justamente estos dos instrumentos, los que dan el soporte a esta canción y permiten que, por ejemplo, la voz de Cinthia Santibáñez brille por su notable interpretación.
La segunda mitad de “Solar”, inicia con ‘Kitral’, otro tema en el que la banda apuesta por ese sonido más moderno, en el que se mezclan secciones con más texturas y un coro lleno de fuerza. No obstante, dentro del elepé, este tema debe ser el más directo y en el que, de pronto, pareciese que se deja de lado esa sensación épica, que envuelve la sonoridad del trabajo en general.
Si en el tema anterior ese sentimiento épico se dejaba atrás, con ‘Aurora Polar’ y ‘Solar (pachakuti)’, se regresa a ese hilo conductor y se desarrolla aún más temáticamente: el canto a la tierra como creadora de todo. Esta suerte de “trama”, que conduce a “Solar” en su todo, explota en el desarrollo de estos dos cortes. Claramente, si bien el sonido que Crisálida ha desarrollado, corresponde a un progresivo moderno, como ya se ha mencionado, en estos dos cortes, se aprecia claramente la riqueza sonora que posee el grupo.
Por un lado, ‘Aurora Polar’ recurre a un sonido más clásico, mucho más latinoamericano, similar a lo escuchado en ‘Atacama’. Hay charangos, vientos, todo puesto al servicio del Crisálida más etéreo y folklórico. Y después, esas mismas texturas, dan paso al costadom para que la banda muestre todo su poder en ‘Solar (pachakuti)’, canto y plegaria que se mezcla con la crudeza de las guitarras a cargo de Javier Sepúlveda, en el que es el tema más pesado del disco.
“Solar” finaliza con la breve ‘Raíz’, en un intento de cerrar en alto, el viaje tanto lírico como sonoro. Aún dentro de los recovecos del rock progresivo, la banda elabora un concepto que, si bien posee todos los clichés del género en la actualidad, se inscribe dentro de una tradición nacional, sin renunciar a las ambiciones propias de un grupo que, gracias a la calidad de este trabajo, ya mira hacia otras latitudes estéticas.
Felipe Kraljevich M.

CRISÁLIDA es una banda chilena dedicada a cultivar un ágil y ecléctico híbrido de rock sinfónico y prog-metal sensible a la incorporación de cadencias fusionescas y folclóricas dentro de su entramado sonoro esencial. La banda se formó en 1997 pero recién en 2006 pudo editar su homónimo primer disco, el cual daba prioridad al elemento prog-metalero. CRISÁLIDA se puso a explorar sus deseadas potencialidades con mayor rigor a partir de su segundo disco “Raco”, publicado en 2008, el cual fue muy bien recibido por el público progresivo. Fue en este momento de su carrera que el quinteto se fogueó actuando como telonera de personalidades internacionales como THE GATHERING, DEEP PURPLE, ASIA, etc., además de su celebrada participación en el Lima Prog Fest II en la capital peruana de Lima en octubre de 2012. Este año 2012 es también el del lanzamiento de su tercer trabajo fonográfico “Solar”, el cual pasamos a comentar en esta reseña. El quinteto actualmente conformado por Cinthia Santibáñez [voz], Javier Sepúlveda [guitarras], Rodrigo Castro [bajo], Rodrigo Sánchez [batería] y Mauricio Olivares [teclados] contó con la presencia invitada de Felipe Troncoso para tocar teclados en un tema y bajo en dos.
Durando 6 ¾ minutos, ‘Araucana’ abre el disco con una impetuosa lucidez basada en el fluido manejo de cadencias fusionescas en su estructura rítmica básica mientras la furia rockera proporciona genuina vitalidad al desarrollo melódico. ‘Atacama’ sigue a continuación con la misión de proyectar atmósferas intimistas a la vez que se preserva el punche rockero en algunos pasajes estratégicos: la solemnidad progresiva está a flor de piel, patente sin atenuantes, con alusiones al modelo clásico de YES y la faceta vulnerable de DREAM THEATER. ‘Bajo Tierra’ y ‘Mantra’ se encargan sucesivamente de perpetuar la dinámica general del repertorio: la primera de estas canciones se centra en ahondar en vibraciones sonoras sólidamente expresionistas, mientras que la segunda crea una síntesis entre ‘Araucana’ y ‘Atacama’: este mismo tipo de síntesis lo volveremos a encontrar un poco más adelante en ‘Kitral’, con la salvedad de que el despliegue de polenta es un poco más notorio. ‘Mitos’, por su parte, exhibe las aristas más líricas de la banda en el contexto de una emotividad intensa cuyo empuje esencial es manejado con suma elegancia: incluso se puede decir que CRISÁLIDA está, en cierta medida, aproximándose un poco al estándar del MATRAZ de “Gritaré”. ‘Aurora Polar’ emerge como una bella power-ballad que encapsula la fuerza de RUSH y la espiritualidad etérea de PINK FLOYD: su gancho es tan notable que cuando termina se siente demasiado pronto para su conclusión, pero es justamente tras su final que llega la hora de ‘Solar (Pacahkuti)’, canción que recoge un férreo delineamiento de los momentos más progresivamente mágicos del repertorio precedente para llevarlos hacia su máxima expresión de vigor y dramatismo. De hecho, se trata del clímax crucial del disco en sí, una amalgama perfecta de prog-metal y tradición sinfónica. Los últimos 4 ½ minutos del álbum están ocupados por ‘Raíz’, un hermoso epílogo armado por Olivares al piano y a las capas orquestales, un recurso de solemnidad reflexiva que redondea la culminación de la espiritualidad desarrollada en la secuencia de las dos canciones precedentes.
Hace poco, la gente de CRISÁLIDA ofreció un concierto muy especial por su 15to. aniversario el pasado 28 de diciembre en la Sala VSD Vespucio, contando para la ocasión con invitados especiales como el bajista Braulio Aspé (de OCTOPUS) y Cristian Carrillo (ex- guitarrista de la banda). ¡Y cómo olvidar su presencia en uno de los lugares culminantes del cartel del Lima Prog Fest II, que tuvo lugar en Perú en octubre pasado! Por lo escuchado en “Solar” respecto a la inversión de musicalidad, vitalidad y creatividad, podemos asegurarnos de que CRISÁLIDA todavía tiene muchos años más en el horizonte para seguir aportando cosas interesantes al sueño de la música progresiva en Chile.
César Inca

Y como siempre, algo en inglés:

Hello metal friends. I've just come from my holidays and what could be better than listening to some good music. Today I'll tell you about Crisálida's new stuff, a progressive rock band from Chile. This album is called 'Solar' and it's their third.
Crisálida are: Cinthia Santibáñez (vocals), Javier Sepúlveda (guitars), Rodrigo Castro (bass) and Rodrigo Sánchez (drums).
A deep piano opens the door to this new work, the track is called 'Raíz', with a flute and synths creating atmospheres that will later join to consolidate the song and end up hardening the harmony. It's a very good way to start listening to this album, I really like it. The band's been careful with all the details in the song, and it's very well performed.
The listening carries on with 'Araucana', with irregular rhythms in the drums, with 'stroboscopic accentuations' in its riffs and details that take us to a 'progressive journey'. The warm voice unifies with its melody 'progressive' rhythms with sharp guitars and those unmistakable keyboards which colour the song. Good changes in some parts, although some of it might be a bit sudden. A well-played song, without many embellishments. The truth is I'm not used to listening to progressive bands without many frills and sometimes it seems I'm listening to Baroque, more than any other thing. In this case, that's not the problem.
'Atacama' is the third song of the album. The song starts smooth, always with that progressive cadence that is not lost at any moment. The melody of the vocals enters very well, I perceive a 'folk undertone' in the base, although I'm not an expert about Araucanian music culture. By the half of the song there is a sort of pianistic interlude with that environmental flute that grows stronger to end up in a progressive orgasm, like 'Dream Theater-style' with a beautiful, deep guitar solo. It's without a doubt a good song, personally I like it very much, the melody of the voice is really beautiful.
A heavy and remarked riff opens 'Bajo Tierra', the next track. Electronic sounds contain an ethereal voice melody, with a very progressive atmosphere bordering the psychedelic, the chorus pleases me. I think the song is well created, with a lot of details, There is a great deal of care over the bass performance, and it's well perceived. A deep, male off-voice talks to us, leading us into the song; an exquisite guitar solo bordering the sublime makes me close my eyes and relax. Great song, I love it.
With 'Mantra' the psychedelic doesn't fade -withouth leaving such characteristic environmental sound in this production, I keep letting the song surround me. Jazz influences in its harmonies, the melody is long, deep, matches well, and it's as if, together with the keyboards, they surrounded me. I admit it was hard to connect with this song at first, but, as it does one, I like it more. I'm halfway through the song where there is a space for controlled distortion, which play with surrounding electronics.
'Mitos' goes on stage... A smooth piano together with the bass plays with our ears even creating feelings. The atmosphere borders the jazzistic with 'new age' influences. Maybe it's a bit slow to my ear and I feel too many metrical differences between the voice and the rest, maybe it's too modern for my old-fashioned ears. The solo is not bad but, in my opinion the base is much better.
The strength comes back with 'Kitral'. A little more agressivity in the guitars, with a more agressive riff, and that off-beat bass is alright, perhaps in this song the voice melody dissolves too much. I find the chorus is better, but I think this track gets a bit lost. It dragged, and I think it's because of that cadence and a too marked harmony.
'Aurora' is the eighth track, I like the start a lot, always atmospherical, very well created harmonies, the beautiful melody and keyboards bathing in the harmony and liking the track. Halfway through the song, powerful long guitars and stronger drums give volume and motion to the song. I don't dislike it, I find it very original. The 'petruccian' solo is very suitable, I truly like this song.
'Solar' is ninth of the same-named album, a too-structured track in my opinion, and very progressive, I think it's a complex song in its harmony and structure.
I have to say there is a lot of work on this album, creativity is boundless and the performance, magnificent. I think it's maybe too risky. In my opinion, more powerful guitars are missing and I also think there are brilliant ideas about the creation of environments, but those, together with the lack of force in some parts and with very technic and progressive drums but lightly marked, make the songs get a bit lost sometimes. They are very good musicians without a doubt, I remark those keyboards that give atmosphere and coherence to the album, the voice is very beautiful, but perhaps it would be more lively with some dynamic changes in some parts. Some songs have positively surprised me, like 'Araucana', 'Aurora' and 'Bajo Tierra'.
Recording such a progressive album is very difficult and has a huge merit, but it's also very risky, and it might be hard to make the most of it in just one or few listenings, but you have to look for the right moment, right place and let yourself get carried away. If someone expects to find progressive metal itself, they won't find it, but there are details... It's almost closer to progressive rock, with folk nuances in the voice melodies, with psychedelic touches in certain moments, some jazz magic and specially one thing: they are themselves, with their own sound and essence, something really hard to see nowadays in music, generally speaking, and that's something that makes them very special and appreaciated when it comes to play their songs live.
I have to inform you that this band has shared stage with other important bands like ASIA, DEEP PURPLE and THE GATHERING among others, proving their technic worth and savoir-faire on stage.
Judith Sáez

Otro disco recomendado y en exclusiva del blog cabezón!!!

www.crisalida.cl
www.myspace.com/crisalidamusic
www.facebook.com/crisalidamusic






4 comentarios:

  1. Download: (Flac + CUE + Log - No scans)
    http://pastebin.com/SaakES6U
    Password: neckwringer

    De nuevo, gracias Nec!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigos por compartir tan interesante grupo Crisálida!!
    Pasen por mi blog, encontrarán más buena música:
    http://loooloblog.blogspot.com.es/
    Salud!!

    ResponderEliminar
  3. Nuevos links:

    http://pastebin.com/8iPb3ENA

    ResponderEliminar




Lo más visitado...

Lo más visitado en el mes

Lo más visitado esta semana